Cultura

HIPHOP

Bienvenidos a Compton

Tras el anuncio de la pelicula Straight Outta Compton, del grupo NWA (negros con actitud) y entre las latentes jornadas de protesta contra el racismo en E.E.U.U, los rumores de la re-aparición de los panteras negras y la marcada relación de lo político con el hiphop, vuelve a escucharse la frase “Fuck tha police”, que escandalizó al conservadurismo y puso sobre la mesa una realidad que se busca ocultar.

Miércoles 8 de abril de 2015

Es como si la frase estuviese de aniversario, para los jovenes NWA, "fue como tocar al mundo". 27 años más tarde, el trailer de la nueva película Straight Outta Compton, aparece en escena. Un largometraje que toma la experiencia del grupo NWA y su conocido single “Fuck tha police” y que a lo largo de su desarrollo muestra imágenes del constante enfrentamiento entre “negros” y la policía. Los artistas relatan su historia y pareciera que por estos agitados días, el hiphop sigue aportando una fuerte crítica al régimen, con su propio estilo.

El grupo es conocido por desarrollar un género específico de música, el Gangsta Rap o rap gangster, género que se volvió popular durante los duros años del crack en los ochenta: las violentas guerras de pandillas por los territorios de trafico se volvieron mediáticas. El factor más violento de ellas fue una conciencia fuertemente racista, que era ejercida con brutalidad por la policía y que a su vez mostraba el espíritu profundamente conservador de los E.E.U.U. Oculto tras esa cara, se encuentra hasta hoy una ideología explotadora, que hará del pueblo negro, quienes hasta hace muy poco fueran considerados esclavos, uno de los sectores más golpeados de la sociedad.

Pero ellos intentaban contar una realidad, lo que trajo estrechos roces con el aparato policial y político de esos años. El FBI puso varias amenazas directas por el contenido explicito hacía la policía, algo que "no está permitido".

Dos caras de una misma pugna

Algunos temas parecen haberse tratado de ocultar bajo la alfombra. Durante los últimos años, una ilusión post-racial se había establecido en el consiente de los E.E.U.U, la elección de Obama, el primer presidente negro y las políticas "integracionistas", con el ingreso de ciertas capas menores a la burguesía, parecen haber ablandado la dureza. Lejos de ser algo real, el racismo volvió a presentarse mediáticamente de manera visceral. El asesinato del Joven Mike Brown a manos de un policía impune, desencadenó una ola de movilizaciones contra el racismo que se mantuvo por meses.

Durante los años ochenta, la entrada del crack, la extrema pobreza de un sector altamente precarizado como el pueblo negro y la total impunidad de la policía ante el brutal trato que les brindaban, hacía que, en problemas o no, la relación con los allanamientos, los lumazos gratuitos, la discriminación y la sobre explotación fuesen pan de cada día para cada negro, hombre o mujer.

Los años setenta no fueron distintos, el pueblo negro libró fuertes luchas contra el racismo. De esas luchas, Martín Luther King, Malcom X y los Panteras Negras, un partido de "autodefensa" que buscó armarse y organizarse contra el racismo, fueron la cara visible del proceso, librando luchas desde distintas veredas, contra un mismo problema.

“Pusimos todo en nuestra música, nuestra frustración y odio” replica Ice Cube, mientras conduce por las calles de Compton junto a Dr.Dre, recordando los difíciles días de ser un joven negro de los suburbios. La música de NWA llegó a considerarse peligrosa y se volvió un total escándalo, el mundo fue testigo de la negación total de cualquier derecho para los negros, por mínimo que fuese. Fue durante esos días que volvimos a escuchar la frase "la música es un arma".

Es decir lo que no quieren que se diga. Por una parte, el "movil" puede parecernos injustificado, con mafias, bandas, drogas y armas, pero detrás hay una fuerte denuncia, que no debe pasar desapercibida. No nos interesa hacer una alabanza a la escalada en el mundo de la fama, en realidad nos interesa aquello que está detrás del arte. El motor de la temática es el entorno que te rodea.

En cierta medida, el rap se trata de eso, más allá de la ideología Gangster y toda la descomposición que puede brotar de ella. NWA decía fuerte y claro que alguien tenía que decir lo que estaba pasando y parecía que a todos los relacionados les molestaba de sobremanera. Como veníamos ensayando en artículos anteriores, el arte funciona como un espejo distorsionado de la realidad, pues refleja subjetivamente las experiencias del individuo y su relación con su entorno.

El problema parece ser el mismo que afecta a Gays y lesbianas, trabajadores y trabajadoras, pobres y excluidos del mundo. Un sistema totalmente barbárico que se sostiene sobre millones de oprimidos.

Es como una olla a punto de explotar. Son los escándalos que se abren por abajo, que hay que saber escuchar. Tras 27 años, NWA sigue siendo, en palabras de Ice Cube "protesta no violenta", algo que el mundo necesita escuchar.

El trailer para la pelicula:

Fuck tha Police:






Temas relacionados

Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO