Política Chile

REPRESIÓN

Aníbal Villarroel, asesinado por la represión de Piñera: ¡Justicia por todos los caídos de la rebelión! ¡No más impunidad!

En el primer aniversario del 18 de octubre del 2019 que dio inicio a la rebelión popular en Chile, Carabineros asesinó a sangre fría a un joven poblador en La Victoria, Aníbal Villarroel. Otra víctima más de la represión y la impunidad que le garantiza a Carabineros el Pacto por la paz. Exigimos justicia por Aníbal y todos los caídos durante la rebelión, no a la impunidad.

Miércoles 21 de octubre

Hemos visto desde el domingo en la noche como todos los medios de comunicación tradicionales se festinan con la quema de la Parroquia de la Asunción y de la Iglesia de Carabineros en extrañas circunstancias, donde se denuncia la participación de infiltrados, sospechas reforzadas por la detención de un miembro de la Armada que participó en esas acciones.

Te puede interesar: ¿Nuevo montaje?: Funcionario de la Armada es sorprendido en incendio de iglesia de Carabineros

La hipocresía de la prensa empresarial y sus matinales parece no tener límites, porque mientras lloran a las Iglesias, callan el asesinato impune de Aníbal Villarroel, joven de 26 años de la población José María Caro, padre de una niña de 5 años, que fue asesinado por un tiro directo al cuerpo en la población La Victoria.

Lee también: Compañero de Aníbal Villarroel, joven asesinado por carabineros: “Nos están matando a quienes estamos combatiendo por algo más justo”

Pero no es sólo hipocresía. Lo que hacen es concertar una verdadera campaña condenando “la violencia”. Y a ese carro se suman además la mayoría de los partidos del régimen. Pero lo hacen para criminalizar la movilización y la protesta.
El Frente Amplio, por su parte, aporta lo suyo, con Gabriel Boric llamando a no movilizarse, a pocos días del 18 octubre, aunque claramente no tuvieron efecto sus palabras.

El caso de Aníbal al día de hoy se mantiene en la impunidad y se suma a los casos de muertos luego del Pacto por la Paz y la Nueva Constitución, que ya suman más de 10, desde que se firmó dicho pacto, a espaldas del pueblo, el 15 de noviembre del 2019, firmado por los partidos tradicionales desde la UDI hasta la gran mayoría del Frente Amplio.

¿Pacto por la Paz? No hay paz para las familias de los asesinados

Ese pacto firmado por los partidos de los 30 años no sólo entregó un proceso constitucional controlado por ellos mismos, sino que además garantizó la impunidad prácticamente absoluta para los represores y violadores a los Derechos Humanos.

No por nada hay más de una decena de muertos a manos de las fuerzas represivas luego de firmado el pacto, es decir, desde el 15 de noviembre del 2019 a la fecha.

Abel Acuña, 15 de noviembre: Menos de 24 horas después de firmado el pacto, Abel falleció entre bombas lacrimógenas por un paro cardio respiratorio. Los equipos del SAMU y la gente que buscaba reanimarlo no pudieron hacerlo, producto de la represión de Carabineros con guanacos, gases tóxicos y perdigones en Plaza Dignidad. Tenía 29 años, joven trabajador de Maipú.

Mauricio Fredes, 27 de diciembre: “El Lambi”, como le llamaban sus amigos, falleció al caer en una fosa con agua con corriente en las inmediaciones de Plaza Dignidad, producto del carro lanza aguas. Al día de hoy no hay responsables del caso y la esquina de Irene Morales con Alameda se convirtió en el homenaje que se le brinda a Mauricio, que cotidianamente la Municipalidad trata de borrar. Era maestro yesero y poblador de La Pintana.

Jorge Mora, 29 de enero 2020: Finalizaba la primera fecha del retorno del futbol chileno, y en un partido de local de Colo Colo con Palestino, “El Neco” como lo llamaban fue atropellado por un camión de Carabineros que le quitó la vida, cuando pasaba a toda velocidad entre la multitud, junto al Estadio Monumental. El Neco tenía 37 años, era tatuador, rockero y participante activo de las movilizaciones. Escándalo causaron las declaraciones de la jueza Andrea Acevedo que formalizó al carabinero que conducía el camión, cuando señaló que “Colo Colo que tiene esta famosa Garra Blanca de por medio y que por desgracia sus hinchas, o así denominados, tienen una actitud no muy acorde a las reglas sociales y al estado de derecho en general”, buscando justificar el asesinato. Lo propio hizo el pinochetista Iván Moreira en su momento.

Revisa: Moreira justificó asesinato de Neco y aseguró que barristas son delincuentes

Ariel Moreno, 31 de enero 2020: En las manifestaciones desencadenadas por el crimen contra Jorge Mora falleció Ariel, de 24 años de edad, producto de un disparo en la cabeza afuera de la comisaría de Padre Hurtado. “Es importante esperar la investigación”, dijo el gobierno en su momento, para garantizar la impunidad, nuevamente, de los represores.

Cristián Valdebenito, 7 de marzo 2020: Trabajador de la construcción, “El conejo” como lo apodaban, vivía en Bajos de Mena y fue asesinado por el disparo de un objeto contundente en la cabeza que recibió en Ramón Corvalán con Alameda. Cristián desde muy joven combatió a la dictadura y participaba activamente de las movilizaciones en Plaza Dignidad. La subsecretaria del delito, Katherine Martorell, se dedicó a aceptar que hubiese fallecido producto de un disparo de Carabineros. Otro caso que se mantiene en la impunidad.

Además están los casos de Sergio Bustos, arrollado en una manifestación el día 30 de enero del 2020 en Vespucio con Santa Rosa, lo que se repetiría el 1 de marzo en Maipú con otro manifestante, y cuatro casos sin identificar en edificios quemados en San Ramón y Valparaíso.

Contra la criminalización, la represión y la impunidad: ¡Retomar el camino de la movilización!

El Pacto por la Paz fue firmado desde la UDI hasta por sectores del Frente Amplio, y si bien el Partido Comunista no se sentó esa noche a poner su firma, si lo terminó ratificando, abandonando las calles, sacando el Fuera Piñera de las demandas de la Mesa de Unidad Social, y desde la CUT aportando a la desmovilización total.

¿Cómo puede ser que los grandes organismos sindicales no movilicen con seriedad luego de lo ocurrido con Anthony el 2 de octubre y luego del asesinato de Aníbal? Su pasividad, su tregua con el gobierno desde hace meses, su compromiso con el pacto por la paz, termina aportando a que reine la impunidad.

Ante este escenario, la fuerza de la rebelión ha demostrado que no ha sido derrotada, con lo que se mostró el domingo 18 de octubre. Esto es un punto de apoyo fundamental, aunque con la revuelta permanente no derrotaremos la represión.

Es necesario que le exijamos a las grandes centrales sindicales que se organice un verdadero plan de lucha y un paro nacional para exigir juicio y castigo a los responsables de la represión, del asesinato de Aníbal y de todos los caídos.

Para eso es necesario que entre en escena la fuerza de la clase trabajadora organizada desde los sectores estratégicos capaces de detener la economía en su enclaves fundamentales como los portuarios, mineros o forestales, para avanzar a retomar la perspectiva de la huelga general para poner fin a la impunidad y derrotar los ataques represivos del gobierno, sacar a Piñera y conquistar una verdadera Asamblea Constituyente Libre y Soberana, para que el pueblo trabajador decida.






Temas relacionados

Anibal Villarroel   /   Represión en Chile   /   Rebelión popular en Chile   /   Fuerzas Especiales de Carabineros    /   Carabineros de Chile   /   Derechos Humanos   /   Política Chile   /   Impunidad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO