Géneros y Sexualidades

SOCIOLOGÍA UV

Carrera de sociología; contra el gobierno y la violencia machista

El avance de las empresariales reformas del Gobierno ya tuvieron las primeras respuestas por parte del movimiento estudiantil; estudiantes de la carrera de sociología de la Universidad de Valparaíso vienen movilizándose en contra del TPP-11, la pérdida de la insuficiente beca de gratuidad de la ex Nueva Mayoría y rechazando el ineficiente protocolo que viene dejando impune los casos de acoso de profesores.

Miércoles 29 de mayo de 2019

A un mes del paro, si bien la carrera de sociología inició una movilización en contra del TPP-11, en el trayecto el contexto político ha ido entregando más elementos sobre la mesa; la pérdida de gratuidad fue uno de los temas que afecta directamente a estudiantes a nivel nacional y no fue la excepción en la Universidad de Valparaíso, ya que comenzó el año con más de 1000 estudiantes sin dicha beca.

Otro elemento que levantó rechazo a nivel nacional tanto por estudiantes, como de docentes, fue el cambio curricular que realizó el Consejo Nacional de Educación, el cual establece que historia y Ed. Física dejen de ser materias obligatorias de 3° y 4° medio, afectando directamente a nuestros compañeres de pedagogía. Así, Sociología tomó la decisión de plegarse a la movilización, discutiendo que tal cambio de contenido entrega considerables repercusiones en la formación de estudiantes; sin una visión crítica ante los procesos históricos más relevantes vividos en el país como lo fue la dictadura militar de Pinochet.

Por otro lado, la impunidad ante los casos de acoso denunciados vía el protocolo contra el acoso de la universidad, también ha tomado un punto importante dentro de la movilización, ya que actualmente se encuentra el caso de un profesor que está por cumplir un año en proceso de sumario con goce de sueldo, y sin ningún tipo de respuesta concreta por parte de la universidad sobre la fecha de término o las respectivas sanciones. De esta manera, es que se convocó el día 28 de mayo a una manifestación en prorectoría para tensionar a las autoridades a que nos entreguen respuestas concretas ante los eternos sumarios y las posibles reincorporaciones de los denunciados, consiguiendo casi de forma inmediata una reunión con el prorector y fiscalía.

Ante dicho escenario, se suman los intentos de las autoridades de la carrera de bajar el paro llamando arbitrariamente a clases, sin respetar el derecho de les estudiantes a movilizarse pasando por encima de un paro que no sólo intenta responder a las políticas de la derecha, sino que también a la educación sexista que reproduce la violencia machista.

Este paro expresa cómo les estudiantes no son indiferentes ante el contexto político en el que estamos; cuestionando la necesidad de un protocolo efectivo construido desde las bases y rechazando las políticas que viene impulsando el gobierno que nos afectan como clase trabajadora; como lo es el TPP-11, el proyecto Aula Segura, la Reforma Laboral, el Estatuto Laboral Juvenil y la Reforma tributaria.

Lo que ha permitido que salgan aprobados las agenda represiva del gobierno sin ninguna respuesta de masas, ha sido la nula convocatoria de la Confech -dirigida por el FA- hacia el movimiento estudiantil para que se movilicen, que no se aleja mucho del posicionamiento que viene tomando la “oposición” en el parlamento, en donde incluso hay sectores como RD del FA, que salen orgullosamente a plantear que han apoyado casi el 80% de los proyectos que ha presentado el gobierno.

En este escenario, se vuelve fundamental que por un lado, salgamos a emplazar a la federación dirigida por las Juventudes Comunistas (JJ.CC) para que deje el rol pasivo que viene tomando mientras dentro de la misma universidad se vienen desarrollando movilizaciones en rechazo a las reformas del gobierno y los casos de acoso.

Para acabar con la violencia machista impune en nuestras casas de estudio, necesitamos construir un protocolo contra el acoso triestamental independiente a las autoridades de la universidad para que no las resoluciones tomadas, no queden en la voluntad del rector o prorector.

Asimismo impedir el avance de las precarizadoras reformas del gobierno como movimiento estudiantil debemos sumarnos a las demandas de las mujeres y les trabajadores y levantar en conjunto un plan de lucha unificado que nos permita articularnos en conjunto como movimientos y levantar un gran paro nacional efectivo, sumándonos a las convocatorias hacia este 1 y 3 de junio, y salir a las calles a manifestar nuestro total repudio a su agenda empresarial, que no responde a los intereses de la clase trabajadora.






Temas relacionados

Universidad de Valparaiso   /   Acoso   /   Protocolo   /   Protesta   /   Géneros y Sexualidades   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO