Economía

ECONOMÍA

5 razones para organizarnos en contra del TPP-11

Este acuerdo económico y comercial busca imponer nuevas reglas.Aquí les mostramos cómo precarizará aún más nuestras vidas y el por qué debemos exigir su rechazo.

Romina Fuentes

Licenciada en Medicina Veterinaria de la U. de Chile y militante de Pan y Rosas y Vencer

Martes 16 de abril | 08:16

El TPP es un acuerdo de libre comercio entre 11 países, donde está incluido Chile. Este acuerdo económico y comercial busca imponer nuevas reglas en torno a áreas como la salud, derechos laborales, el uso del internet y el medio ambiente para proteger las ganancias de las grandes transnacionales. Muchos pensarán que este acuerdo de libre comercio no es nada nuevo, pero aquí les mostramos cómo el TPP-11 viene a precarizar aún más nuestras vidas y el por qué debemos exigir su rechazo.

1.Si hoy, por ejemplo, eres trabajador o trabajadora, de firmarse el TPP-11 podrían no ser reconocidos tus derechos como el derecho a huelga, indemnización, vacaciones pagadas y el el pre y post natal (¡otro golpe para nosotras!). Ya que el TPP solo reconoce 5 derechos fundamentales: derecho a negociación colectiva, eliminación del trabajo forzoso, la abolición del trabajo infantil, la discriminación en el trabajo y condiciones “aceptables” de trabajo. O sea, ¡lo mínimo! y sabemos que ni siquiera eso se respeta!

2. O si eres de los estudiantes que baja papers, música, no podrás descargar esta información libremente, ya que el derecho de autor se extiende a más de 70 años y esto podría ser considerado como un delito.

3. En relación a la salud, el TPP-11 extiende a 8 años las patentes de los medicamentos biológicos, lo que limitaría la fabricación y venta de los medicamentos genéricos. O sea, nos condenan a pagar recetas más caras y limitan aún más nuestro derecho a la salud.

4. Respecto a la alimentación, se obligará a los campesinos a que registren todas sus variedades de semillas (¡cosa que es imposible!) para evitar su privatización. Es decir, para evitar que el día de mañana les vendan sus propias semillas, ahora modificadas, a un precio más alto ¿Negocio redondo no?

5. Bayer-Monsanto, semilleras productoras de transgénicos y agroquímicos cancerígenos y las farmaceúticas, podrán demandar en tribunales internacionales al Estado en caso de que sientan que se toma alguna medida que pueda afectar sus ganancias.

¡Debemos organizarnos! No podemos confiar que los diputados de la Nueva Mayoría rechacen el TPP-11, cuando fue el Gobierno de Bachelet el quien lo impulsó. Tampoco podemos confiar en la derecha, que está haciendo lo posible para que este tratado se apruebe.

Por su parte, el Frente Amplio no viene impulsando movilizaciones puesto que aspiran a lograr un rechazo parlamentario junto con la NM. Cuando es utópico creer que quienes impulsaron este tratado legislen ahora, a nuestro favor.

Si queremos terminar con el saqueo de las trasnacionales y queremos proteger nuestros recursos, tenemos exigir el rechazo del TPP-11, tal como lo vienen haciendo en Campus Sur, en JGM, en Salud de la Universidad de Chile. Que se discuta en nuestras facultades qué hacemos para rechazar el TPP y cómo organizarnos. Como jóvenes que conocemos sus implicancias no podemos quedarnos de brazos cruzados y cederle un paso más a quienes quieren seguirnos robando.

Pero no podemos rechazarlo a la espera de un tratado donde todos ganen como sugiere Giorgio Jackson, ya que lo que está en juego para las grandes trasnacionales, es mejorar las condiciones para el saqueo de los recursos naturales. Si queremos enfrentarlos, hagámoslo de raíz.

Es que sería utópico pensar que sólo rechazando el TPP, les arrancaremos a las grandes trasnacionales nuestros recursos. Por eso, vamos por la renacionalización de los recursos naturales bajo la gestión de sus trabajadores y de sus comunidades. Quienes son los únicos que pueden protegerlos y ponerlos a disposición de nuestras verdaderas necesidades y no de la voracidad de quienes no descansarán hasta robarnos todo.






Temas relacionados

TPP11   /   TPP   /   Movilizaciones   /   Movimiento estudiantil   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO