Mundo Obrero

CENTENARES DE DESPIDOS TRAS LA ENTRADA EN VIGENCIA DE LA LEY DE LA JIBIA

Centenares de despidos tras la entrada en vigencia de la Ley de la Jibia

En el mes de Agosto entró en vigencia la Ley de la Jibia, principal reforma a la Ley de Pesca impulsada por el ex ministro Pablo Longueira. Si bien es un avance para la pesca artesanal los efectos siguen recayendo en la clase trabajadora.

Sábado 10 de agosto

El primero de Abril del presente año PacificBlu, principal exportadora de Jibia de Chile, anunció la decisión de cerrar su planta ubicada en Talcahuano Región del Bío-Bío. Esta decisión, indicaban, se iba a concretar en el mes de Agosto y afectaría a cerca de 400 personas. PacificBlu es una empresa pesquera nacida el 2014 tras la fusión de tres pesqueras de la localidad de Talcahuano asociadas a las familias Yaconi, Santa Cruz, Sarquis y Stengel, estas eran: Blumar, Pesquera Bío-Bío y Congelados Pacíficos.

Para comprender estos despidos debemos volver la mirada hacia la última Ley de Pesca publicada en Febrero del 2013 durante el gobierno de Sebastián Piñera, la famosa ley Longueira, que buscaba entre otras cosas, regular la actividad pesquera industrial y artesanal junto con procurar la sustentabilidad de los productos extraídos del mar. Pero esta ley desde que fue conocida fue criticada y resistida, debido a que concesionaba a siete familias los derechos de la pesca industrial: Angelini, Lecaros, Yaconi, Sarquis, Stengel, Fernández e Izquierdo, y por otra parte, era incapaz de generar sustentabilidad entre las especies por la estrategia de arrastre. No podemos dejar de mencionar que durante su tramitación se generaron financiamientos ilegales a algunos congresistas, de los distintos sectores políticos, con la excusa de que financiaban campañas, ejemplos son el caso Corpesca y Asipes.

En ese contexto los pescadores artesanales no dejaron de manifestarse y movilizarse alcanzando frutos en febrero de este año cuando fue publicada la modificación más importante que ha tenido la llamada ley Longueira: la “Ley de la Jibia”. Esta ley que entró en vigencia este mes y señala, entre otras cosas, que “La especie Dosidicus gigas o jibia sólo podrá ser extraída utilizando potera o línea de mano como aparejo de pesca. Se prohíbe cualquier otro tipo de arte o aparejo de pesca”. Este es un golpe directo a los industriales pero un triunfo vital para los pescadores artesanales, no solo porque pueden volver a trabajar este recurso sino por que logran eliminar la pesca de arrastre que no procuraba, en ningún caso, la sustentabilidad de las especies.

La entrada en vigencia de la ley de la jibia concretó lo anunciado a inicio de Abril por la empresa PacificBlu y así es como este 9 de Agosto 367 personas, preferentemente mujeres, han sido despidas por el cierre de la planta de jibia en la zona de Talcahuano, dejando afectados a trabajadores y trabajadoras de la zona de Talcahuano y Hualpén, preferentemente . La razón es porque la empresa no encuentra sustentable trabajar bajo las condiciones de pesca artesanal y además no puede modificar el aparejo de pesca de sus barcos según lo establece la ley.

Este capitalismo salvaje logra a la perfección su cometido criminal. Mientras no le sea rentable el proceso de extracción desecha a sus trabajadores para minimizar sus gastos. Y por otra parte, enfrenta a los trabajadores al punto de transformarlos en enemigos, como ocurre con los sindicatos industriales y los pescadores artesanales. Debemos, como clase trabajadora, comprender que el enemigo no es nuestro compañero de trabajo y por ende de clase, sino aquellos que controlan los medios de producción y gozan de los beneficios que debiesen ser para todas y todos los que habitan este territorio llamado Chile.






Temas relacionados

#Despidos   /   Economía Nacional   /   Mundo Obrero   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO