Política Chile

EDUCACIÓN

Deuda por beca de gratuidad pone en jaque a universidades

Gobierno mantiene impago 40% correspondiente a la beca, empujando a universidades a considerar necesidad de préstamos para subsanar esta problemática. ¿Camino libre a la banca privada?

Viernes 28 de septiembre

La famosa beca de gratuidad del gobierno de la Nueva Mayoría nuevamente da que hablar. Esta vez, debido al impago del 40% de los casi 993 mil millones de pesos correspondientes al beneficio para este año.

Frente a esto, los rectores de diferentes planteles han salido a dar declaraciones donde aparentemente muestran preocupación por esta problemática. Según Oscar Galindo (U.Austral) “Están todas las universidades con montos pendientes y es una cantidad significativa de recursos, porque desde el primer semestre no hay transferencias. Entendemos que hubo una dificultad en la tramitación del decreto de gratuidad, que esperamos que se corrija, porque esta demora nos significa una dificultad mayor”. En el caso de la Universidad Austral la deuda alcanza cerca de 10 mil millones de pesos.

Esta preocupación de los altos mandos de las universidades ha llegado únicamente a concretarse en forma de una carta de descontento al MINEDUC de parte de las instituciones que no pertenecen al CRUCh, y una posible carta que se encuentra en evaluación de parte de los rectores de las Ues estatales.

Ricardo Carbone, director de Aprendizaje Institucional de la Universidad Alberto Hurtado, cuenta según consigna LaTercera que el 2017 la remesa llegó a tiempo y espera no tener que recurrir “a financiamientos de corto plazo, que a veces es inconveniente”. En el caso de este plantel la deuda es de 5.800 millones de pesos.

Esto que menciona Carbone es uno de los centros de la crisis de la educación, donde frente a todas las grietas abiertas y cada vez más profundas de la crisis financiera de la educación, los únicos beneficiados son los bancos privados ya que frente a este déficit el proceder de las administraciones de las universidades es recurrir al financiamiento de parte de la banca privada, lo que únicamente aporta en engordar las enormes deudas que tienen las universidades estatales y que tiene a casas de estudio como la UMCE en condiciones absolutamente precarias.

¿Por qué el Estado “se atrasa con las cuentas” poniendo en jaque a la educación de miles de jóvenes? Si bien las excusas meramente administrativas que han salido a declarar a los medios buscan justificar la situación, lo real es que para el gobierno empresarial de Piñera la educación pública, así como todos nuestros derechos mínimos como salud, vivienda y muchos otros, no se encuentran en las prioridades del presupuesto.

Es por esto que es necesario que los estudiantes luchen por un plan de financiamiento integral a las universidades estatales, que garantice no sólo condiciones estables para funcionarios y académicos, sino que garantice una educación 100% gratuita, para no caer en manos de privados que solo buscan enriquecerse a costa de la educación.






Temas relacionados

Política Chile   /   Educación   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO