Internacional

ESTADO ESPAÑOL

Coronavirus Estado español: miles de trabajadores imponen el cierre en Airbus, Renault, IVECO y Mercedes

A pesar del Estado de Alarma dictado por el Gobierno del Estado español, y de la campaña #YoMeQuedoEnMiCasa, las grandes fábricas no cierran y millones de trabajadores son obligados a ir a trabajar. Ante esta situación fueron los y las trabajadoras de empresas como Airbus, Renault, IVECO o Mercedes, los que frenaron las lineas de producción este lunes.

Lunes 16 de marzo | 09:42

El Gobierno de Pedro Sánchez decreta el Estado de Alarma, la Policía intima a las personas a quedarse en sus casas desde altavoces de camionetas y drones. Los medios impulsan la frenética campaña YoMeQuedoEnMiCasa. Sin embargo llega el lunes, primer día laborable, y millones de personas tienen que salir a la calle y subirse a un transporte público abarrotado e insalubre para ir a trabajar en grandes fábricas y empresas que no son de primera necesidad. Contra esta realidad es que este lunes miles de trabajadores y trabajadoras estallaron e iniciaron paros espontáneos en muchas de las principales firmas.

Leé la declaración de la Fracción Trotskista-Cuarta Internacional. Frente al coronavirus y la crisis de la salud pública: ¡nuestras vidas valen más que sus ganancias!

Al inicio del turno de la mañana del 16 de marzo, en plena crisis del coronavirus, la plantilla de la fábrica de Mercedes en Vitoria-Gasteiz (País Vasco) ha parado la línea la línea de producción. Con 5.000 [email protected], la empresa se negaba a cerrar y mantenía un foco de contagio en una de las ciudades más afectadas.

Esta medida de salud impuesta por los trabajadores se ha multiplicado en fábricas del automóvil y la aeronáutica, las que concentran un mayor número de trabajadores y tienen un importante peso sindical.

Airbus, en Getafe, con 11.000 trabajadores, IVECO en Barajas, con 2.400 y cuatro plantas de Renault, que agrupan a 13.000 trabajadores; se suman a las fábricas paradas por la propia plantilla ante la codicia de la patronal que juega con la salud de la clase trabajadora en tiempos de coronavirus.

A lo largo del día y los días siguientes esta cifra podría aumentar, multiplicándose los sectores de trabajadores que tienen que imponerle el cierre a sus patronales sin escrúpulos, que tratan de seguir ganando dinero poniendo a los trabajadores en riesgo.

Tal y como nos cuenta Roberto Pastor, secretario general de la sección sindical de Comisiones Obreras (CCOO) en Mercedes-Benz Vitoria, no se estaban cumpliendo las medidas de seguridad, ni la distancia entre personas y la decisión de no cerrar provenía de las oficinas de la dirección, perfectamente seguras y aisladas, mientras los trabajadores estaban apiñados en la planta. Sin embargo, estas plantillas nos muestran cómo protegernos del coronavirus ante la codicia de la patronal.

Y es que al mismo tiempo que se generalizan medidas represivas en nombre de la cuarentena, millones de personas siguen exponiéndose a riesgos innecesarios para seguir produciendo. Pero los trabajadores de estas fábricas marcan el camino, así como hicieron estos días anteriores, los trabajadores de otras fábricas en Italia ante la inacción de la patronal.

Te puede interesar: Estallidos de rabia y huelgas espontáneas en Italia por el coronavirus: “Nuestra salud antes que sus beneficios"






Temas relacionados

Coronavirus   /   Estado español   /   Europa   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO