DISTRITO 12

Camila (Oveja) Meza: la joven arquitecta que protagonizó la lucha por la educación gratuita y contra la burocracia estudiantil en la USACH

Camila Meza va a la Convención Constitucional en la lista del Partido de Trabajadores Revolucionarios (PTR) para disputar una voz de las y los trabajadores y de los sectores que se movilizaron por las demandas de la rebelión en el distrito 12

Teresa Melipal

Santiago de Chile

Domingo 17 de enero

Camilia Meza, alias Oveja, es egresada de la carrera de arquitectura de la Universidad de Santiago de Chile (USACH). Es hija de una familia de profesoras de la zona sur de Santiago y ha residido desde hace 30 años en la comuna de Puente Alto.

El paso de Camila por la universidad fue marcado entre el trabajo de los fines de semana y sus estudios. No fue fácil, tenía que administrar su tiempo para pagar los gastos extras en el hogar. Es por esto que a principios del año 2011 comprendió la necesidad de luchar por una educación gratuita, completamente garantizada por el Estado, laica, no sexista ni heteronormativa, mientras que la Federación Estudiantil de la Usach, dirigida por Camilo Ballesteros (PC) marcaba la posición de un arancel diferenciado.

El 2011 fue un año que remeció al primer gobierno de Piñera con las luchas callejeras que protagonizó el movimiento estudiantil, pero también se destacó por las primeras denuncias al rol que tuvieron los gobiernos de la ex Concertación y a la burocracia estudiantil dirigida por la JJCC y de las juventudes de la ex Concertación. Es en este contexto cuando Camila es reconocida por sus pares como una de las y los cientos de miles estudiantes que cuestionaron a las cúpulas del Confech y que dieron continuidad a la lucha por las demandas de estudiantes y trabajadores en unidad obrero-estudiantil. Ese mismo año, Camila entra a militar al Partido de Trabajadores Revolucionarios (PTR), apostando a la auto organización en los lugares de estudio y trabajo para un verdadero cambio social.

Hoy, Camila pone a disposición su disciplina para llevar adelante las demandas por el derecho a la vivienda y a la tierra, participando activamente en las asambleas territoriales de Puente Alto. Su misión es dar la pelea para erradicar la incidencia directa de la dictadura de Pinochet con las lógicas mercantiles y capitalistas que rigen la repartición de la tierra y acceso a la vivienda, uno de los pilares de la precarización de las condiciones de vida de trabajadores y de los sectores populares.

“No puede ser que privados y grandes inmobiliarias mantengan terrenos eriazos ociosos y viviendas sin poder habitar en un marco en donde se incrementan los índices de familias en campamentos y de hacinamiento.Creemos que estos terrenos y viviendas ociosas deberán pasar a manos de la clase trabajadora en función de sus necesidades y no del lucro”, señala Camila.

¡A darlo vuelta todo!

Este 11 de enero Camila inscribió su candidatura a la Convención Constitucional en la lista del Partido de Trabajadores Revolucionarios (PTR) para disputar una voz de las y los trabajadores y de los sectores que se movilizaron por las demandas de la rebelión en el distrito 12 (Puente Alto, La Pintana, La Florida, Pirque y San José de Maipo).

Sin embargo, desde el PTR denuncian los límites de la Convención Constitucional, la cual no podrá modificar los acuerdos internacionales y le da continuidad a la permanencia de las transnacionales, se mantienen los ⅔ el cual favorece el poder de veto para la derecha y se limita la participación a jóvenes menores de 18 años. Estos límites fueron anunciados en el Acuerdo por la Paz y Nueva Constitución, votado por parlamentarios de los partidos políticos a espaldas de las movilizaciones de la revuelta de octubre de 2019. También realizan una crítica al rol de los parlamentarios del Partido Comunista y las direcciones sindicales, quienes votaron la criminal Ley de Protección al empleo.


“El rol del Partido Comunista que está a la cabeza de la CUT ha sido nefasto para poder continuar con nuestras demandas de la rebelión. No convocaron a nada más después de la huelga del 12 de noviembre del 2019, cuando era el momento de movilizar para sacar a Piñera y a los violadores de los derechos humanos. Pero, el Partido Comunista prefirió sentarse a negociar cuando el gobierno seguía atacando a los trabajadores y haciendo que la crisis económica y social la pague el pueblo”
, sentencia Camila.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO