Política

JUICIO CONTRA EMILIO BERKHOFF

“Aquí lo que estamos viendo es un antijuicio, un juicio linchamiento contra quienes apoyan la defensa de los derechos del pueblo mapuche”

El pasado 3 de marzo comenzó en Cañete, Región del BíoBío, el juicio contra el joven luchador y simpatizante de la causa mapuche Emilio Berkhoff Jerez. La acusación de la fiscalía engloba 10 delitos vinculados a la lucha Mapuche. Se lo acusa de acciones de sabotaje contra las empresas forestales Arauco, Mininco y Volterra.

Domingo 15 de marzo de 2015 | 21:02

La persecución política contra Emilio Berkhoff comenzó durante la administración del gobierno de Sebastián Piñera, manteniendo el actual gobierno de la Nueva Mayoría la misma política, al punto que los abogados del gobierno bacheletista se hicieron parte de la querella junto a las empresas forestales.

La acusación consiste en dos robos con intimidación, seis delitos de incendio, y otros delitos de porte de armas de fuego y posesión ilegal de municiones, todos hechos ocurridos entre junio del 2012 y febrero del 2013, con lo cual arriesgaría una pena de 30 años. Las únicas pruebas en la que la fiscalía sustenta su acusación son los testimonios de 14 testigos “sin rostro”, es decir con protección de identidad.

Tras pasar un año y tres meses de prisión preventiva, el 5 de marzo de 2014 la jueza del tribunal de Cañete ordenó al Ministerio Público revelar la identidad de los 14 testigos sin rostro. Tras una larga discusión que llegó a la Corte de Apelaciones de Concepción, al Tribunal Constitucional y la Corte Suprema se ratificó dicha decisión.
Ante este revés la fiscalía decidió no presentar los testigos en el juicio argumentando “salvaguardar” su integridad. Sin embargo, logró introducir en el juicio los testimonios de “testigos de escucha”, es decir de los policías -carabineros y Policía de Investigaciones (PDI)- quienes declaran lo que “escucharon” de las declaraciones de los testigos protegidos.

Durante la primera jornada del juicio en Cañete entrevistamos a José Venturelli, Pediatra, Integrante de la Comisión ética contra la Tortura y Vocero Internacional del Departamento de Derechos Humanos del Colegio Médico de Chile, sobre su visión del juicio contra Emilio Berkhoff, quién dijo que la acusación realizada a Berkhoff da “vergüenza ajena” pues no existen pruebas que sostengan la acusación.

Luego indicó que los “testigos protegidos” no debiesen tener lugar en este o en cualquier proceso democrático:

Debido a la inexistencia de pruebas contundentes, Venturelli aludió a que el proceso iniciado es “plenamente político”:

Por otro lado, indicó que las empresas tienen un rol crucial en la “justicia chilena”, refiriéndose, en este caso, las empresas forestales.






Temas relacionados

Pueblo Mapuche   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO