Política

DEBATE

Altamira en el campo de la casta judicial

La derecha ataca al interbloque del FIT por no alinearse ni defender a la casta judicial, sino que tuvo una posición independiente y se abstuvo en la votación. Pero pocas horas después de la sesión, Altamira y su grupo también cargaron contra el FIT con una nota de opinión que los ubica, objetivamente, en el campo de la derecha y la casta judicial.

Guillo Pistonesi

Dirigente nacional del PTS. Miembro de la Mesa Nacional del FIT | @GuilloPistonesi

Sábado 29 de febrero | 13:56

La bancada de Cambiemos, segundos antes de retirarse del Congreso en defensa de la casta judicial

Nicolás del Caño terminaba uno de los múltiples reportajes que le hicieron en los principales medios después de finalizada la sesión del jueves pasado, en la que se trató las jubilaciones de jueces y fiscales, esta vez con el periodista Jonatan Viale (América 24). Lo sacan a Nicolás del aire y vuelven al piso, donde se encontraba el actor y dirigente radical Luis Brandoni, quien inmediatamente, sin más, empezó a hablar contra Nicolás del Caño.

El periodista, en vez de cortarlo porque Del Caño ya no podía argumentar nada, le preguntó al actor, uno de los organizadores de las principales marchas macristas del año pasado:

-"¿Qué te generó esto?"

-"Me causa gracia, porque si el diputado que se sentó hoy hubiera sido radical (por Daniel Scioli), Del Caño estaría a los gritos... digamos la verdad".

-"¿Una doble vara?", pregunta Viale entre risas.

-"Pero por supuesto. Estos son los muchachos que votaron a Lúder (PJ) en el ’83, que decía que la Ley de de Autoamnistía (de los militares genocidas) era constitucional.

Brandoni se confunde (¿deliberadamente?) con el Partido Comunista que, efectivamente en 1983, llamó a votar a la fórmula del PJ.

Y continuó el actor: "Hay que tener un poquito de vergüenza... bueno no voy a hablar más de ese muchacho, ya pasó. Pero lo que me quedé sin decir, que todo ésto persigue una cosa que es la impunidad de los funcionarios del gobierno de Kirchner que están procesados por delitos. Nada más".

La discusión venía a cuento del quórum que consiguió el oficialismo con la presencia de Daniel Scioli, algo que fue tomado como bandera por la bancada de Juntos por el Cambio y todo el gorilaje nacional, azuzados por la corporación judicial que no quiere dejar un solo centavo de sus múltiples privilegios. La bancada de Juntos por el Cambio se retiró de la sesión a los gritos y la ley se terminó votando con 131 diputados presentes, dos más que el quórum necesario de 129.

Los diputados del Frente de Izquierda, Nico del Caño y Romina del Plá, estuvieron presentes en todo el momento en el recinto con el objetivo de defender en común el dictamen de minoría que presentó Del Caño como miembro de la Comisión de Previsión. Como se puede leer, el mismo hace una crítica demoledora al proyecto oficialista, demostrando que apenas se rebajan un poco los futuros haberes jubilatorios de jueces, secretarios y fiscales, quienes seguirán cobrando 20 veces o más que la mayoría de los jubilados, mientras que mantienen todo el resto de sus privilegios de casta al servicio del capital: son designados por la rosca de los partidos mayoritarios, son vitalicios, están exentos de pagar impuestos a las ganancias, y tienen sueldos por arriba de los $300.000.

Asimismo, el proyecto oficial no toca el obsceno sistema de pensiones de los ex Presidentes, ni el de los arzobispos, obispos y vicarios castrenses que se retiran con haberes vitalicios que van entre 103 y 120.000 pesos mensuales. La frutilla del postre es que sostienen el sistema de retiros de los miembros de la Corte Suprema: el 100% de sus ingresos en todo concepto hasta la muerte.

Pero todo esto esconde el hecho de que se trata de una maniobra para que el robo a los jubilados que perciben más que la mínima, a medida de las exigencias del FMI, deje de estar en la agenda pública. Y, aún más, para ir dejando antecedentes que mañana sirvan para ir por los "régimenes especiales" logrados en varios gremios con décadas de lucha, como los docentes en varios distritos.

Esto fue desarrollado por Nicolás del Caño en su exposición defendiendo su dictamen, acompañado luego por la intervención de Romina del Plá.

Con la sanción de esta ley los jueces tendrían una rebaja en sus haberes jubilatorios de entre el 10 y el 15%, nada para cualquier mortal que ve que van a seguir cobrando cifras siderales. Pero la casta judicial lo convirtió en una "causa nacional" porque no quieren perder ni una pizca de sus privilegios señoriales, y al calor de ésta se subió Cambiemos y todo el gorilaje en defensa de la calaña de los Stornelli y de las prisiones preventivas a funcionarios del anterior gobierno kirchnerista.

Hasta el afamado director Juan José Campanella (otro conspicuo "cambiemista") salió a tuitear contra los diputados del Frente de Izquierda por haber dado quórum.

La derecha llora porque el interbloque del FIT no se alineó ni votó con la casta judicial y el bloque de derecha, sino que tuvo una posición independiente y se abstuvo en la votación.

Brandoni se quedó corto: "Política Obrera" contra los diputados del FIT

A las pocas horas de finalizada la sesión, el "comité de redacción de Política Obrera" (la publicación del grupo desprendido del PO dirigido por Jorge Altamira y Marcelo Ramal) publicó un sendo artículo titulado Otro quórum del FIT al régimen político, las jubilaciones especiales. Brandoni se queda corto.

"El FIT dio quórum al FMI" (sic). "Lo importante es que el Frente de Izquierda (FIT) ha abandonado la política de oposición estratégica a la burguesía y su estado –algo que tampoco viene de ahora. Nada menos que en una cuestión como el poder judicial, se ha prestado al juego de los Fernández" (sic)."Ni siquiera rechazaron el proyecto en cuestión" (sic). "En sus discursos no aludieron al pedido del FMI de cambiar los ’regímenes especiales" (sic)."Para añadir la injuria a la ofensa, tampoco votaron en contra, sino que se abstuvieron. Para el FIT el proyecto tampoco era tan malo después de todo" (sic). Solo para mencionar algunas de las afirmaciones y calumnias (1) (2) que contiene la citada nota.

En honor a la brevedad, me voy a tomar el atrevimiento de solicitarle a les lectores que lean la transcripción del discurso de Nicolás del Caño, y podrán ver en vivo y en directo cómo la realidad demuele una a una las mentiras del comité de redacción de Política Obrera.

Sorteando las calumnias, la escisión del PO sostiene que es una lisa y llana capitulación haber dado quórum en una sesión en la que, más allá de todas las consideraciones políticas que hemos hecho, lo único que se votó efectivamente es que las jubilaciones de los jueces y fiscales se calcularán a partir de la sanción de esta ley de una forma tal que les saca un pequeño porcentaje, como explicamos arriba. Una medida demagógica y engañosa.

Por lo tanto, la analogía que hace "Política Obrera" con el quórum que dio el diputado del Chaco del PO a la sanción del presupuesto provincial (3), es un sinsentido. La ley de presupuesto de cualquier gestión capitalista, más allá de los dibujos, implica la redistribución de la plusvalía en favor de distintos grupos burgueses, y particularmente en la Argentina hacia el capital financiero internacional por el mecanismo de la fraudulenta deuda pública externa. Es decir que por definición es contra los intereses de las mayorías populares. No casualmente la discusión presupuestaria está en los orígenes fundamentales del parlamentarismo moderno, y a los presupuestos se los denomina "ley de leyes" para la burguesía.

El grupo de Altamira y Ramal en el campo de la derecha y la casta judicial

Para la redacción de "Política Obrera" haber dado quórum para hacer las denuncias del caso y defender nuestro planteo obrero y socialista es haberle dado "quórum al FMI". Y abstenerse es un sinónimo de haber votado a favor (con esa lógica, no entendemos por qué no es sinónimo de haber votado en contra).

Es decir, con su lógica el FIT debería haber hecho lo mismo que la bancada de Juntos por el Cambio, es decir levantarse e irse. ¿Eso es lo que proponen? ¿Seguir a la bancada de Carrió, Negri, Buryaile y cía?

¿Quiénes hubieran festejado si el jueves se caía la sesión? (4) En primer lugar toda la casta judicial. Esto no es menor. En los últimos años los poderes judiciales se fueron transformando en América Latina en una herramienta política del imperialismo y la gran burguesía. En Brasil fueron los artífices del golpe institucional a Dilma, y del encarcelamiento y proscripción de Lula, lo que permitió que Bolsonaro se alzara con el poder y pudiera avanzar con un fenomenal ataque a las masas que implicó una la reforma laboral y la reforma previsional.

En la Argentina el propio Altamira denunció el nefasto rol de la Justicia en los procesos y detenciones que se sucedieron contra algunos funcionarios kirchneristas durante el anterior gobierno. Por lo tanto, no haber dado quórum y dejar que la sesión se cayera podría ser interpretado como un aval a esta casta de jueces ligados a lo más podrido de los servicios de inteligencia del Estado. Si eso hubiera sucedido el FIT no podría haber utilizado esa tribuna, y los de la derecha de Cambiemos hubieran sido, por lejos, los victoriosos voceros de la jornada. Ese era el escenario ideal para Altamira, Ramal y sus compañeros: hoy alineados al campo de la casta judicial.

Por el contrario, la de los diputados del Frente de Izquierda fue una política independiente de todos los campos burgueses en pugna: no le dimos el gusto a la derecha y la casta judicial, ni tampoco al gobierno y su ley.

Altamira y Ramal fueron legisladores y saben que no se permite que una bancada vote su propio proyecto o dictamen (como hubiera sido nuestro ideal el jueves), sino que se pone solo a votación el de mayoría: a favor, en contra o abstención. El interbloque del FIT decidió lo tercero, como la última demostración táctica de independencia política, luego de los mencionados discursos de Del Caño y Del Plá.

Por último, compañeros Altamira y Ramal: no toda "oposición" al FMI es progresiva en sí misma. Rechazamos hacerla desde los intereses de una fracción política-social burguesa completamente reaccionaria: llámense jueces o sojeros que lloran para que no les suban las retenciones.

Los ataques por el otro flanco

Los ataques a nuestros diputados del FIT no sólo vinieron de la derecha, sino también del kirchnerismo al que no le gustó nada las denuncias realizadas por Nicolás y Romina, ni tampoco la abstención. Por ejemplo, en otro de los reportajes realizados a Del Caño el periodista del hiper oficialista canal C5N lo trata de incriminar planteándole una y otra vez que la posición del FIT "le hace el juego a la derecha", algo que nuestro diputado se ocupó de desmentir con mucha altura.

"Ay me confundo, y creo que Myriam Bregman es de Cambiemos", decía uno de los tantos tuits/trolls del oficialismo albertista contra nuestra compañera por haber osado recordar que Scioli fue el jueves a dar quórum y dijo haberse quedado "dormido" cuando se votó el saqueo a los jubilados en diciembre de 2017.

Altamira fundó su grupo original hace ya 56 años. Pero el "infantilismo", en los términos de Lenin, puede ser también senil.


  • (1) Como parte de las calumnias vertidas en la nota de "Política Obrera", se menciona que "En 2016 los diputados del FIT querían votar la “inhabilidad moral de De Vido”, como proponía Carrió, para no ser ‘funcionales’ al kirchnerismo. Lo impidió lo que es hoy la Tendencia del PO". El propio Marcelo Ramal debe reconocer que esto es totalmente falso, porque hicimos una breve cita antes de la sesión del caso. El PTS siempre sostuvo se oposición frontal a la "inhabilidad moral" a De Vido o a quién fuera, entendiendo que más temprano que tarde se utilizaría una medida arbitraria de esas características contra los diputados y diputadas obreros y socialistas.
  • (2) "El FIT no está parado en ningún lado, va de uno al otro, por eso insiste en una independencia de la que carece por completo. Es así que votó también la emergencia alimentaria (con la abstención de Izquierda Socialista), la cual deja siempre la caja para atender a los más pobres en manos del punterismo estatal". Efectivamente, luego de haber hecho una intervención en el recinto denunciando cómo el Estado redistribuye las "sobras" sobre las capas más explotadas del proletariado, mientras que sus prioridades son el pago de la deuda a los usureros y la subvención multimillonaria a los distintos grupos capitalistas, Del Caño y Del Plá votaron afirmativamente este paliativo que significaba un poco más de alimentos para los comedores, incluidos los que administra el Polo Obrero. Pero extraña esta afirmación viniendo de quien viene. Fue Altamira como máximo dirigente del Partido Obrero el que llevó a esa organización a una creciente política de distribución de los planes sociales del Estado en una forma cuasi clientelar. En ese viraje (que permitió -y permite- reemplazar la faltante de militantes con personas en situación de necesidad) Altamira llegó a "teorizar" sobre un denominado "sujeto piquetero" que vendría a reemplazar a la clase obrera como cuando tituló "Nito Artaza es piquetero" (https://prensaobrera.com/prensaObrera/777)
  • (3) El autor de esta nota como miembro de la Mesa Nacional del FIT-U le planteó a la dirección del Partido Obrero una explicación sobre el quórum que el diputado del PO en Chaco le dio al oficialismo pejotista para que se pudiera sancionar el presupuesto provincial. La dirección nacional del PO se comprometió a tratar el asunto en una próxima reunión, a sabiendas de que el PTS rechaza cualquier tipo de facilitación para que se aprueben los presupuestos.
  • (4) Que la redacción de "Política Obrera" haya comprado el tema de Scioli con el quórum al igual que Brandoni, Campanella y todo el gorilaje nacional, es un depropósito total. Si Scioli hubiera renunciado, lo habría reemplazado otro diputado del FdT, por lo tanto en aquella sesión o en la próxima los números le daban al oficialismo para conseguir la media sanción de esta ley. Salvo que Altamira y Ramal pretendan que cuando un diputado renuncie no lo puede reeplazar otro u otra de su misma bancada...
    Este proyecto fue votado el jueves con por 131 diputados. Como queda dicho, el FIT dio quórum para que se inicie la sesión. Ahora, si sus dos diputados se hubieran retirado en el momento de la votación, aún así la norma hubiera sido aprobada.





Temas relacionados

Romina del Plá   /   Cámara de Diputados   /   Congreso   /   Frente de Izquierda   /   Jorge Altamira   /   Nicolás del Caño   /   Diputados   /   Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS)   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO