Política Chile

#FUERAPIÑERA

¿Cuál es la trampa política que avalan partidos del Frente Amplio?

El escandaloso acuerdo de los partidos del régimen, han dejado claro que las demandas de la calle quieren ser desviadas para ser decididas por los mismos de siempre, con mecanismos antidemocráticos, que hoy también avalan partidos del Frente Amplio.

Galia Aguilera

Profesora, y dirigenta del Partido de Trabajadores Revolucionarios

Domingo 17 de noviembre

El 2017 emerge electoralmente con fuerza la corriente liderada por Beatriz Sánchez (RD) del Frente Amplio, lograron 21 escaños en el parlamento, ilusionando a cientos de miles de una política diferente a la ex concertación y Nueva Mayoría de Bachelet, dijeron estar en contra del sistema neoliberal impuesto en dictadura de Pinochet y la Constitución de ’80.

Hoy la movilización en Chile cumple más de un mes poniendo a prueba y en evidencia el régimen de más de 30 años de privatización de los derechos básicos, el endeudamiento y la pobreza para los más ancianos. También se pusieron a prueba los principios y objetivos de este conglomerado frente a un pueblo.

La vergonzosa escena de parlamentarios desde la UDI, la ex concertación, partidos de Frente Amplio, como Revolución Democrática, se sentaron a firmar un acuerdo con el Gobierno de Piñera, acto completamente escandaloso cuando en las manifestaciones ha corrido sangre contra los manifestantes, asesinatos, torturas, mutilaciones, heridas de perdigones, gases lacrimógenos y carro lanza agua. Un acuerdo que mantendrá al gobierno asesino hasta el fin de su mandato y que crea una trampa que promete una nueva constitución, bajo un mecanismo que permitirá a la minoría bloquear a la mayoría con el quorum de 2/3 para aprobar una iniciativa y regido bajo la institucionalidad electoral vigente donde los partidos del acuerdo serán privilegiados para postular candidatos a la convención, además de dejar a la juventud fuera del proceso pues propone ejercicio de voto sólo a los mayores de 20 años.
Una verdadera trampa, mientras las demandas de la calle no son resueltas. La agenda social del gobierno ya mostró ser una burla frente a las demandas de los millones de movilizados y toda la represión ejercida por Piñera contra el despertar de Chile.

La presidenta de Revolución Democrática, principal partido del Frente Amplio, y diputada por la región de Antofagasta, en declaraciones en el medio "La Tercera", ha justificado su actuar diciendo que “no hay argumento para no sumarse a este acuerdo” planteando hipócritamente que este “es un triunfo de las personas, de los estudiantes que saltaron los torniquetes y de los trabajadores que se cansaron de los abusos por parte del Estado. Fueron ellos quienes movieron el cerco y que permitieron avanzar hacia una nueva Constitución”, sin embargo, la movilización no abalo un mecanismo tramposo que le permite al gobierno un sobre aliento y postergar las demandas de la calle. Lo único que tiene de histórico este acuerdo es la traición a un pueblo que se ha comenzado un proceso constituyente en los hechos. Una asamblea constituyente no es factible bajo los lineamientos controlados por el viejo régimen.

Catalina Pérez señalo “los 2/3 no son un veto, son una garantía de la construcción de acuerdos mayoritarios sobre esa hoja en blanco. Ellos están cometiendo un profundo error de interpretación que les va a pasar la cuenta”, no es necesario ser un erudito matemático para darse cuenta que si se propone que los fondos de pensiones dejen de estar en manos de las AFP, basta con que un 35% de la asamblea este en contra para que la mayoría pierda obtener esta demanda y garantizar que las pensiones básica solidaria deje de estar bajo la línea de pobreza, que dicho sea de paso, la propuesta de aumentar a un 50% sigue dejando a más de un millón de pensionados en situación de pobreza.

La diputada recrimina, con un tono arrogante a los sectores que no firmaron el acuerdo de “ellos quienes van a tener que explicarle a Chile sus razones para restarse y para haber renunciado a hacer política”. Lo que ha quedado en claro con este “acuerdo” es que el régimen sostenido por el gobierno y por los partidos políticos que firmaron, busca desviar el proceso constituyente en Chile que está en curso hacia una vía que le da garantías al gobierno y protección a las ideas fundamentales de la constitución del 80 y el sistema neoliberal.

Respecto a una posible acusación constitucional contra Piñera, la presidenta de RD plantea que “Estamos a la espera que se nos presente un documento con fundamentos reales”. Es decir, para este partido que dijo ser de izquierda y estar con el pueblo no ve fundamentos reales para no sostenerlo, y ahí toda su demagogia de la calle y la violación sistemática a los derechos humanos se hace humo.

La única salida realista para las demanda de los jubilados, trabajadores, juventud, mujeres y pueblo mapuche que esta en la calle, no es sosteniendo las instituciones que hoy ponen el foco en la criminalización, en la aplicación de la ley de seguridad interior del estado contra los manifestantes, sino una huelga general indefinida que imponga una asamblea constituyente libre y soberana, es decir donde las instituciones del régimen no sigan en curso, y se pueda discutir un plan de emergencia a favor del pueblo en las calles, donde las pensiones sean igual o superior a la canasta familiar básica, sueldo mínimo de 500 mil pesos, cese a los despidos, donde se eliminen completamente el endeudamiento de millones de familias producto de los créditos universitarios, donde se garantice salud, educación, vivienda. En este sentido, se hace fundamental la nacionalización de los recursos naturales, para terminar con el saqueo de los grandes grupos económicos y multinacionales bajo gestión de los trabajadores y comunidades, para poner estos recurso al servicio de las grandes mayorías.






Temas relacionados

#FueraPiñera   /   #RenunciaPiñera   /   Política Chile   /   Movilizaciones   /   Frente Amplio

Comentarios

DEJAR COMENTARIO