Mundo Obrero

EMPRESARIOS

Andrés Santa Cruz asume la presidencia en holding portuario de Matte y Angelini

El ex timonel de la CPC y empresario frutícola será quien maneje las operaciones en Puerto Central de San Antonio y Puerto Lirquén del Bío Bío, dos reductos fundamentales en la lucha de los trabajadores portuarios.

Martes 28 de abril de 2015 | 15:22

Puertos conflictivos

Puertos y Logística (Pulogsa), controlado por los grupos Matte (71%) y Angelini (23%) comunicó a través de un “hecho esencial” a la Superintendencia de Valores y Seguros que el 23 de Abril del 2015, en sesión de directorio, había elegido a Andrés Santa Cruz como su nuevo presidente y director del holding.

La compañía controla sitios de atraque en dos de los puertos con mayor capacidad organizativa y de lucha sindical del país: San Antonio y Lirquén. El primero, base de operaciones del Frente de Trabajadores Portuarios, y el segundo, de la Unión Portuaria del Bío Bío, ambos pilares de la Unión Portuaria de Chile.

La Memoria 2014 de la empresa, firmada por el presidente saliente René Lehuedé, afirma que en San Antonio la caída de la transferencia de carga de un 10% y los ingresos anuales de US$ 81,1 millones (un 5,3% menos que en 2013) se debe a “paralizaciones ilegales de actividades portuarias, que consecuentemente impactaron las ventas consolidadas anuales”. Recordemos que este puerto es líder en transferencia de carga del país, con los terminales STI (controlada por SAAM, de los grupo Claro y Luksic, y la americana SSA) y Puerto Central (que tiene 4 de los 9 sitios). Lirquén, por su parte, con sus 6 sitios, es uno de los principales de la 8ª región, junto al SVTI (del grupo Luksic) y Coronel (de Angelini y los Von Appen). Además, junto a Talcahuano, Muelle Cap, Penco y Schwager, integran todos la Unión Portuaria del Bío Bío.

Santa Cruz: patrón de fundo pinochetista y piñerista “sin partido”

Andrés Santa Cruz, hijo de un demócrata cristiano falangista histórico, fue formado por Jaime Guzmán cuando estaba aún en el colegio Saint George’s. Le juró lealtad a Pinochet en el cerro Chacarillas en 1977, junto a 77 jóvenes “que representaban ese sentir como nueva juventud”, con antorchas y banderas, ante la Declaración de Principios de la dictadura pronunciadas por el ex General en persona. Tuvo nuevamente participación con el gremialismo en la Universidad Católica, pero ya en 1978 ingresaba a la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) con su fundo Peñaflor Viejo. Entre 1993 y 1997 fue vicepresidente de la SNA. Llegó a ser su presidente en el período 2000 – 2005. El 2009 integró el grupo Tantauco, el círculo de tecnócratas que elaboró el programa de gobierno del entonces candidato Sebastián Piñera; participación de la cual no habla, tomando en cuenta además que la agenda de Piñera fue pisoteada por el movimiento estudiantil el 2011 y los paros nacionales de trabajadores el 2013. Ese mismo año, por consenso de todas las ramas empresariales, integra la elitista nómina de personas que han llegado a ser presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), cargo que ostentó hasta Marzo del 2015, oponiéndose desde un inicio a todas las reformas de Bachelet, ondeando la bandera de la ya famosa “incertidumbre”. Dice que le “acomodó” la democracia, votó por Piñera, estuvo poco tiempo en RN, se autocalifica de “liberal de centro”, no se siente representado por ningún partido, inscribió a sus 7 hijos en colegios Opus Dei y su pensamiento puede resumirse en "valores como la libertad, el emprendimiento, la propiedad privada como motor del crecimiento. Esas son las cosas que me mueven”.

De los campos a los puertos

En su fundo de la VII región los trabajadores agrícolas producen manzanas, cerezas, kiwis y uvas viníferas. Tiene también una escuela agrícola. El socio de la Viña Concha y Toro Rafael Guilisasti, también ex presidente de la CPC, fue su padrino ante la multigremial. Por lo mismo, también, tiene auspicio ante la Sofofa. Aún así, fue criticado por priorizar la producción de fruta de exportación por sobre la agricultura tradicional.

Su larga historia con la fruta de exportación lo liga directamente con los puertos. Los Paros Nacionales portuarios del 2013 hicieron poner el grito en el cielo, por sobre todo, a la Sociedad Nacional de Agricultura, a Fedefruta y a la Asociación de Exportadores, porque la fruta de exportación es el más sensible de los productos que se transfieren por los terminales. Amenazaron directamente con detener las cosechas y dejar sin trabajo a miles de trabajadores agrícolas, y en Enero del 2014 pidieron la aplicación de la Ley de Seguridad Interior del Estado contra los trabajadores portuarios.

Aquel paro también liga a Santa Cruz con San Antonio, porque precisamente en el puerto que administrará se realizó uno de los más audaces golpes empresariales contra los sindicatos portuarios: Muellaje Central pasó a planta a cientos de portuarios eventuales, logrando vaciar de esa forma los poderosos sindicatos de eventuales que controlaba Sergio Vargas, quien a su vez fue el principal artífice de que no se lograra la demanda de Mejillones (“unidad de los eventuales y contratados en el mismo sindicato”) al desviar la lucha hacia el pago retroactivo de la ½ hora de colación. Los tribunales prohibieron tal unidad, el FTP se quebró, y Vargas perdió de tal manera su fuerza que ni siquiera podía ingresar a los terminales. Justamente en Puerto Central se concentra la federación que rompió, aunque enormemente debilitada luego que la empresa no les respetara las cuotas de turnos que prometió, ni siquiera con paros de por medio.

La corrupción es “de toda la sociedad”

Santa Cruz tiene una versión aún más audaz de la “teoría del empate”. No solamente se trataría de que tanto los partidos de gobierno y de la oposición tienen malas prácticas, como plantea la derecha, sino que se extiende “a todos los ámbitos de la sociedad”, ejemplificándose en que “todo el mundo comete faltas”, en que “los políticos han estado detrás de las empresas pidiendo plata” (y no al revés), en el “aporte estatal”, e incluso, expresado en “el poder sindical” y en que “el 25% de la gente no paga el transantiago” y “la gente presenta licencias ideológicamente falsas”, extendiendo este mal desde los partidos del régimen, atravesando las clases sociales y llegando hasta los trabajadores. Así, rematando una entrevista con CNN justo antes de dejar su cargo en la CPC, concluye que “llegar a cero corrupción es imposible”.
Tal es la nueva figura que los Matte y Angelini introducen a la vida portuaria.






Temas relacionados

CPC   /   Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO