Juventud

EDUCACIÓN

"Admisión justa" y selección segregadora

Junto con conocerse los resultados de la PSU, el gobierno anunciaba una reforma a la ley de inclusión , reponiendo el debate educativo.

Joaquín Romero

Militante del Partido de Trabajadores Revolucionarios

Miércoles 16 de enero | 13:20

Los resultados de la PSU nuevamente no entregaron mayores sorpresas, salvo que por primera vez las postulantes mujeres a las universidades superaron a los varones (56% versus 44%), dato que se explica no por que se este logrando "equiparar la cancha" sino que este año aumento también la proporción de estudiantes de promociones anteriores que postularon a las universidades.

Nuevamente los colegios particulares de élite acapararon los cupos de las más "prestigiosas" universidades, los particulares subvencionados siguen aplastando a la educación pública y los colegios municipales solo aparecen en las nominas de selección universitaria gracias a los denominados colegios emblemáticos,

A rasgos generales esa sigue siendo la fotografía del ingreso a las universidades, reflejando lo poco que ha cambiado el panorama educativo desde el año 2006 con las protestas de los pinguinos.

Otra "novedad" de la agenda educativa ha sido ver la ministra Cubillos realizando maniobras pirotécnicas para reponer el debate educativo y azuzando las banderas ideológicas que le garantizan unidad en su sector mostrándose como paladín de la meritocracia anunciando el proyecto de "Admisión Justa" para reponer la selección en los colegios de excelencia con el argumento de que así se fortalece el acceso de estudiantes de condiciones socioeconomicas más bajas a la educación superior.

Aprovechando el impulso de la ministra, los empresarios de la educación, representados por el presidente de Colegios Particulares de Chile (Conacep), Hernán Herrera, han buscado ir más allá proponiendo una "PSU para ingresar a los colegios", de tal manera de profundizar las barreras de acceso incluso en el ingreso a la educación secundaria.

La meritocracia es un debate delicado en el que incluso voces del mundo progresista se deslizan hacia el , como el periodista Daniel Matamala que respecto a sacar selección en los colegios emblemáticos señalaba que "eso podía quitar una escalera, aunque estrecha, de ingreso a la educación superior"

Y así es como el debate se traslada a modificar los instrumentos de medición o de selección, sin ir al problema de fondo. Así como no se puede curar una enfermedad cambiando el termómetro, la PSU solo refleja la desigualdad arrastrada desde la etapa escolar por eso es que todos los cambios que se le han hecho en estos años han fracasado.

Reponer la selección en los colegios es una medida que solo tiene fines demagogicos. No detendrán la crisis de la educación pública que carece de fondos e inversiones para competir con los empresarios de la educación quienes hacen de la crisis de los liceos las oportunidades de negocios.

La solución sigue siendo la necesidad de un financiamiento integral para la educación pública en todos sus niveles que permita salvar y fortalecer a los liceos públicos y el acceso irrestricto a la educación superior para terminar con toda barrera segregadora de acceso a la universidad, pero esto ha estado ausente en el debate por estos días.






Temas relacionados

Educación pública   /   Educación   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO