EDUCACIÓN

Abandono: 218 escuelas públicas podrían cerrar mientras Piñera se enfoca en represión a la juventud

Mientras el gobierno de derecha criminaliza a la juventud con Aula Segura, Control de Identidad y el programa “Elige vivir sin drogas”, amenaza con limitar aún más la educación pública, cerrando escuelas y liceos, en el que se educan las y los estudiantes de bajos recursos.

Sábado 20 de abril | 07:07

Los malos resultados según la Ley de Aseguramiento de la Calidad, afectaría a colegios rurales y a los establecimientos enfocados en inclusión, es decir, los que acogen a un amplio sector de inmigrantes y a los que contienen a las y los estudiantes con mayor situación de vulnerabilidad.

Un ejemplo: la Escuela Unión Latinoamericana, ubicada en Estación Central, donde el mayor porcentaje de estudiantes son inmigrantes. La problemática que se genera, por lo menos en el caso de haitianos, es el idioma, además de todos los problemas de hacinamiento y de pobreza provocadas por la misma situación precaria que mantiene el Estado de Chile a sus padres, las trabas en los papeles para la permanencia, y los bajos salarios.

A lo anterior se suman colegios de básica, de distintos lugares del país asociados a un alto índice de matrículas, como la escuela Diego Portales en San Bernardo, la escuela Cerro San Francisco en Talcahuano, o escuelas rurales con baja asistencia como la escuela Cauñicú, ubicada en el Alto Bio Bío, por los problemas geográficos de la zona.

Según la Ley de Aseguramiento de la Calidad, si los establecimientos son nuevamente catalogados como “insuficientes” durante el 2019, tendrían el 2020 para repuntar, y “si no lo logran”, el 2021 los cerrarían. Para enfrentar esta medida, directivos han resuelto contratando profesores asesores, o implementando medidas de cómo asegurar la asistencia. Lo que no se discute para nada, es la estandarización de las mediciones como el SIMCE, y la falta de financiamiento para implementar medidas de mejoras.

Paralelamente a estas medidas el gobierno de la derecha, con apoyo de sectores de la oposición, han atacado a la juventud con medidas como el Aula Segura donde hace dos días allanaron a 10 estudiantes en el Darío Salas, al fiel recuerdo de la dictadura, así como instalar las medidas del Control de identidad en el Debate, o el “Programa Elige Vivir sin drogas” con un mayor incremento de la Fuerza Policial. Bajo esta lógica Kast, llegó a plantear la necesidad de un toque de queda para las y los estudiantes más jóvenes.

Te puede Interesar: Ningún niño nace delincuente: “Las profesoras sabemos que el control de identidad es discriminación y no soluciona la delincuencia

Alejandra Decap, candidata en la Lista B, de Vencer en la Fech, con la Fuerza de las mujeres, trabajadores y juventud, se refiere a esta problemática: “desde nuestra lista a la FECH rechazamos rotundamente el proyecto de toque de queda contra los menores y creemos que la niñez y la juventud deben estudiar en liceos y escuelas públicas con financiamiento integral, para no depender nunca más del sistema perverso de subvención escolar, que segrega a los pobres. La universidad debe volver a ser gratuita”.






Temas relacionados

Colegio de Profesores   /   Educación en crisis   /   Profesores   /   Inmigrantes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO