PROFESORES

¿Deben participar los directores de la asamblea del Colegio de Profesores?

En la última asamblea online del Colegio de Profesores Comunal Antofagasta, realizada el día jueves 25, dentro de los participantes se conectó una directora de escuela, quien tomó la palabra para responder a las críticas por parte de los docentes respecto a la falta de lineamientos educativos por parte de la corporación, esto abrió una discusión respecto a la pertinencia de la participación de directivos en esta instancia.

Domingo 28 de junio

Dentro de una organización sindical o gremial, unos de los pilares fundamentales, es la lucha que se debe dar siempre por los derechos de las y los trabajadores, estos muchas veces deben ser ganados a la Corporación Municipal y a los propios directores de los establecimientos, quienes son cargos de confianza de esta.

¿Es conveniente entonces que los directores participen en las asambleas?

Hay voces que dicen que estos deben tener derecho a participar, por el hecho de ser colegiados, pero esto no cambia en nada el rol que desempeñan respecto a los trabajadores de la educación. Los directores tienen su propia asociación, y no responden a las decisiones democráticas del colegio de profesores, si se vota paro no paran, si se vota no más despidos igual despiden, si se vota no más agobio igual generan agobio.

¿Pueden expresarse entonces libremente los docentes con la presencia de los directores?

Si los directores asisten a las asambleas, pueden coartar las críticas de las y los profesores a sus jefes directos, siendo estos parte responsable de la sobrecarga laboral, de imponer el agobio del teletrabajo, son los ejecutores conscientes y directos de los lineamientos de la corporación.

Son frecuentes las denuncias por decisiones arbitrarias de los directores, es que la educación dentro de las escuelas y liceos no es democrática, si no autoritaria, por ejemplo son los directores quienes por ley pueden poner a disposición al 10% de la planta docente de su unidad educativa. También son ellos mismos quienes pueden decidir si continúa o no el contrato de quienes están a plazo fijo. Es que su rol es administrar la educación al servicio del mercado, evitar que aumenten los “costos” para mantener un sistema precario que forma mano de obra barata.

Distinto sería si estos cargos fueran electos, revocables y estuviesen obligados a tomar las decisiones con el conjunto de la comunidad educativa. Esto se vuelve aún más importante en un contexto donde no se considera toda la presión de las obligaciones que muchos deben cumplir producto de los diferentes roles dentro del hogar, lo que conlleva a una sobrecarga laboral y emocional.

Por todo esto desde la agrupación Nuestra Clase vemos que es necesario que los directores ni ningún cargo de confianza de la Corporación sean parte de las asambleas educativas, mientras exista una educación autoritaria llena de agobios y de abusos a las y los trabajadores de la educación.






Temas relacionados

Educación   /   Raúl Figueroa   /   Mario Aguilar   /   Colegio de Profesores   /   Patricia Romo   /   Sebastián Piñera   /   Profesores

Comentarios

DEJAR COMENTARIO