Política Chile

CESANTÍA

10.500 empleos “recuperados” después del desconfinamiento de los 1,8 millones de cesantes que ha dejado la pandemia

Según el Ministro de Economía, 10.500 trabajadores volvieron a sus empleos, cifra completamente marginal si se la compara con más de los 700.000 suspendidos y 1,8 millones de cesantes (según el INE) durante la pandemia. Desde el gobierno dicen que es su responsabilidad moral devolverle el empleo a todas estas personas para que puedan darle sustento a sus familias.

Martes 22 de septiembre de 2020

Después del fin de semana de fiestas patrias, con gran parte de comunas del país en cuarentena y otras en pasos de transición, el ministro de Economía, Lucas Palacios comentó que hubo una “exitosa reapertura” de restaurantes en Santiago que se encuentran en zonas con fase de preparación del plan Paso a Paso, la cual según él, permitió recuperar 10.500 empleos, lo que equivale al 45% de los restaurantes de estas zonas.

El ministro afirma que “el trabajo no se compara con ninguna política pública”, que “la mejor política social es el trabajo”, por lo que ellos desde el gobierno tienen la “responsabilidad moral” de hacer que todas esas personas que se quedaron sin empleo puedan ir recuperando sus puestos, para así poder llevar el sustento a sus familias.

Dice que la mejor política es el trabajo, y que no se puede comparar con políticas públicas, ¿pero qué pasa con todos los riesgos que conlleva, el que esas personas vuelvan a trabajar en plena pandemia? Como siempre, es más fácil arriesgar y precarizar la vida de las trabajadoras y trabajadores que perjudicar la economía. y quitarle recursos a los capitalistas.

El Ministro habla de responsabilidad moral, cuando después de todos estos meses de pandemia, lo único que realmente han hecho bien, ha sido cuidar las ganancias de todos los empresarios millonarios del país, incluso destinando la mayor parte de los recursos de los planes económicos para sus bolsillos, mientras que lo poco restante lo han destinado para “ayudar a las familias más vulnerables”, que en realidad es hacerlos sobrevivir para que puedan trabajar. Han hecho gastar sus ahorros a todas y todos los que se han visto suspendidos con la “Ley de protección al empleo”, en vez de asegurarnos un sueldo que nos permita superar tranquilos y protegidos la incertidumbre de la pandemia.

Ya sabemos que el 2020 ha sido un año más que complicado para la clase trabajadora y el pueblo pobre del mundo entero y de la economía en conjunto. En pleno desarrollo de la crisis más profunda en décadas se vuelve a confirmar, con el Covid-19, que los gobiernos están más preocupados de proteger los intereses empresariales, que otra necesidad.

En Chile este año las cifras de cesantía han llegado a rangos solo comparables con la crisis de 1982.

Esto sin contar la gran cantidad de suspendidas y suspendidos en todos estos meses de pandemia (sobrepasan los 710.000) que se han acogido a la “Ley de Protección del Empleo”, los cuales han tenido que sobrevivir con sus ahorros del seguro de cesantía, que como sabemos, sólo puede abarcar pocos meses y nunca llegar a igualar el sueldo normal. Mientras que también a muchos otros les han precarizado aún más, arriesgándolos al contagio, para no perder los empleos.

Se hace urgente una salida propia de la clase trabajadora, una salida que sea realmente favorable para todas y todos, donde podamos pensar y actuar en conjunto, para hacer que sean los empresarios los que paguen la crisis y no nosotros

Esto solo es posible con la lucha por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana, conquistada mediante una huelga general y con la perspectiva de un gobierno de las y los trabajadores y que sea en ruptura con el sistema capitalista que lo único que hace es incrementar las desigualdades.






Temas relacionados

Plan paso a paso   /   Nueva normalidad   /   Chile Vamos   /   Política Chile   /   Sebastián Piñera   /   Crisis económica

Comentarios

DEJAR COMENTARIO