Mundo Obrero Chile

ELECCIONES SINDICALES

Beatriz Bravo, la joven que disputa el Sindicato de Operadores Postales: “tiene que ser nuestro, de las y los trabajadores”

La trabajadora y actual delegada sindical se postula a las elecciones del SOP, sindicato que agrupa a cerca de 1.600 operadores postales de la estatal Correos Chile. La joven se caracteriza por defender los derechos de las y los trabajadores y por denunciar las paupérrimas condiciones laborales que impone la Gerencia. Se lanza al proceso como una “voz alternativa” a las dirigencias sindicales.

Catalina RP

Periodista, Usach

Miércoles 10 de julio | 18:36

Este jueves 11 de julio se realizarán las votaciones para elegir a la directiva del Sindicato de Operadores Postales (SOP) de la estatal Correos Chile. Son siete personas las que serían electas y, en su mayoría, repostulan “rostros conocidos” para las y los trabajadores, aunque, este año, se candidatea una joven trabajadora que se propone ser un factor para “recuperar el sindicato”.

La trabajadora y actual delegada sindical, Beatriz Bravo (29), militante del Partido de Trabajadores Revolucionarios y de la agrupación de mujeres Pan y Rosas, se postula a las elecciones del SOP, organismo que agrupa a cerca de 1.600 operadores postales de la estatal. La joven se caracteriza por defender los derechos de las y los trabajadores y por denunciar las paupérrimas condiciones laborales que impone la Gerencia. Se lanza al proceso como una “voz alternativa” a las dirigencias sindicales.

Buena organizadora, de carácter fuerte y directo, ideas claras y amante de los animales, Beatriz con tan solo 29 años- y cinco trabajando en Correos Chile- tiene una importante experiencia en organización colectiva, luchas, y cargos de representación. “Siempre discutí política y problemas sociales en mi casa, estuve contra la dictadura militar y por los derechos de la clase trabajadora, pero fue en el 2006, en la ‘revolución pingüina’, cuando empecé a organizarme en mi colegio y los establecimientos educacionales aledaños. Ya en el 2011 fui parte totalmente de la lucha por la educación gratuita, al estar estudiando Filosofía en la Universidad de Chile, donde tuve cargos de representación estudiantil. Ahí nos organizamos no solo estudiantes, sino también junto a trabajadores por políticas determinadas que nos perjudicaban a ambos sectores”, nos cuenta la joven, quien además agrega que confluyó con estudiantes secundarios, en ese entonces, como del Instituto Nacional, quienes hoy en día se movilizan contra políticas represivas del Gobierno y en defensa de la educación pública.

Siendo estudiante siempre apoyó las luchas de los trabajadores. Ejemplo de eso fue su participación en la huelga del 2013 de Correos Chile, donde intervino y solidarizó junto a más jóvenes, organizados en la Secretaría Obrero Estudiantil de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la U. Chile. “Participamos como uno más y recibimos una gran acogida por parte de las y los ‘correanos’ de ese entonces. En ese momento nunca pensé que tiempo después sería yo también una trabajadora postal. Han sido años muy cualitativos, de conocer a personas increíbles, que se esfuerzan todos los días y dan lo mejor de sí para sacar sus vidas y familias adelante, ganando sueldos miserables y casi sin tiempo para compartir con sus seres queridos, para hacer lo que a cada uno le gusta, pero con una fuerza impresionante que si la organizamos en pos de nuestras demandas y necesidades, podríamos hacer grandes cosas”, comenta Beatriz en relación a su experiencia en la empresa estatal.

Una “voz alternativa” para luchar por las demandas de las y los ‘correanos’

Entre las y los operadores postales hay bastante descontento y apatía ante las elecciones sindicales, por ver “los mismos rostros de siempre” y, principalmente, por el rol que han cumplido los dirigentes del SOP. “Hoy estamos en un proceso de negociación con tres sindicatos, por un lado, y el sindicato de nosotros, como operadores postales, por otro. Divididos, al interior de Correos, por discusiones de los dirigentes. Mi candidatura va en pos de la unidad de las filas de los trabajadores en Correos”, afirma la delegada sindical.

