Política Chile

CARABINEROS DE CHILE

Cara dura: Carabinero sorprendido fuera de casa de fiscal Chong se querella

El teniente de carabineros Freddy Vergara, se querella tras control de identidad al que fue sometido por la PDI.

Sábado 17 de octubre | 07:39

A inicios de este mes la policía de investigaciones (PDI) realizó un control de identidad al Teniente Coronel de Carabineros Freddy Vergara tras pasar, en más de una oportunidad, por fuera del hogar de la fiscal Ximena Chong a cargo del caso en que un menor de 16 años fue empujado por un oficial de Carabineros, Sebastián Zamora, al río Mapocho. Recordemos que el hogar de la fiscal es vigilado por personal de la PDI, debido a las amenazas referidas a ella y su familia tras formalizar a Zamora por el delito de homicidio frustrado.

Te puede interesar: Crisis en Carabineros: Sorprenden a Tte. Coronel merodeando domicilio de fiscal Ximena Chong

A raíz de lo vivido en el control de identidad, es que el Teniente Freddy Vergara ingresó una querella en el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago por haber sido víctima de "abuso contra particulares", "violación de secreto" e infracción a la Ley de Seguridad Informática.

Según lo describe Diario La Tercera, Vergara señala en la querella que:

“el día miércoles 7 de octubre de 2020, a las 7:15 horas de la mañana aproximadamente, en circunstancias que me dirigía a mi trabajo, ubicado en Avenida Vivaceta N° 2700, comuna de Independencia, en el Departamento de Transportes de Carabineros de Chile, circulaba en mi motocicleta particular por avenida José Domingo Cañas, en dirección poniente, virando a la derecha en avenida Seminario, llegando próximo a la Avenida Bilbao, intentando devolverme a un taller de motos que se ubica en calle Tegualda con calle Colo Colo, donde debía retirar el foco delantero de mi motocicleta que estaba en reparación, por lo cual y tomando en cuenta el sentido de la calle que ingresé, de la cual desconozco el nombre, no pude doblar hacia la izquierda, tomando la decisión de volver hacia Avenida Seminario, continuando mi trayecto en dirección a mi trabajo y, al llegar nuevamente a la intersección de Avenida Bilbao, me detuve por la luz roja del semáforo, acercándose por el costado derecho una persona de infantería que señala pertenecer a la Policía de Investigaciones de Chile, quien me indicó que me identificara, por lo cual le solicité estacionar la motocicleta para no interrumpir el tránsito, situación que realicé, entregando mi cédula de identidad, comenzando a consultarme por qué estaba en ese lugar, y por qué había realizado esa ruta, continuando con preguntas relativas a mi ocupación, por lo cual le manifesté que era funcionario público y, específicamente, Teniente Coronel de Carabineros de Chile, exhibiendo mi Tarjeta de Identificación Profesional (Tipcar), la cual me arrebató de la mano y le manifesté que me la debía entregar, respondiendo que le iba a tomar una fotografía y se fue hacia el vehículo en el cual se movilizaba, entregándole mi Tipcar a otro funcionario de la PDI que estaba al interior del vehículo en el que se movilizaban, regresando enseguida y devolviéndome la Tipcar al momento que también fotografiaba mi motocicleta, no manifestándome ninguna imputación, salvo que daría cuenta, no especificando a quién ni de qué daría cuenta, manifestando además, que se encontraba en cumplimiento de una medida de protección y que les llamó la atención cuando realicé el viraje y retorné a la misma calle (...)”.

Vergara acusa además, que nunca se le indicó que fue inspeccionado en el marco de una orden de protección a la persecutora y que solo los dos funcionarios de la PDI tuvieron acceso a sus datos personales que luego se filtraron en redes sociales:

“(...) en ningún momento el personal de la PDI me manifestó en detalle qué hacían ellos en ese lugar y porqué razón me habían fiscalizado”

“consideró de suma gravedad que mis datos personales hayan sido publicados después del control, siendo ellos los únicos quienes tuvieron registro de mi identidad y fotografían mi cédula de identidad y Tarjeta de identificación Profesional (Tipcar)" (...) "vi muchas publicaciones donde se exhiben fotografías de mi persona de uniforme y de civil, obtenidas de mis redes sociales, con mi nombre completo, que incluían amenazas en mi contra, por lo cual me vi obligado a cerrarlas para evitar que continuarán obteniendo mis antecedentes y poner en riesgo mi integridad y la de mi familia".

Vergara solicita tres diligencias: “Se me cite a prestar declaración en calidad de Víctima de estos hechos”, “Se despache orden de investigar al departamento de OS9 de Carabineros de Chile” y “se oficie a la Policía de Investigaciones para efectos de que informen la identidad de los funcionarios que practicaron la fiscalización y que se les cite a prestar declaración”.

Carabinero ¿Víctima?

Es extraño que el Teniente Vergara cambie su relato respecto de por qué pasó fuera de la casa de la fiscal (en más de una oportunidad) cuando existe un registro que lo prueba; las explicaciones fueron desde que se había perdido, que su moto no funcionaba, que le llamó la atención algo del lugar y que “él puede andar donde quiera”. Esta ambigüedad evidencia cómo la policía en Chile se siente con la libertad de “hacer” con o sin uniforme, y cuando les toca dar explicaciones por sus actos son “víctimas” a las que se les vulneran derechos.

La situación que le tocó vivir a Freddy Vergara, es la que deben enfrentar cientos de personas, en especial jóvenes, cada vez que carabineros realiza controles de identidad: no se identifican, sin presunción de delito, imposición del control de identidad, revisión de pertenencias sin orden judicial, entre otras. ¿A quién se acude para protegernos de una policía que vulnera derechos sistemáticamente?

Asesinar, torturar, mutilar, violar, reprimir, intentar matar, herir, golpear, eliminar el derecho a la protesta, son algunos de los principios que practica la policía en Chile. ¿Reformarla? No, es imposible reformar una institución que fue creada (en 1927) para contener las movilizaciones y protestas de las masas de trabajadores organizados. El fin de la policía en Chile y en el mundo, es la protección de la propiedad privada y el cuidado de un sector social: las y los ricos.

Luchamos por la disolución completa de la policía y todas las fuerzas de seguridad, como parte del programa de lucha contra este Estado de los capitalistas y por un gobierno de las y los trabajadores, al tiempo que defendemos y promovemos todas las formas de autodefensa obrera y popular. Las funciones de seguridad deben ser reemplazadas por los trabajadores haciéndose cargo de su propia autodefensa; es decir, por milicias de la clase trabajadora, subordinadas y controladas por las organizaciones obreras y del pueblo oprimido, con participación de organizaciones no estatales de Derechos Humanos; aspecto inseparable de la lucha revolucionaria por acabar con el capitalismo, para construir una sociedad libre de opresión y explotación.”

Te puede interesar: Disolución de carabineros: ¿con qué reemplazar esta policía?






Comentarios

DEJAR COMENTARIO