Economía

INTERNACIONAL

Chile, la Suiza del empresariado

El modelo chileno es celebrado por la derecha en todo el continente, tanto así que el ex académico de la Universidad de Chile en dictadura y actual ministro de economía de Bolsonaro, Paulo Guedes, comparó lo incomparable.

Martes 12 de febrero

El ministro de Economía designado por el presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, en una entrevista con el medio británico el Financial Times, declaró que Chile se parece a Suiza gracias a que “los chicos de Chicago lo arreglaron”, refiriéndose a las políticas neoliberales implementadas durante la dictadura, régimen bajo el cual aceptó un cargo en la Universidad de Chile mientras estaba intervenida militarmente.

Guedes quien también fue formado en la Universidad de Chicago, señaló que Chile es un ejemplo para revitalizar una economía.

“Vi a Chile más pobre que Cuba y Venezuela hoy, y los chicos de Chicago lo arreglaron. Chile es ahora como Suiza”, enfatizó el secretario de Estado.

Te puede interesar: Los mitos del capitalismo chileno

Pero no son comparables las economías de Chile y Suiza

Según la encuesta que la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo, análisis comparado de las condiciones laborales que se mide cada cinco años desde 1990, en 2015 arrojó que Suiza dejó de estar a la cabeza respecto a las condiciones de trabajo en aspectos relacionados con la salud, la seguridad y la autonomía, como lo estaba en el año 2005, cuando se adelantaba a los otros 34 países europeos considerados en el sondeo de entonces.

Los datos de diez años más tarde, muestran que la realidad de la clase trabajadora del país donde se encuentra la sede de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) tiende a aproximarse a la media europea.

En 2017, el PIB de Suiza fue de 71.200€ euros, ocupando el lugar 4 de 196 países de del ranking de PIB per cápita. La cifra hace suponer que sus habitantes tienen un buen nivel de vida. Por otra parte, el salario medio de sus habitantes es el más alto del mundo.

En tanto, Chile es la economía número 42 por volumen de PIB. El PIB per cápita en 2017, fue de 13.342€ euros, ubicando al país en el puesto 55 del ranking y revelando que sus habitantes tienen un bajo nivel de vida en relación al resto de los 196 países del ranking de PIB per cápita.

Las políticas neoliberales de los Chicago´ boys son la herencia de la dictadura, un legado que Brasil intenta replicar. Pero cabe destacar que Chile es el país de la OCDE con la mayor desigualdad de ingresos entre las naciones que integran el organismo.

Es un país donde la mayoría de los trabajadores recibe un salario inferior a los 400 mil pesos. Según los datos de la OCDE más de un millón de personas jubiladas en Chile reciben menos de 200 mil pesos, lo que explica los suicidios de ancianos y jóvenes que ven sus vidas sometidas aún círculo de miseria. En ese sentido, este organismo declara que la desigualdad se ve profundizada por los costos promedio de la educación superior en Chile, que se encuentran entre los más caros del mundo. Sólo en Estados Unidos la educación es más.

La ofensiva de la derecha en América

Si trata de comparaciones, Suiza no es precisamente el país al que Chile se parece más en materia económica o términos de calidad de vida de sus respectivas clases trabajadoras. Sin embargo, si hay una similitud innegable, es que pese al Estado de Bienestar que ha permitido a la clase obrera suiza mantener un estándar de vida muy superior a las de América Latina, tanto allá como acá, hay una clase explotadora y una explotada.

La intención de Guede al comparar el modelo chileno con Suiza, es señalar como referencia política el sistema neoliberal impuesto en dictadura, modelo responsable de la profunda desigualdad social que existe en el país.






Temas relacionados

Jair Bolsonaro   /   Derecha chilena   /   OIT   /   Derecha   /   OCDE   /   Brasil   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO