Política Chile

NACIONAL

Cae en 36 puntos la aprobación a Sebastián Piñera en encuesta sobre presidentes de América Latina

En 36 puntos cae la aprobación de Sebastián Piñera, registrada por la encuesta de la consultora internacional IPSOS. De un 68% en agosto del 2018, el mandatario actual pasa al séptimo puesto con un 32% de aprobación ¿qué gatilla y que guarda este descenso?

Lunes 13 de enero | 07:38

La encuesta, realizada entre noviembre y diciembre del 2019 deja a Sebastián Piñera en el séptimo puesto - con un 32% de aprobación - muy por debajo del 68% que en el 2018 otorgaba el primer lugar al mandatario Chileno. Número acordes a los entregados por la Cadem, a finales del año pasado, en donde cerró con un 11% de aprobación ante la pregunta: ¿Independiente de su posición política ¿Usted aprueba o desaprueba la forma en que Sebastián Piñera está conduciendo su gobierno?

¿Qué refleja esta baja en los números? Si bien es una reducción cuantitativa de la opinión de la población en primer lugar, el “Estallido Social” es y seguirá siendo un punto de inflexión en donde se rearticula gran parte de las posiciones del pueblo chileno de hoy en día, un estallido que posibilita un re-emerger de la voz de trabajadores, jóvenes e intelectuales en torno a un re-pensar las fórmulas y modelos país que nos rigen.

Si el 2011 los estudiantes salieron a la calle y evidenciaron las dinámicas de mercado instaladas en universidades, liceos y en el mismo gobierno con respecto a la educación - potenciando una crítica colateral al sistema neoliberal que la sustenta - el estallido social ocurrido el 18 de Octubre del 2019, vuelve a remecer al conjunto social y aún hoy, podemos ver como esas olas y repliegues van generando verdaderos remolinos de crítica y protesta en contra de la institucionalidad política, los partidos del régimen e incluso las burocracias sindicales.

Chile hoy es un paisaje convulsivo. La opinión se agudiza y las encuestas como las realizadas por IPSOS son reflejo de esto. El plateau económico que ayer celebraba la clase empresarial chilena, muestra sus descensos y así, no es sorpresa que las proyecciones y valoraciones comerciales caigan también.

En segundo lugar, la visibilidad otorgada por la hiperconectividad e hipertrofia de las redes sociales, posibilita mirar ahí donde antes, solo encontrábamos puntos ciegos. Desde la represión a los primeros estudiantes secundarios que iniciaron las evasiones masivas, pasando por los cuerpos calcinados encontrados en locales quemados. Los cientos de personas con perdigones y daños oculares. Las muertes y los rostros golpeados. Los atropellos y la inolvidable imagen de militares en las calles - otra vez - trajo, como se dice en psicología, ese revivir del trauma. Hay un 73’ que no se olvida, hay un gobierno que debe y un pueblo que no perdona. Trajo memoria, el recuerdo de luchas y espacios que trabajadores han vuelto a recuperar.
El velo cae y los trabajadores, mujeres y la juventud pueden, observar como aquellos edificios y fortalezas simbólicas se derrumban. La policía se derrumba en una desaprobación de más del 50% de la población. La confianza en el gobierno y su modelo capitalista se derrumban - o por lo menos las ilusiones de aquella permanencia absoluta - y a pesar de no haber lugar seguro, saltamos el nihilismo de la posmodernidad y se llega a un país que el 31 de enero, y pese al bloqueo de transportes, se manifestó con cientos de personas en las calles. Así el descenso en las encuestas no solo manifiesta la desaprobación de un gobierno en particular, sino también lo múltiples cambios, transformaciones y re-posicionamientos de una sociedad que caminando sin voz, recordó como hablar. Una voz que además, reanuda los términos clase obrera, trabajadores.






Temas relacionados

#YOTAMBIÉNDIJEFUERAPIÑERA   /   #FueraPiñera   /   #RenunciaPiñera   /   Política Chile

Comentarios

DEJAR COMENTARIO