Mundo Obrero Chile

PARO DE LA DIBAM

Continúa el paro de la Dibam: Asambleas masivas, practicas anti-sindicales y ánimos anti-burocráticos

20 días de paro llevan los trabajadores de la Dibam, quienes realizaron una masiva asamblea en el archivo nacional para definir el futuro de la movilización, entre los hitos más importantes destacan un plebiscito para ratificar el paro y la exigencia de una gran parte de la asamblea por la renuncia de un dirigente que se encuentra en contra de la paralización

Simón Bousquet

Tesorero sindicato GAM

Miércoles 6 de enero de 2016

Una masiva asamblea se celebró durante el día de hoy en el archivo nacional. El ánimo de los presentes era de mantener el paro, incluso luego de las fiestas de fin de año y de las practicas anti sindicales y amenazas que reciben los trabajadores. El objetivo de la asamblea era dar cuenta del estado de la movilización, así como el anuncio de un plebiscito nacional para el día 8 de Enero con el objetivo de ratificar el paro. Con mensajes de apoyo de distintos sindicatos y personalidades de la cultura, como los indignados de la ANEF y los trabajadores del GAM, se sostuvo por casi tres horas una asamblea decisiva para el futuro del paro.

Una demanda política

Como revisamos anteriormente en La izquierda diario, los trabajadores pidieron la renuncia de su director, Ángel Cabezas, porque aseguran, "no está del lado de los trabajadores". Su demanda, de un carácter profundamente político, consiste en que se restaure el proyecto que el gobierno cambió unilateralmente y "entre cuatro paredes", en el que trabajaron durante meses: La creación de un ministerio de cultura, que situaba a la Dibam como una subsecretaría. El cambio que se realizó a escondidas de los trabajadores y que ya se encuentra en el parlamento, sitúa a los trabajadores como un servicio, relegándolos a ejecutar proyectos en los que no tendrán ninguna injerencia.

La Dibam depende del ministerio de educación, al que los trabajadores están exigiendo una respuesta. La ministra Del Piano, por medio de su jefas de gabinete, se limitó a ofrecer una mediación para la resolución de conflictos, propuesta que fue tajantemente rechazada por los trabajadores.

Practicas Anti-sindicales

Como ya es costumbre en este gobierno, los trabajadores están siendo amedrentados con sumarios y descuentos, tal como hicieron con los trabajadores del Registro Civil en su heroico paro de 39 días. Han tenido que enfrentarse a amenazas, llamados telefónicos e incluso se le negó la entrada a la presidenta de la Anfudibam para la realización de una asamblea informativa en el museo de historia natural. Hay directivos que ingresan a las asambleas para identificar a los trabajadores, entre otras prácticas contra la movilización.

El gobierno, nuevamente muestra que su ubicación está en contra de los trabajadores, criminalizando la movilización, levantando un cerco comunicacional con sus medios tradicionales y apelando al desgaste de la lucha.

Ánimos Anti-burocráticos

Casi al finalizar la instancia, se generó una denuncia por parte de la directiva y la gran mayoría de la asamblea a uno de los integrantes del directorio, Osvaldo Arenas, por mantenerse abiertamente en contra del paro, ya que argumentaría estar de acuerdo con que la Dibam se transforme en un servicio.

El rechazo de la asamblea no se hizo esperar, recibiendo pifias y gritos, "¡que se vaya!" y "renuncia", a lo que el directivo, nervioso, trataba de responder sin cambiar el ánimo de las bases. Las palabras de los trabajadores, que en su gran mayoría estaban en su contra, también exigían la renuncia inmediata del directivo por "remar hacia el otro lado", demostrando un ánimo anti-burocrático y dejando claro que los dirigentes están para negociar y para llevar la palabra de la asamblea.

Algo similar ocurrió con los indignados de la ANEF para la pasada negociación; denunciaron los escuálidos resultados que cerraron sus dirigentes, como Raúl de la puente, quien lleva más de 20 años en el cargo, por pactar un porcentaje de reajuste que tras descuentos, no superaría el 0,01%. La ventaja de los trabajadores de la Dibam, es que mantienen en una movilización por casi 20 días, con altos ánimos de lucha, donde la base ha presionado a sus dirigencias a no levantar la movilización si la asamblea no lo permite, lo que reafirma una tendencia a paros ilegales de gran duración, como el paro del registro civil.

Saltos para la movilización

Es necesario rodear de la máxima solidaridad el paro, exigiendo el apoyo activo a las direcciones del movimiento estudiantil como la CONFECH, a la CUT, la ANEF y los sindicatos simpatizantes con acciones en los lugares de trabajo, paros en solidaridad, lienzos o apoyo en sus actividades, en momentos críticos como este, toda la solidaridad es necesaria.

Los trabajadores de la Dibam están aprendiendo que el único camino para conquistar sus demandas es la lucha. Aunque el gobierno apele al desgaste y a la desmovilización, solo un paro indefinido y abierto al país mostrará la estrategia de un gobierno que totalmente deslegitimado, hace agua.

Levantar un gran consejo nacional de la cultura y las artes, bajo control de sus trabajadores, asegura que los ministerios del gobierno no puedan realizar acciones arbitrarias y burocráticas contra los trabajadores, además de establecer el camino para una cultura y preservación del patrimonio para los trabajadores, quienes son los verdaderos ausentes en la cultura de mercado en Chile.






Temas relacionados

Dibam   /   Mundo Obrero Chile   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO