Política Chile

TRIBUNA ABIERTA

Consejo nacional del pueblo Chango: "El profundo error que ha cometido el Estado y los gobiernos ha sido socializar y declarar que el Pueblo chango estaba extinto"

A continuación, reproducimos la declaración pública del Consejo Nacional del Pueblo Chango ante la tramitación en las salas del Congreso para el derecho a su reconocimiento como pueblo indígena.

Lunes 13 de julio

La felicidad de los Changos y los subterfugios de los senadores para entorpercer un reconocimiento integral que incluya a las áreas de desarrollo indígena

Este el 30 de Junio de 2020, se aprobó el reconocimiento del Pueblo Chango en el Senado, pasa a tercer trámite constitucional. Evidentemente este es un hecho significativo y relevante para la lucha que ha sostenido el pueblo Chango por décadas y que tuvo un impulso unitario decidido y robusto en la reunión de Paposo-Taltal en Enero del 2020. En dicho encuentro, se reunieron por tres días antropólogos, universidades, organismos medioambientales de la municipalidad de Taltal y por supuesto, los organizadores, las organizaciones del Pueblo originario Chango, de diversas localidades, desde la segunda a la quinta región del país. Allí se constituyó el Consejo Nacional Chango, que tiene como tarea, dar un muy fuerte impulso a las demandas del Pueblo chango, postergadas por décadas y que tiene como prioridad el reconocimiento del Pueblo Chango.

Nosotros somos un pueblo vivo y vigente en todos los aspectos tanto culturales, sociales, territoriales y activo en el desarrollo socioeconómico como un aporte concreto y autogenerador de condiciones para el desarrollo de una actividad económica cultural, basada en la pesca y los recursos marinos que sustenta el bienestar del pueblo chango haciéndolo autosuficiente, siendo un aporte incipiente de parte de las políticas de desarrollo social impulsadas por los gobiernos de turno. Por lo tanto, el pueblo Chango contribuye al país con el trabajo de sus recolectores de algas, pescadores, mariscadores y la protección del medio ambiente de las zonas costeras donde habitan. Todo aquello es una muestra concreta, de que el Pueblo Chango está presente y vivo más que nunca, y contraviene el profundo error que ha cometido el Estado y los gobiernos, al socializar y declarar públicamente que el Pueblo chango estaba extinto.

A tercer trámite despachó la Sala del Senado, la moción que establece normas sobre protección, fomento y desarrollo de los indígenas, y crea la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena, para reconocer al pueblo Chango como etnia indígena de Chile. Cabe recordar que el texto legal comenzó a ser analizado en la sesión del 24 de junio y busca efectuar un reconocimiento de la subsistencia de la etnia de los Changos, cuyos miembros mantienen elementos comunes, como costumbres, creencias y estructura de organización o rasgos. Con todo, el reconocimiento fue respaldado por 27 votos a favor, 13 abstenciones y 1 pareo.

El debate estuvo marcado por la pertinencia de una Consulta Indígena, de acuerdo al Convenio 169 de la OIT artículo sexto, lo que según el Ejecutivo, en voz del Ministro Secretario General de la Presidencia, Claudio Alvarado, ” debe estar respaldada por una consulta a todos los pueblos originarios de Chile. Queremos destacar que el Convenio 169 fue suscrito por Chile en el año 1989 y revisado por el congreso en 1990 y ratificado sólo en el año 2008, entrando en vigencia el 15 de septiembre del 2009; por lo que se demoró 19 años el trámite y la entrada en vigencia de este importante cuerpo legal internacional. Hoy el ministro apela a incumplimiento del Convenio 169, indicando que una medida legislativa “como la que nosotros demandamos” debe estar respaldada por una consulta a todos los pueblos originarios de Chile.

Este nuevo trámite de consulta, pondría en espera el reconocimiento del pueblo Chango, quizás por cuánto tiempo, tal vez 19 años más. Este novedoso apego al Convenio 169, pretende detener el avance del Pueblo Chango en materia de su reconocimiento legal. En sus argumentos el ministro indica que la modificación a la Ley en Indígena en su artículo 1º afectaría al pueblo diaguita, poniendo en confrontación con esto, a nuestro entender, a dos pueblos hermanos. Para rematar el ministro solicita al Senado que este proyecto de reconocimiento y áreas de desarrollo de pueblos indígenas, sea devuelto a la Comisión de Estudios que fue creada en el año 2000 y que nunca ha funcionado. Hoy el gobierno hace referencia al Convenio 169, siendo que se demoraron 19 años en ratificarlo, extrañamente ahora es de suma importancia para ellos.

Hermanos Changos, claramente hay sectores que no quieren al pueblo Changos por su acción determinanda en la protección del borde costero y las zonas de manejo de las hidrosferas, ya que para ellos este es un territorio atractivo para la explotación y destrucción del medio ambiente. Sólo como ejemplo, cuando se reconoció a los hermanos Afrodecendientes en el año 2019, a estos mismos ministros y senadores, no les importo nada el Convenio 169, tal vez porque el asentamiento territorial y áreas de desarrollo de los hermanos Afrodcendientes no les interesa. En cambio, el territorio que nosotros defendemos es un área de desarrollo que es atractiva para sus intereses y medios de producción salvajes y explotadores. Los mismos senadores que apoyan al pueblo Chango aclararon que otras iniciativas legales, como la hoy Ley 21.151, que reconoce legalmente al pueblo tribal afrodescendiente chileno, no incluyó dicha Consulta Indíegena. Sin embargo, el senador Francisco Huenchumilla, entre otros legisladores, reconocieron que el Parlamento “debe pronunciarse sobre esta cuestión en las mociones”. Además, queremos repudiar la falta de profesionalismo legislador y de respeto de Huenchumilla, que abandonó la sala en el momento de la votación, perjudicando con esto la aprobación de la Indicación relativa a las Áreas de Desarrollo Indígena.

Queridos Hermanos, se ha dado un paso importante en la mirada de futuro, y tenemos la esperanza y la fuerza para construir un mundo chango fortalecido. Ahora unidos forjaremos un provenir que les permita a nuestros descendientes un espacio y oportunidad de vida armónico, regocijante, seguro y con identidad; que nos permita vivir en armonía con la naturaleza y protegidos de las amenazas del mundo occidental. Necesitamos estar unidos con una mirada común de futuro y de la alegría para seguir construyendo el mundo de los Pueblos Originarios respetuoso de la naturaleza y de todos los hermanos.

Para terminar un escrito:
Con mí silbido de caracolero alguero errante se asustó una gaviota del borde y así voló y voló hasta perderse en el cielo, aunque una gaviota no podrá nunca perderse el cielo así como tampoco un chango en su mar.

Vocera del Consejo Nacional Brenda Gutiérrez Almendrares
CONSEJO NACIONAL DEL PUEBLO CHANGO
Invierno Junio 30 de 2020






Temas relacionados

Publicaciones invitadas   /   Política Chile   /   Pueblos originarios   /   Sociedad   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO