Mundo Obrero

Trabajadores

Clínica Dávila: Este miércoles los trabajadores iniciaron paro indefinido

Los Sindicatos Profesionales de Clínica Dávila, iniciaron para indefinido este miércoles a las 8:00 horas, tras no llegar a un acuerdo con la empresa en el marco de negociación colectiva.

Jueves 12 de julio

El llamado a paralización por parte de los sindicatos del establecimiento privado de salud se confirmó el martes de esta semana, debido a que la empresa controladora de la clínica no accedió al piso mínimo que solicitaron los trabajadores en el proceso de negociación colectiva.

El carácter de la paralización es de indefinido hasta que la empresa acceda a aceptar los términos de los sindicatos. Son alrededor de 700 profesionales con cese de funciones y han dispuesto de 30 en funcionamiento activo para cumplir con servicios básicos.

Los servicios de urgencia están siendo derivados a otros recintos de salud, los otros servicios serán reanudados al termino de la movilización. La huelga de los trabajadores de la Clínica privada, se suma a las paralizaciones de los trabajadores de la Isapre Nueva Más Vida, Cementos Polpaico y Fundación Chile, los cuales han visto fracasar las negociaciones y se mantienen firmes con sus posiciones hasta llegar a un acuerdo concreto.

Desde el inicio de la paralización han salido diferentes voces a cuestionar la movilización de los trabajadores de la clínica aludiendo a la afectación que tienen los pacientes por no poder ser atendidos y que tendrán que esperar el termino del conflicto o ser derivados a otros recintos de salud, esto desde los medios “tradicionales” de comunicación, sí, los mismos que son controlados por grandes grupos económicos y hasta personeros de Gobierno como el subsecretario del trabajo, Fernando Arab quien indicó “El derecho a huelga no puede significar nunca poner en riesgo la vida”.

En concreto, es compleja la situación que tienen que pasar los pacientes y usuarios al no poder conseguir una atención, pero ninguno de los actores anteriormente mencionados se refiere a que las medidas de presión por parte de los trabajadores son por que los empresarios no ceden a entregar condiciones mínimas para funcionar y hacer mejoras salariales, acumulando riquezas a costa de jornadas extenuantes y lucrando con un derecho humano básico que es el acceso a la salud.

Clínica Dávila pertenece a las Empresas Banmédica, las cuales hasta el último trimestre del año 2017 eran controladas por el cuestionado grupo PENTA, recordar que los dueños del grupo son Carlos Alberto Delano Y Carlos Eugenio Lavín, ambos imputados por uno de los casos más grandes de corrupción política que ha visto nuestro país. La prestadora privada de servicios médicos era uno de los activos más grande del grupo económico de “los Carlos”, en el año 2017 las utilidades fueron de $57.000 millones. Los dueños actuales de Empresas Banmédica son UnitedHealth Group, donde el gigante grupo económico norteamericano pagó aproximadamente $1.7 billones para la adjudicación.

En el contexto nacional actual, donde vemos masivos despidos, cierres de fabricas y empresas, dejando a miles de trabajadores en la calle, es más necesaria que nunca la unidad de los trabajadores para enfrentar los ataques y la intransigencia de empresarios y el gobierno de la derecha.

Solo a través de nuestros métodos históricos como paros, huelgas, marchas, tomas de fabricas, cortes de calle y organización podremos hacerle frente tanto a los despidos como a la intransigencia de empresarios que nos niegan nuestros derechos mínimos como trabajadores.






Temas relacionados

huelga salud   /   Negociación colectiva   /   Penta Casta   /   Trabajadores de la salud   /   Trabajadores   /   Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO