Política Chile

SALUD

Contradicciones de gobierno: ¿Defender o no los intereses de las Isapres?

Claro que sí, el gobierno muestra una vez más un doble estándar, y más bien una pugna por intereses personales, en torno a lo que debería ser la rebaja de planes de salud por parte de las isapres pero que busca favorecer a los empresarios de la salud, sin cuestionar el negocio y lucro dentro de esta. ¿Nos basta con rebajas en los planes de las isapres o deberíamos apostar por una salud gratuita y de calidad para todas y todos?

Natalia Sánchez

Médico Hospital Regional Antofagasta. Partido de Trabajadores Revolucionarios

Domingo 7 de abril

En octubre del año pasado, como una de las promesas del gobierno de Piñera, se inició lo que decía ser la “salvación” para la crisis de salud pública, con reformas al modelo de financiamiento de salud, lo que incluía ajustes a los planes de salud en las isapres, acorde a edades o etapas de riesgo, sin embargo nada dice sobre las altas sumas que debe pagar la población si quiere acceder a una mejor salud.

Las circulares emitidas desde la Superintendencia de Salud afirmaban que las Isapres debían bajar los costos de los planes de salud en edades de “menor riesgo”, por ejemplo niños y niñas mayores de 2 años y mujeres mayores a los 40 años, medida que pese a ajustarse a los intereses de las financieras privadas de salud pretendía mostrar preocupación sobre los bolsillos de los usuarios, pero que finalmente nunca pasó.

Más aún si se revisa en detalle cuales son las medidas planteadas el 20 de marzo, donde se establece incluso que las isapres sí pueden crear tablas de factores de riesgo bajo ciertas condiciones buscando más ganancias en ciertos usuarios, pese a que el Tribunal Constitucional ya había previamente indicado lo contrario ante una apelación de las Isapres.

El conflicto se encontró cuando Ignacio García-Huidobro, ex director médico de la Clínica Bupa (transnacional dueña de CruzBlanca), emitió un comunicado desde la Superintendencia de Salud que aplazaba la implementación de la medida en dos años, favoreciendo claramente a las Isapres. En ese contexto es que el Gobierno se vio en una encrucijada que salió a resolver cuestionando tibiamente la decisión, al igual que la oposición.

Pero para salir a revertir esto último, García-Huidobro apostó por lo bajo al sacar otra nueva circular que busca iniciar el ajuste a partir de octubre de 2019 hasta lograrlo completamente el 2020. Una pequeñez si se miran las crecientes ganancias del sistema privado de seguros de salud. Por ejemplo el año 2014 la cotización promedio por persona era de $96.176, valor que hoy se encuentra en los $118.441 - casi un 40% del sueldo mínimo- generando por lo tanto un aumento de $4.483.000.000 en utilidades.

Pero esto no es una solución para el pueblo pobre y trabajador frente a los problemas de la salud publica, que ha costado la vida de miles de personas que han muerto esperando en lista de espera, o que llevan meses esperando una simple atención en el sector primario.

Es evidente que pese a las reformas estéticas que buscan maquillar un modelo de financiamiento de salud solo esta buscando favorecer a los empresarios, promoviendo descuentos en los planes para que la población pague "menos" por una mejor salud, cuando lo que en realidad debería cambiar es la salud publica, construyendo mas hospitales y consultorios, para desatochar las largas listas de espera, y que esos dineros destinados a los privados vayan en beneficio de fortalecer la salud publica.

Nacionalicemos los recursos naturales bajo control de las y los trabajadores junto con el pueblo pobre, para que existan mas recursos para poder costear una salud gratuita, digna y de calidad para toda la población.






Temas relacionados

Crisis en salud   /   Política Chile   /   Isapres   /   Salud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO