Juventud

TRIBUNA ABIERTA

Comunicado Público: Estudiantes expulsados de la UAHC denuncian autoritarismo de Rectoría

Reproducimos el comunicado de estudiantes de la carrera de derecho de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, los cuales fueron desvinculados por persecución política.

Sábado 23 de diciembre de 2017

Reproducimos el comunicado de estudiantes de la carrera de derecho de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, los cuales fueron desvinculados por persecución política.

COMUNICADO PÚBLICO ESTUDIANTES EXPULSADO POR UAHC 2017

Como es nuestra costumbre hemos de referirnos al último hecho ocurrido en relación al sumario 09-2017 llevado a cabo por la Universidad Academia de Humanismo Cristiano en contra de nosotros, declaramos lo siguiente:

Ya cumplimos la última etapa que establece el reglamento interno de estudiantes 2011, cual es la de apelar ante el rector Pablo Venegas Cancino. La respuesta de este fue confirmar las expulsiones a seis de nosotros.

Reiteramos que esta apelación ante el rector, quien interpuso la denuncia ante el tribunal disciplinario de la universidad, nos parece del todo irregular, puesto que éste actúa como juez y parte. Lo cual, entre otras cosas, impide ejercer nuestro derecho a la defensa y vulnera la garantía constitucional del debido proceso.

En dicha apelación solicitamos se revoque lo resuelto, y por tanto, se deje sin efecto las sanciones por haberse dictado con infracción a las normas del debido proceso; la sentencia impugnada no fue dictada por un tribunal imparcial; la sentencia fue dictada sin que pudiésemos ejercer nuestro derecho a ser oídos, puesto que no hubo emplazamiento válido; este sumario disciplinario fue llevado a cabo con absoluto secreto, lo que impidió que ejerciéramos nuestro derecho a la defensa; solicitamos también que se deje sin efecto por aplicarse sanciones a nuestra compañera licenciada Carolina Guerra: las que son la re-emisión del certificado de conducta (con el objetivo de impedir que obtenga el título de abogada otorgado por la Corte Suprema) y prohibición de ingreso a todas las sedes de la Universidad; y a nuestra compañera egresada, Valentina Figueroa, se aplica la expulsión de la institución que se concreta en la prohibición de rendir el examen de grado. Estas sanciones no se encuentran contempladas en el reglamento, lo cual es a todas luces irregular, no pueden inventarse sanciones o penas y aplicarse después de ocurridos los hechos que se acusan.

Lamentamos profundamente que la institución hiciera caso omiso a los múltiples llamados a conciliación que propusimos, puesto que hasta ahora no era costumbre en nuestra universidad que las movilizaciones estudiantiles fueran resueltas por la vía disciplinaria instruyendo sumarios secretos, y mucho menos, expulsando estudiantes. Muy por el contrario, siempre primó el dialogo y la discusión, porque para nosotros la otrora Escuela de Derecho y la Academia fue un espacio de construcción en donde pudimos desarrollar nuestras habilidades y aprender “haciendo”, y no solo desde la sala de clases.

Resulta a lo menos llamativo que recién aprobada por la CNA la acreditación de la institución por cuatro años, (que si bien nos alegramos porque muchos estudiantes podrán ejercer el derecho a la educación sin endeudarse, pero bajo el costo de no poder disentir de la opinión del rector y sus trabajadores) se reunieran a celebrar en el quinto piso del edificio A comprándose el discurso institucional y metiendo bajo la alfombra los diversos problemas internos como nuestra expulsión de la comunidad o los problemas de acoso que denunciaron compañeras de la facultad de artes. Es realmente una hipocresía de la institución que se promocionen como “la única institución triestamental” cuando quisimos hacer uso de ella nos expulsan. Es realmente triste ver como terminan los conflictos estudiantiles, profesores agrediendo estudiantes, como se ve en el registro de video “42 años UAHC: La dictadura de los sumarios 2017” difundido por nosotros. Metiéndose en el bolsillo su discurso del “pensamiento crítico” o “todos construimos comunidad”.
Esto nos deja claro que quieren subsistir a toda costa para cuidar su pequeña cuota de poder sin importar los reales problemas de los estudiantes, que somos el motor de cualquier institución educacional.

Por nuestra parte, seguiremos nuestro camino en orden a trabajar para revertir esta situación y demostrar que es absolutamente injusta, arbitraria e ilegal, y contraria a todos los principios y valores fundantes de la otrora Escuela de Derecho y de la Academia.

Agradecemos las múltiples muestras de apoyo y solidaridad que para nosotros son un aliciente para seguir luchando y perseguir nuestros sueños, y para que nunca más ocurra algo similar a quienes quieran ejercer derechos políticos en la comunidad universitaria.

Francisca Sepúlveda Sepúlveda
Carolina Guerra Arce
Valentina Figueroa Valdebenito
Ignacio Fernández Soto
Alex Troncoso Araya
María Ignacia Parga Riquelme






Temas relacionados

Autoritarismo Universitario   /   Estudiantes   /   Universidad   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO