Alessandri quiere convertir al IN en una cárcel: a la derecha no le interesa la educación pública.

Esta medida fue impuesta aprovechando las vacaciones anticipadas que obligó a tomarse a los institutanos para descomprimir la movilización.

Sábado 6 de julio

Han sido semanas agitadas para la comunidad del Instituto Nacional, y es que desde que comenzó a implementarse Aula Segura dentro del liceo la crisis educativa se ha profundizado. Es tanta la intransigencia del gobierno, que Alessandri amenazó con cerrar el liceo emblemático de 205 años de historia si los estudiantes secundarios no estaban dispuestos a dialogar. Sin embargo, según el presidente del CCEE, Rodrigo Pérez, el edil sólo se habría sentado dos veces a dialogar las demandas de los estudiantes y que “en la primera, casi se queda dormido”.

En este marco de tensión, después de semanas completas de represión, entrada de FFEE a salas de clases, violentos desalojos, intentos de montajes, revisión de mochilas, amedrentamiento y tergiversación de los hechos en medios de comunicación para lograr imponer la imagen de “estudiante delincuente”, Alessandri aprovechó que había obligado a los estudiantes a adelantar las vacaciones con el objetivo de desarticular la movilización para poner unas millonarias cámaras de vigilancia dentro del establecimiento educativo.

Benjamín Pérez, estudiante del Instituto Nacional y militante de la agrupación Vencer Secundaries, planteó: “El alcalde Alessandri dice demagógicamente que quiere defender la educación pública, pero a la derecha no le interesa y no entiende las demandas de los sectores educativos. Claramente quiere imponer su ideología y convertir al Instituto Nacional en una cárcel, poniendo cámaras y revisando nuestras mochilas e incluso amenazando con cerrar el liceo si no volvíamos a clases según los términos que él quiere imponer.”

Es evidente que el Ministerio de Educación de Cubillos y Piñera, de la mano con Alessandri no les interesa la educación pública y en vez de solucionar los problemas reales que acongojan a la comunidad educativa, prefiere responder con violencia y medidas anti-educativas como las cámaras de vigilancia. Andrés Chadwick habló de “excluir del Instituto Nacional a los violentistas que lo único que hacen es causar daño” sin darse cuenta que su coalición ha tenido una línea completamente violenta y arbitraria contra los estudiantes, además de intransigente con las demandas de los y las docentes.

En este sentido, la Comisión de Educación irá este lunes al Instituto Nacional a un punto de prensa y a fiscalizar los arreglos de Alessandri durante vacaciones de invierno adelantadas. Sin embargo, lo que se necesita es que sea la comunidad educativa institutana con estudiantes, profesores y funcionarios quienes tomen las decisiones dentro del liceo emblemático y no el alcalde, ni el gobierno, ni Carabineros.

Se hace más urgente que nunca rodear de solidaridad a los estudiantes y profesores del Instituto Nacional que hoy están haciendo atacados por una línea autoritaria que pretende transformar el liceo emblemático en un segundo Sename, yendo en contra de los principios educativos que hacen una educación pública de calidad. Es por esto que necesitamos una educación democrática, no sexista y gratuita. En esta misma línea el estudiante del Instituto Nacional, Benjamín Perez, señala que: “Hacemos un llamado a los apoderados, funcionarios, estudiantes y al movimiento docente a unificarnos en contra de Alessandri y en contra de la derecha que quiere precarizar aún más la educación y criminalizar los movimientos sociales. Nuestra lucha es también la lucha de los profes, que es defender la educación pública, lograr que ésta sea democrática, no sexista y gratuita, donde sean las comunidades educativas las que decidan en sus liceos y no los alcaldes autoritarios y la policía.”






Temas relacionados

Criminalización   /   Aula Segura   /   Felipe Alessandri   /   Sebastián Piñera   /   Movilización estudiantil   /   Criminalización de la juventud   /   Secundarios   /   Criminalización de la protesta social   /   Represión

Comentarios

DEJAR COMENTARIO