Política Chile

REFORMA PREVISIONAL

Dictadura y la familia Piñera: la génesis de las AFP

Lunes 27 de mayo

Esta semana está programada una movilización nacional convocada por la Coordinadora No+AFP, en contra de la Reforma Previsional de Piñera, que se encuentra muy lejos de solucionar el problema de las pensiones en el país y por el contrario, perpetúa una vida de miserias para quienes ya cumplieron su edad laboral – y que además pretende prolongar-.

Ahora bien, no es casual que los empresarios se hayan manifestado finalmente a favor de esta Reforma, y es que, como indicó el estudio realizado por la Fundación Sol “¿AFP para quién?”, son los grupos económicos Luksic, Said, Yarur, Saieh, Matte y Solari los que disfrutan de las mayores y multimillonarias ganancias a costa de la inversión de la vida de miles de trabajadores y trabajadoras: según la Fundación Sol “16 Grandes Grupos Económicos de capitales nacionales que operan en Chile, reciben US$50.582 millones de dólares en inversiones desde los fondos de pensiones”; mientras que “11 Grandes Grupos Multinacionales de capitales extranjeros que operan en Chile, reciben inversiones por US$14.942 millones”.

Según el mismo estudio, “el Grupo Luksic es el que recibe la mayor cantidad de inversiones desde los fondos de pensiones, alcanzando los US$8.956 millones de dólares, lo que equivale a un 4,2% del total de fondos de pensiones administrados por las AFP. Al mismo tiempo, este grupo acumula un 17,7% de la inversión de los fondos en Grupos Económicos de Capitales Nacionales.”

La hipócrita apertura de puertas a las AFP de la Junta Militar

Según relatan algunas actas, no todos los miembros de la Junta Militar estaban de acuerdo en principio con la implementación del nuevo sistema de pensiones para el que el Ministro del Trabajo y Previsión Social, José Piñera, intentaba ganar aprobación.

Claro que la preocupación de los militares no pasaba por las condiciones de vida de las y los jubilados, sino que por la amenaza al poder que significaban estos fondos. En palabras de Pinochet: “…Entonces aquí van a aparecer dos o seis imperios del dinero, que lo manejarán ellos … (…) Por consiguiente, a la larga, como apunta el general Mendoza, controlarán el Estado. Eso es peligroso. No será ahora, sino que con el tiempo… en ocho o diez años tendrán el país en sus manos…”.

Si bien José Piñera logró la adhesión entre los generales de la Junta Militar, esta no aceptó que las fuerzas armadas fueran parte de este sistema, manteniéndose bajo un sistema que les garantiza un valor de pensión fija luego de cumplir cierta cantidad de tiempo en actividad, es decir, jubilación por años de servicio.

Quienes fueron los responsables de abrir la puerta al capital nacional e internacional para amasar las ganancias de toda una vida de miles de trabajadores, se aseguraron de proteger sus propias jubilaciones y la de todas las fuerzas armadas. Sin embargo no solo son responsables ellos de perpetuar estas pensiones de hambre, ya que, una vez pactada la vuelta a la “Democracia” los partidos de la Concertación (ex Nueva Mayoría) no hicieron ningún cambio al sistema de pensiones, manteniendo, como
en muchas otras cosas, fielmente la herencia de la Dictadura Cívico Militar.

La promesa de la derecha empresarial

A 40 años de implementado el sistema de AFP en Chile los resultados se encuentran muy lejos de lo que prometieron a las y los trabajadores en 1980. Las pensiones siguen siendo de hambre y no se espera que eso vaya a mejorar muy pronto.

Muy por el contrario al cuento de los "tiempos mejores", que a Piñera le gusta contar con la mejor cara y la mejor voz para engañar a la población, no tienen sustento. No va a existir un aumento en las pensiones debido a la baja en la rentabilidad de las AFP y a que con el aumento en las cotizaciones que plantea su Reforma, apenas si alcanzará para aumentarlas efectivamente.

Sebastián Piñera (quién como otros políticos fue parte del directorio de una AFP) perpetua el triunfo de su hermano para llenar los bolsillos de los grandes grupos económicos, los “temidos” imperios a los que se refería el dictador Pinochet. En ese contexto lanzó una Reforma Previsional que, por debajo de todo maquillaje y pomposidad televisiva, lo único que busca es asegurar que las empresas privadas nacionales e internacionales puedan seguir obteniendo, sin interrupción, sus ganancias, mientras que las pensiones solo se hacen más precarias para los jubilados.

Te puede interesar: "Necesitamos derrotar las reformas de Piñera en las calles y con un plan de lucha"

Las herencias de la dictadura trascienden a mas que solo el sistema de pensiones actual. Están enraizadas en el sistema de salud y la privatización de éste, la educación de mercado, el autoritarismo en las universidades, condiciones de trabajo miserables, la ilegalidad del aborto, entre muchas otras, todas amparadas por una Constitución impuesta por medio del asesinato de miles de trabajadores, jóvenes y mujeres.

Frente a esto, la linea de la derecha además es obvia, han apuntado sus primeros dardos a la juventud con leyes cada vez mas represivas, a los trabajadores con una esclavizante Reforma laboral, y con su proyecto de Reforma Previsional.

Ante esto, la mal llamada oposición no ha sido capaz de frenar estos ataques, confiando ilusoriamente en que podrán frenar todo ataque de la derecha a través parlamentarismo, devaluando la fuerza que tiene la articulación de mujeres, estudiantes y trabajadores que en las calles para enfrentar a este gobierno empresarial.

Entonces, ¿cómo debemos enfrentar las pensiones de hambre? ¿Cómo vamos a acabar con las terribles herencias que nos dejo la Dictadura Militar?

Sin lugar a dudas debe ser con la fuerza de las y los trabajadores en unidad con estudiantes y el movimiento se mujeres, quienes deben llevar adelante en las calles la pelea por el fin a las AFP y por un sistema de reparto tripartito y solidario gestionado por jubilados y trabajadores, con pensiones acorde al costo de la canasta básica familiar.

Este próximo 30 de Mayo tiene que ser un pie de apoyo para enfrentar los ataques de la derecha, por eso es central que las principales centrales sindicales, que las dirige la misma oposición, unifiquen las luchas para golpear como un solo puño a este gobierno cada vez más impopular.






Temas relacionados

AFP   /   Política Chile   /   NO + AFP   /   Pinochet   /   Sebastián Piñera   /   Reforma previsional    /   Jubilaciones   /   Dictadura militar en Chile

Comentarios

DEJAR COMENTARIO