Política Chile

REPRESIÓN

"A mi hijo lo mataron, porque era el único negro que estaba en la fila"

"En una hora se le truncaron los sueños. A mi hijo lo mataron, porque era el único negro que estaba a en la fila, para su asesino fue un blanco fácil" señaló la madre del joven, Mery Cortez, quien es también dirigenta de la comunidad ecuatoriana en Coquimbo.

Martes 15 de septiembre | 18:17

Romario Veloz era un joven de origen ecuatoriano de 26 años, que vivía hace 17 años en Chile, estudiaba primer año de Construcción Civil en Inacap y tenía una hija de tres años. Fue asesinado por militares en el marco de una movilización realizada 20 de octubre del 2019 en la región de Coquimbo a pocos días de iniciada la rebelión popular.

Ese 20 de octubre se realizó una marcha en la avenida Francisco de Aguirre, con destino al mall Plaza de La Serena. Según diversos testigos fue personal del Ejército el que comenzó a disparar sin previo aviso. Romario Veloz falleció tras recibir un disparo que perforó su cuerpo. Junto a él, dos personas más resultados heridas a bala.

"En una hora se le truncaron los sueños. A mi hijo lo mataron, porque era el único negro que estaba a en la fila, para su asesino fue un blanco fácil" señaló la madre del joven, Mery Cortez, quien es también dirigenta de la comunidad ecuatoriana en Coquimbo.

Mery entregó su testimonio a la Comisión de Derechos Humanos del Senado.

Allí señaló que "solo al negrito le tiraron directamente a matar" y fue enfática en señalar: "Mi hijo no estaba saqueando el mall, lo mataron frente al terminal, frente al monumento a Gabriela Mistral".

Con profundo dolor señaló a la comisión: "En qué parte dice que está prohibido ser negro, no logro entender que mi hijo esté muerto por ir caminando en una marcha con las manos en los bolsillos".

"Qué falta de respeto, que falta de humanidad que no den la cara", señaló además por la ausencia de los militares en la comisión, que se negaron a dar la cara. No sólo se ausentó el comandante en jefe del Ejército Ricardo Martínez, sino también los ministros de Interior y Defensa, Víctor Pérez y Mario Desbordes.

La abogada de la familia, Adriana Rojas señaló, a casi un año del asesinato del joven: "Hay atisbos evidentes de discriminación hacia Romario y su familia. Hubo un acto que termina con la vida de una persona, no obstante a eso, tenemos un proceso judicial que avanza tremendamente lento, porque depende de información que entrega el Ejército, que se entrega de manera parcelada, incompleta".

Nuevamente otro caso en la completa impunidad, tanto de los responsables materiales de este aberrante crimen, como de los responsables políticos del gobierno de Sebastián Piñera. Hoy más que nunca debemos exigir el juicio y castigo a todos los responsables, políticos y materiales de la rebelión.






Temas relacionados

Represión en Chile   /   Derechos Humanos   /   Política Chile   /   Militares

Comentarios

DEJAR COMENTARIO