“Cuando tomé la decisión de lanzarme a la candidatura es porque creo que hay una pelea que tenemos que dar y es la de recuperar los sindicatos para las y los trabajadores, y para que sea una herramienta de lucha en pos de nuestras demandas. En ese mismo sentido, la decisión nace para poder mostrar que los trabajadores podemos organizarnos”, asegura Beatriz.

Pero, ¿cuáles son las demandas y problemáticas principales dentro de “la planta”? Según lo conversado con la joven un punto sentido tiene que ver con los bajos sueldos y la exigencia de aumentarlos. “Nosotros tenemos que hacer turnos rotativos para llegar a fin de mes, ¡ni siquiera, a la quincena! Nuestros sueldos son paupérrimos, de $300.000, trabajamos seis días a la semana, con distintos horarios, y llevamos años ganando lo mismo. Tenemos problemas que vienen desde hace años en la planta CTP, y las otras plantas, por ejemplo, las temperaturas extremas o los turnos rotativos o el 6x1. Queremos hace mucho tiempo eliminar el día sábado, pero para eso es necesario organizarnos desde las bases”, afirma la trabajadora.

Beatriz nos cuenta que la Gerencia de Correos Chile hace más de un año viene respondiendo a las peticiones con un “rotundo no”, por ejemplo, a la demanda de reducir la jornada laboral. A la vez, la dirección de la empresa se encuentra preparando un “plan de reestructuración”, el que no contempla mejorías sustanciales para las y los trabajadores. “Las lucas para mejorar nuestras condiciones laborales están, pero el problema es que se van en sueldos millonarios de gerentes que se quedan con todo lo que producimos, mientras a nosotros nos tocan migajas”.

La joven nos comenta que tienen diversos problemas, tanto operadores como carteros, debido a la baja cantidad de trabajadores que son en relación a la carga laboral que tienen en la empresa. Los bajos salarios son “pan de cada día”, como también las enfermedades laborales que se generan por el tipo de trabajo y movimientos repetitivos que realizan en cada turno.

De acuerdo a Beatriz, una diferencia importante entre su candidatura y el resto es que su postulación “se motoriza para invertir las lógicas, es decir, en vez de poner como prioridad a los empresarios, al gobierno y sus reformas, quiero ser un factor en visibilizar las precarias condiciones que hoy tenemos como trabajadores. Cambiar esta situación en beneficio de quienes producimos día a día y hacemos posible al Correo depende de nuestras fuerzas y organización, no de las intenciones de la Gerencia, como hacen creer otros dirigentes que confían más en promesas al aire y acuerdos con los jefes, que en organizar a los trabajadores y ponerse a la cabeza de nuestras exigencias”.

Una candidatura para acabar con los privilegios que hoy gozan los dirigentes sindicales

Si bien, la joven es clara en manifestar que un cargo sindical por sí solo no va a cambiar la realidad de conjunto de los sindicatos actualmente, sí considera que el camino para avanzar a esto es “construir una alternativa de los trabajadores desde las bases, levantar asambleas resolutivas, donde seamos los trabajadores quienes votemos y decidamos el curso a seguir, impulsar iniciativas sociales para fortalecer nuestra unión, jornadas de información sobre la situación nacional y las políticas del gobierno, entre muchas otras iniciativas necesarias para reforzar nuestra organización y avanzar como sujetos políticos y sociales capaces de transformar nuestra realidad en el trabajo y en el país”.

Beatriz hace un amplio llamado a votar por su candidatura “para acabar con los privilegios que hoy gozan los dirigentes sindicales como no trabajar o hacer reuniones con la Gerencia a puertas cerradas, donde los trabajadores de base no tenemos ni voz ni voto. Estoy convencida de que toda decisión debe pasar por el debate de las bases, en asamblea, haciendo valer la opinión de nuestros colegas”, propone la joven.

“Yo llamo a las compañeras y compañeros a que voten por mí, no por conquistar un cargo, sino para que podamos ser un altavoz de las mujeres en el Correo, que somos las más precarizadas, porque llevamos menos tiempo y tenemos los peores sueldos. Llamo a votar porque representamos también a las y los jóvenes que tenemos que hacer turnos rotativos, horas extras, para llegar a la quincena; a nuestros compañeros inmigrantes, sordos, sumamente precarizados, y quienes son un pilar fundamental en nuestra organización y unión”, afirma Beatriz.

La joven toma un sentir importante dentro de los “correanos”, pues son conocidos los distintos privilegios que tienen dirigentes sindicales y la lejanía que esto produce con los trabajadores a quienes supuestamente representan. La mayoría de los representantes sindicales llevan años en los cargos, no trabajan y ganan sueldos mayores que sus demás colegas, una situación muy distinta a la que propone Beatriz con su postulación. “Los cargos sindicales deben servir para las reivindicaciones de los trabajadores, no para mantenerse en puestos cómodamente y en condiciones mejores que los demás. Quiero mostrar que podemos organizarnos de manera distinta, poder dar cuenta de todos los debates que se den dentro de la directiva sindical y la federación, e impulsar con todas las fuerzas la unidad entre operadores y carteros, por eso tomo la experiencia y la lucha que dieron compañeros en los años 80’ y 90’. Esa tradición de lucha que hay todavía dentro de Correos, tiene que ser patrimonio de nosotros, de la juventud, de las y los compañeros inmigrantes que tienen, al igual que nosotros, las peores condiciones laborales”, complementa la trabajadora.

Por un SOP unido a la lucha de las y los trabajadores

Beatriz es una convencida de que las condiciones de precariedad laboral que se viven en la planta de Correos Chile no son aisladas. En ese sentido, cree que uniendo las luchas de todos los trabajadores, tanto dentro de la planta como a nivel nacional, se puede hacer la diferencia. En esa línea, y tomando el contexto actual, con una movilización de profesores que ya se extiende en casi un mes y medio, la “correana” considera que “es fundamental tomar la fuerza que han mostrado los profesores, pero para poder desarrollarlo con todo, tenemos que organizar un gran paro nacional, pero desde las bases”.

Asimismo, la joven trabajadora se muestra segura en afirmar que la situación de intransigencia de la Gerencia ante las demandas de la negociación colectiva es igual a como se ha presentado el Gobierno, frente a las demandas de los profesores. De esta manera, la vocera de la agrupación Pan y Rosas declaró que “hay plata para pagar la deuda histórica y las menciones de las educadoras. Hay plata para aumentar nuestro sueldo base y mejorar nuestras condiciones laborales. El problema es que esas platas están pensadas para enriquecer a un puñado de personas: políticos empresariales y gerentes de distintas empresas a costa de nuestra sobreexplotación”.

También, Beatriz, se refirió al actuar de las direcciones sindicales ante la profunda movilización que han llevado adelante los trabajadores de la educación. En sentido, la joven se mostró disgustada puesto que según sus palabras “hasta el momento las dirigencias sindicales se han mantenido en silencio, más allá que discursivamente en una u otra asamblea ‘apoyan la movilización docente’. No han impulsado nada, ni siquiera una campaña de solidaridad para poder fortalecer esa lucha, como lo que hicimos en la planta CTP, que llegó incluso a otros lugares de trabajo y universidades”.

La dirigenta de base de los operadores postales también tuvo palabras para las otras luchas que se viene desarrollando en el país. En ese sentido destacó la necesidad de acompañar el reclamo de "todos esos estudiantes que hoy deciden movilizarse contra los ataques del gobierno de derecha, con los profesores, con los trabajadores de Walmart que hoy comenzaron la huelga, con los y las trabajadores de Enel también, porque las gerencias a nivel local se comportan igual como el gobierno a nivel nacional".

Bravo señaló por último que esa actitud del gobierno no es casual, porque se propone avanzar en reformas precarizadoras y "para eso necesita a los trabajadores desorganizados pero la fuerza mostrada por profesores y la amplia simpatía popular que tiene la lucha, demuestran que es posible enfrentar y derrotar las reformas del gobierno en las calles y conquistar cada una de nuestras demandas".






Temas relacionados

Sindicato   /   Mundo Obrero Chile   /   Política Chile   /   Correos de Chile   /   Burocracia sindical   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO