Mundo Obrero Chile

OPINIÓN

"Queremos cambiar todo lo que sea necesario para garantizar, pensiones, salud, salario, vivienda y todos nuestros derechos"

¿Qué sabemos del proceso constituyente? ¿Los trabajadores votaremos en el plebiscito del abril? ¿Se resolverán nuestras necesidades? ¿Es otra trampa de Piñera y los partidos políticos tradicionales? ¿Qué es una asamblea constituyente, es lo mismo que una convención constituyente o mixta? ¿Que significa que sea libre y soberana? Estas preguntas se escuchan en varios sectores de la población, en boca de todos están estas dudas sobre el proceso constituyente, desde la fábrica en la cual trabajo, queremos aportar en el desarrollo de las ideas y perspectivas que se abren en esta encrucijada.

William Muñoz

Presidente de Sindicato Komatsu Reman

Sábado 15 de febrero | 07:13

Reflexionando sobre el despertar que ocurre en el país, sus causas y el cambio de conciencia que se abrió en las vidas de millones con la rebelión popular, veo que la mayoría concuerda que esto es reflejo de décadas de precarización en las condiciones de vida y laborales, perpetrada por los dueños de chile y sus partidos corruptos, quienes grotescamente se han robado y saqueado el país, algo que la actual constitución de la dictadura permite.

Todo este sentir, el hastío y la rabia ante la brutal represión que hemos visto, nos trajo un despertar colectivo tras años de abusos, que siembra la esperanza de cambiarlo todo, no queremos ver morir a nuestros viejos con pensiones miserables, jóvenes endeudados con el CAE, trabajadores con sueldos que no alcanzar para vivir, familias pagando altos dividendos o de allegados, ahora es el momento de dar una salida ante esta crisis, depende de nosotros.

Piñera y el gobierno ya demostraron que no les interesa cambiar nada, con ayuda del Frente Amplio votaron el “Pacto por la Paz y una Nueva Constitución”, y los 9 proyectos que reprimen la protesta, pero no hay ninguna concreta salida ante nuestras demandas, por el contrario aumenta la impunidad, violaciones a los derechos humanos, jóvenes torturados, mujeres y niñas violadas por los pacos, luchadores mutilados y muertos, ¿acaso este plebiscito traerá justicia y castigo a todos los responsables?

Gracias a la movilización, desde que los secundarios saltaron los torniquetes, llegaron las huelgas y paros nacionales, con el 12 de Noviembre como el punto más alto de nuestra lucha, donde los portuarios, sector público y mineros paralizaron el país y mostró el potencial de las y los trabajadores junto a la juventud y sectores populares organizados. Ese día los empresarios y el gobierno temblaron. Piñera y los partidos tradicionales desde la ex nueva mayoría, la derecha y el Frente Amplio, no hubieran buscado descomprimir y desviar todo este potencial de movilización con un pacto por "la paz y nueva constitución" con el cual intentan sacarnos de las calles para llevarnos a las viejas instituciones, cimentando la ilusión que la población tendrá el poder de cambiar el país según sus necesidades y decisión con el voto del plebiscito de abril.

Queremos cambiar todo lo que sea necesario para garantizar, pensiones, salud, salario, vivienda y todos nuestros derechos, pero este proceso constituyente trae trampas, ya se definieron materias innegociables, como los tratados de libre comercio y la protección de las inversiones extranjeras. Si queremos acabar con las AFP, ¿cómo lo haremos si cuatro de ellas son de capitales extranjeros que los amparan los tratados de libre comercio?, pasa lo mismo con los derechos del agua, carreteras y mineras, pero todo esto se reabre si pensamos cómo organizar una asamblea constituyente libre y soberana, donde podamos discutir todo sin restricciones. Porque todos acordamos con echar abajo toda esta herencia pinochetista, pero para eso debemos levantar una asamblea constituyente que ponga como prioridad las necesidades de las grandes mayorías y no sus trampas.

El plebiscito de abril no nos da esa opción de Asamblea Constituyente, nos hacen elegir entre Convención Constituyente y Convención Mixta. Ambas son creaciones del parlamento y el gobierno, que ya “rayaron la cancha” diciendo qué se puede hacer y qué no. Lo que se vota es el mecanismo de cómo se redactará la nueva constitución, si eliges la Convención Constituyente, la nueva constitución será redactada por ciudadanos elegidos por la población, y si eliges la Convención Mixta ésta será hecha por 50% civiles y 50% parlamentarios actuales.

Pero hago el llamado a discutir una tercera propuesta, levantar la opción de una asamblea constituyente libre y soberana, donde podamos discutir todo sin restricciones, con voto democrático de todos los jóvenes mayores de 14 años y su derecho a ser votados, que los trabajadores, las mujeres, pueblos originarios, pobladores y la juventud tengamos nuestros propios representantes, que todos los centros de alumnos y organismos estudiantiles tengan representación, al igual que todas las juntas de vecinos y organizaciones territoriales, los mismo con sindicatos, federaciones y centrales, que nadie quede fuera. Los pueblos originarios tienen mucho que decir tras años de resistencia sin solución, a todos nosotros el actual plebiscito nos deja fuera, pero deja intacta el cargo presidencial de Sebastián Piñera.

Para superar estas trampas, tenemos que retomar el impulso de las jornadas de huelga general de octubre y noviembre, arrancar marzo y con el día internacional de la mujer trabajadora, para dar una salida a todas nuestras necesidades, la CUT y todos los organismos estudiantiles, territoriales y sindicales, convoquen a un paro nacional efectivo por los derechos de la mujer, contra la represión y por una asamblea constituyente libre y soberana basada en movilización para arrancar todos nuestros derechos a los dueños de Chile y poner en jaque al gobierno.






Temas relacionados

Sindicato   /   Mundo Obrero Chile   /   Asamblea Constituyente   /   Plebiscito   /   Dirigentes sindicales   /   KOMATSU

Comentarios

DEJAR COMENTARIO