SEMANARIO

AKIRA: El antes y el después del anime

Eton

AKIRA: El antes y el después del anime

Eton

El 18 de Julio de 1988, se estrenó una de las obras cumbre de la animación japonesa, la cual significó en gran manera la apertura del occidente a esta clase de arte, que actualmente se viene convirtiendo en pasión de multitudes, y con una industria cada vez más grande y diversificada.

La industria de la animación japonesa ha crecido de manera exponencial durante los últimos años, instalándose como un nicho de entretención para un importante sector de espectadores, que vibran con distintas serie y películas.

Desde su nacimiento al alero de las guerras mundiales, y la búsqueda por ser una alternativa a las costosas producciones norteamericanas, la expansión y proliferación del anime a través del país nipón, ha significado al mismo tiempo la consolidación de un mercado que hace unas décadas, no escapaba de generar un impacto aún incipiente, pero que hoy, ha conseguido traspasar las fronteras de su propio territorio, e instalarse fuertemente en la cultura de masas.

En los años 80, emerge con fuerza la denominada “Edad de Oro” de la animación japonesa, en la que un número importante de series y producciones audiovisuales comienzan a exportarse a distintos países y continentes, tomando bastante peso en España, EE.UU, y también alcanzando a países de América Latina, que comienzan a apostar por nuevas producciones dentro de sus parrillas infantiles. Dragon Ball, Caballeros del Zodiaco, Ranma ½ y Rurouni Kenshin, serán algunas de las series, que florecerán durante esta época.

Akira y la revolución sakuga en occidente

Sin duda una de las obras que significó el puntapié en la promoción del manga y la animación japonesa en occidente, fue Akira de Katsuhiro Otomo (Memories, Steam Boy) en 1988, quien ya venía dando que hablar con su pasada participación en la obra maestra Robot Carnival, junto a otros maestros de la animación como Hidetoshi Oomori y Yasuomi Umetsu.

La obra catalogada dentro del género ciberpunk, siendo una de las más caras dentro del género (1.000 millones de yenes), cumplirá 31 años desde su emisión el 18 de Julio de 1988, siendo recordada hasta el día de hoy como material de culto entre la juventud, y la vanguardia más ávida de este fenómeno oriental.

Esta intromisión japonesa en nuestra cultura, significo al mismo tiempo, el desarrollo de nuevas técnicas de animación y perfeccionamiento de los materiales elaborados por cada vez nuevos trabajadores y trabajadoras de la industria. Este perfeccionamiento del anime se conoce en occidente como “Sakuga”, traducción de “dibujo anime” en japonés, y que ha significado que hermosas y brillantes obras de la animación japonesas hayan podido abrirse paso más allá de su género cinematográfico, siendo analizadas por la crítica y el circuito especializado. Basta recordar el triunfo de “El Viaje de Chihiro” del renombrado artista Hayao Miyazaki, en el Festival Internacional de Cine de Berlín, llevándose el Oso de Oro a mejor película el año 2002, y a mejor película animada en los Oscar del año 2003 (1), imponiéndose históricamente a producciones provenientes de Disney.

¿Qué es Akira brevemente?

Como señalamos anteriormente, Akira se inscribe dentro del género “ciberpunk”, es decir un tipo de sociedad distópica en la que se puede visualizar un impresionante desarrollo de las tecnologías, pero acrecentada por las diferencias de clase al interior de las comunidades y en presencia de importantes revueltas, como un género literario inspirado en la caída de los denominados “grandes relatos”, y en el ascenso del neoliberalismo en aquel proceso a escala mundial conocido como ”restauración burguesa”.

Inspirado por el futurismo presente en el cine de Ridley Scott (Alien, Blade Runner), y el cine norteamericano de finales de los 60, como Easy Rider, la historia trata sobre Shotaro Kaneda y Tetsuo Shima, dos amigos que comparten junto a su grupo de compañeros motociclistas, la adrenalina de enfrentarse con otras pandillas, siempre al filo del peligro. Sin embargo sus vidas se verán resquebrajadas por distintos acontecimientos que pondrán a prueba su amistad, entre ellos un experimento llevado a cabo por altas autoridades de las Fuerzas Armadas, un grupo de rebeldes que conspiran en contra de los burócratas del gobierno que aprueban el último recorte fiscal, y el encuentro con unos niños relacionados directamente al mito de Akira y su llegada milagrosa.

Así comenzarán un viaje épico por los callejones y pasadizos de Neo Tokyo, abriéndose paso entre cantinas de la mala muerte, prostíbulos, y parques, adentrándose en las profundidades de la mente humana. Encuentros y desencuentros en medio del colapso inminente de una humanidad perpleja por un poder, hasta ese momento impensado.

Del manga a la versión animada

El manga de Akira dio su primera entrega el 20 de Diciembre de 1982, para la revista Young Magazine, y entregando su último volumen el 25 de Junio de 1990, pero no sin antes haberse convertido en una obra de renombre, incluso llevándose el premio Kodansha en 1984, con el cual han sido reconocidos grandes artistas de la talla de Osamu Tezuka, el padre del manga. Tal recepción fue la que permitió llevar a la pantalla quizás la obra más significativa relacionada a la expansión de este género animado y literario de la cultura nipona. Y si bien se ha generado un notorio traspaso de la experiencia de las series de la televisión, a la Animación Original para Video (OVA), y luego al formato de crunchyroll, es decir una parrilla tipo netflix de Anime, ha sido este mismo cambio lo que ha llevado desde el año 2013 a vivir su periodo más dinámico de comercialización, donde incluso sectores relacionados a la casta política y los empresarios japoneses, de manera oportunista han intentado desarrollar formas de ligar la cultura de masas a técnicas comunicacionales para promover la inversión de capitales e incentivar la economía.

La industria animada japonesa en la actualidad

Estadísticas emanadas del Teikoku Databank (2), empresa relacionada a la economía nipona, y la transacción en el mercado, señalan un crecimiento significativo en el número de productoras de anime durante las últimas décadas, al igual que el número de empleados por compañía, y sobre todo en las ganancias provenientes del impacto de las producciones, llegando a tener algunas productoras, ingresos superiores a los 1.000 millones de yenes anuales (10 millones de dólares), donde si bien hubo una importante caída durante el año 2007 producto de la devaluación del DVD, sumado a la externalización de las compañías a zonas como China, Corea del Sur y el Sudeste Asiático, ampliando el mercado de las series animadas y películas, por medio del vínculo con la industria de los videojuegos, permitió restablecer el crecimiento de los ingresos, incluso llegando a incrementarse en un 6% el 2017, respecto a su año anterior.

De igual manera, la cantidad de producciones se ha incrementado de manera considerable desde el año 2013 hasta hoy, donde durante el año 2016 más de 350 series fueron emitidas a través de televisión.

El impacto del anime en Latinoamérica y en Chile

De acuerdo a las apreciaciones de la distribuidora Diamond Films, Chile sería uno de los principales consumidores de anime en Latinoamérica, junto con Perú (3). Cabe mencionar que en Chile se viene realizando una apuesta a la distribución de ciertas cinematográficas de animación japonesa, como fue hace algunos años “El niño y la bestia” que tuvo una muy buena respuesta del público chileno en los cines, y posteriormente “Your Name”, que cosechó un gran éxito en Japón volviéndose la película más taquillera de la historia en dicho país. Y aunque programas hechos para actuales nostálgicos como “El Club de los Tigritos” o “Zoolo TV”, son parte del pasado el nivel de influencia alcanzado por la industria nipona, ha construido un fuerte nicho de seguidores en Chile, donde más allá de declararse Otakus (fans en aponés) o no, la complejidad de sus tramas económicas, políticas y sociales, las bandas sonoras de alto nivel, y un sentido estético incomparable, siguen haciendo vibrar a miles de seguidores, que permanentemente se atreven a experimentar con nuevas y antiguas series, que en muchos casos escapan de representar a un cúmulo pequeño de personas, y han sobrevivido instalándose como cultura de masas. Heidi, Remi, Marco, Lady Oscar, Dragon Ball, Caballeros del Zodiaco, Samurai X, Pokemon, Naruto, Bleach, Jojo’s Bizarre Adventure, Cazador X, Shingeki No Kyojin, y así un número interminable de series, pero eso ya podría ser material de otro artículo.

(1) https://www.imdb.com/title/tt0245429/awards?ref_=tt_awd
(2) https://www.nippon.com/es/features/h00279/
(3) http://mouse.latercera.com/chile-anime-latinoamerica/#

VER TODOS LOS ARTÍCULOS DE ESTA EDICIÓN
CATEGORÍAS

[Animé]

Eton

COMENTARIOS