Renuncia Castillo

Dirigenta Sindical del Ex Pedagógico: "La renuncia de Castillo es para ocultar que la salud pública se cae a pedazos mientras las clínicas se vuelven millonarias"

Indignación causaron las palabras del ex secretario de salud, Luis Castillo, que le costaron su puesto, donde se refirió a las eternas horas de espera en los centros de salud como espacios de "vida social. Ante esto, la Joseffe Cáceres auxiliar de aseo, dirigente gremial del ex pedagógico y militante de la agrupación de mujeres y la diversidad sexual Pan y Rosas respondió.

Viernes 12 de julio

Y es que ni la remoción del cargo de Castillo, puede ocultar el contenido de fondo de sus dichos, la distancia absoluta de la realidad con los miles y miles en Chile que padecen de las precariedades de la salud pública, mientras un puñado de personas como Castillo, hacen de esta un negocio para seguir enriqueciéndose todos los días.
Sebastián Piñera tomó la decisión de remover de su cargo al subsecretario de Redes Asistenciales de salud, Luis Castillo, tras su polémica frase en la que aludió a que las personas van temprano a los consultorios para hacer vida social, según confirmaron fuentes del gobierno a la prensa tradicional.

Aca ni la remoción sirve, ni las disculpas, lo de fondo es la importante necesidad que está abierta en Chile, que el Estado se haga cargo de manera integra de la salud Publica, que está pueda estar al servicio de las grandes mayorías. Cuestión que no sucede en Chile, tras verse a la educación , la vivienda y la salud- derechos básicos para las personas- como mercancías.

Joseffe Cáceres, auxiliar de aseo, dirigente de la Asociación de Funcionarios de la Universidad Metropolitana de la Educación (UMCE) y parte de la agrupación Pan y Rosas no se hizo esperar, en sus redes sociales tras lo hablado por Castillo, con malestar respondió:

"Ni con disculpas ni con su renuncia Castillo, este sabrá nunca que es vivir la salud publica en Chile. Y es que la “vida social” que él cree que vivimos es una realidad que no conoce. Cuando los trabajadores y trabajadoras vamos a los hospitales, significan horas de espera en pasillos, mañanas o tardes perdidas sin encontrar atención médica, es chocar con la frustración e incluso la desesperación, es encontrarse con cientos de enfermos en los pasillos, sin que puedan acceder a camillas siquiera, expuestos a negligencias medicas, porque este sistema de salud precariza nuestros cuerpos y el de los mismos funcionarios públicos que trabajan ahí. De seguro para él “ la vida social” que conoce en la salud, es la vida en las clínicas, aquellas que alimenta incluso con sus negocios de cohecho, con altos especialistas médicos. Es poder contar de inmediato con los mejores doctores cuando sus hijos viven una emergencia de salud, mientras a nosotros nos queda ir al Sapu. Mientras la salud en Chile se cae a pedazos y el Estado no se hace responsable!.", sostuvo la trabajadora.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO