Mundo Obrero Chile

SOCIEDAD

1980: Se crean las AFP, un negocio redondo a costa de nuestros bolsillos

En noviembre de 1980, en plena Dictadura Cívico-Militar y entrando a la década de las grandes privatizaciones en Chile, José Piñera atacó nuevamente a la clase trabajadora, creando las Administradoras de Fondos de Pensiones o AFP, instituciones que se convirtieron en un negocio redondo para la clase empresarial y que hoy en día están totalmente ilegitimadas.

Domingo 15 de marzo de 2015 | 22:03

En la década del 80’, en plena Dictadura Cívico-Militar y a costa de la violenta represión por parte de las Fuerzas Armadas, la derecha y los empresarios, en Chile comenzó una ola de privatizaciones, y con esto, el terreno propicio para que la clase empresarial y sus políticos convirtieran todo derecho fundamental en un negocio redondo. Las pensiones, los ahorros de años de trabajo y la seguridad al momento de jubilar, pasaron a transformarse en millonarias ganancias que definitivamente no benefician a las familias trabajadoras: las AFP.

Corría el mes de noviembre de 1980 cuando José Piñera, creador también del anti-obrero Plan Laboral, impulsó un nuevo modelo para administrar las pensiones y ahorros de miles de personas, a través del Decreto Ley 3.500, llamado Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), las cuales pasarían a estar en manos de empresas privadas, bajo una lógica de capitalización individual.

Desde el 31 de diciembre de 1982 hasta la fecha, las AFP pasaron a ser el único sistema de previsión social para todas las personas que se van incorporando al mundo laboral, lo cual no rige para los miembros de las Fuerzas Armadas y Carabineros, quienes tienen sistemas de pensiones y cotizaciones en base a la modalidad de reparto, en la Caja de Previsión de la Defensa Nacional (CAPREDENA) y en la Dirección de Previsión de Carabineros de Chile (DIPRECA).

La metodología para robar toda una vida de trabajo

¿Cómo es el funcionamiento de las AFP? Cada vez que los trabajadores llegan a su décimo día del mes, el 10% de su salario es transferido como cotización a la AFP correspondiente, es decir, alrededor de $27.600 mil (tomando como base el salario mínimo establecido) pasan a las manos de empresas privadas, las que administran a su antojo los ahorros de años de trabajo. Entre las empresas que más se benefician a costa de los bolsillos de los trabajadores se encuentran IPSA (Cencosud, Endesa, Latam, Enersis, Falabella, Colbún, Copec, Soquimich, AES Gener, CMPC) y 10 bancos, que reciben la suma de US$41.500 millones.

Pero, eso no es todo. Las AFP no sólo ‘administran’ el dinero de miles, sino que lo utilizan para invertir y obtener ganancias aún más millonarias. En palabras del economista Gonzalo Durán “las AFP invierten el dinero de los trabajadores en los bancos, por ejemplo, en depósitos a plazo, cuyas tasas de interés fluctúan entre 4% y 4,5% anual. A su vez, estos mismos bancos, prestan ese dinero a los trabajadores por medio de créditos de consumo, a tasas anuales de 25% (…) Un negocio redondo. El 90% de las pensiones que pagan las AFP tienen un monto inferior al 64% del sueldo mínimo” (Publimetro, 13 de marzo de 2015).

Según el investigador Marcos Kremerman “el 90% de los pensionados con pensión programada recibe pensiones inferiores a $144.000”, mientras que el promedio de las ganancias diarias de las AFP es de $1 millón. En este sentido, las precarias jubilaciones empeoran cuando se trata de las mujeres trabajadoras, ya que un 93% recibe menos de $147 mil, mientras que el 87% de los hombres gana dicho monto.

Esta brutal realidad afecta a la mayoría de la población trabajadora, la que gana un mísero salario mínimo de $225 mil, en un contexto de profundo cuestionamiento hacia las instituciones del régimen político y la clase empresarial. Al mismo tiempo que por los medios de comunicación se ve cómo políticos de derecha y empresarios son encontrados culpables de fraudes, corrupción y robos.

Este 24O todas y todos a movilizarnos contra el proyecto del gobierno. ¡No + AFP!

Por su parte, el gobierno de Piñera está a punto de presentar el proyecto final de reforma al sistema de pensiones que, tal como hemos informado en La Izquierda Diario, busca proteger el modelo de "capitalización individual" y mantener intactas las ganancias de los empresarios y dueños de las AFP.

Algunos de los ejes de la propuesta del gobierno es la creación de un "seguro solidario", que vendrá del alza de 4% de las cotizaciones que realizan las y los trabajadores. Por otra parte, el llamado "Pilar Solidario" aumentaría en un 42% de manera gradual, partiendo con un 10% durante el primer año. Actualmente, el monto de la Pensión Básica Solidaria de Vejez e Invalidez es de unos míseros $104.646, recibidos por un 40,5%, es decir, 583.505 personas, y el aumento que propone el gobierno seguiría manteniendo pensiones inferiores al sueldo mínimo, específicamente para los sectores más pobres.

Además de lo anterior, el gobierno de Piñera instala otro punto sobre "aumentar la competencia", que concretamente es darle espacio a que más empresas privadas se incluyan en el negocio millonario de las AFP, como cooperativas de ahorro y crédito, cajas de compensaciones, entre otras entidades.

Ante esto, la Coordinadora No + AFP convocó a una Protesta Nacional este 24 de octubre, y son diversas las manifestaciones que se realizarían en distintas ciudades del país. En opinión del presidente del Sindicato Komatsu Reman, William Muñoz, "este miércoles y el próximo 8 de noviembre, día en que se realizará el paro convocado por la CUT, debemos ser miles en las calles, e impulsar una fuerte unidad de las y los trabajadores, de los sindicatos, federaciones y organismos, que sirva para coordinar las distintas luchas y reivindicaciones que se están generando, como contra los despidos, y huelgas como en Subus, para que así podamos generar una gran fuerza y poder enfrentar las reformas neoliberales de Piñera, como en pensiones y laboral", comenta el dirigente.

"Si queremos frenar los planes del gobierno, detener los despidos que han afectado a miles de familias solo este año, las alzas de precios como en el transporte público y mejorar las condiciones laborales de los choferes; conquistar pensiones y salarios acorde a la canasta familiar de $450.000, y un sistema de reparto solidario, tripartito y gestionado por trabajadores y jubilados, entre otras reivindicaciones, debemos estar unidos y coordinados, movilizarnos en las calles junto a los estudiantes, las mujeres, y no continuar aislados", concluye Muñoz.

Te puede interesar: Protesta Nacional No + AFP: ¡nos movilizamos contra el proyecto neoliberal del gobierno!

Te puede interesar: NO+AFP y Paro Nacional CUT: necesitamos plan de lucha desde las bases para derrotar las reformas de Piñera






Temas relacionados

AFP   /   Sistema de Pensiones   /   Pensiones   /   Mundo Obrero Chile   /   NO + AFP   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO