Mundo Obrero Chile

CORONAVIRUS

Dos fallecidas por COVID-19: la precaria vida de las adultas mayores

Hace algunos instantes el Ministerio de Salud confirmó la segunda muerte por contagio de COVID-19, una adulta mayor de la comuna de Maipú que padecía cáncer. Mientras el gobierno decreta un toque de queda absurdo, las vidas de las y los trabajadores quedan sin ninguna medida de protección y para los suyos.

Teresa Melipal

Santiago de Chile

Lunes 23 de marzo | 12:17

Foto: La Tribuna.cl

Durante la mañana de este lunes, la alcaldesa UDI de Maipú, Cathy Barriga, informó en un matinal de televisión sobre la nueva muerte por coronavirus en le país, la cual fue confirmada por el Ministerio de Salud tratándose de una mujer mayor de 60 años quien padecía de cáncer.

Este sábado fue confirmado el primer caso de coronavirus en Chile la víctima fue una adulta mayor de la comuna de Renca y postrada debido a diversas enfermedad. El origen del contagio fue apuntado hacia un guardia del Compin de Santiago, mientras que el gobierno se lava las manos ante la exigencia de la realización de test masivos y gratuitos para evitar el contagio.

La precaria situación de las y los adultos mayores

No es coincidencia que dos mujeres mayores de 60 años sean las víctimas de la pandemia, más aún cuando la situación de las y los adultos mayores es una de las más precaria en nuestro país. Las largas filas de cientos de adultos mayores buscando su pensión en tiempos de cuarentena junto con la caída del fondo de pensiones muestra que una vez más son las y los trabajadores y pensionados quienes pagan estas pérdidas.

Te puede interesar: El robo en tiempos de pandemia: Las AFP cargan pérdidas en trabajadores y pensionados

Según el estudio "Pensiones bajo el mínimo" de Fundación Sol, el 50% del total de 684 mil jubilados que recibieron una pensión de vejez por edad durante el año 2018 percibieron una jubilación menor a la de $151 mil pesos, cifra que ni siquiera alcanza para el mantenimiento básico para el pago de arriendo, agua, luz, gas, alimentos y transporte. Es decir, 8 de cada 10 nuevos pensionados por vejez en Chile ni siquiera logra autofinanciar una pensión superior a la línea de pobreza, donde el 50% de las jubiladas perciben una pensión menor a $138 mil pesos.

"Un adulto mayor aislado, es un adulto mayor solitario", fue parte de uno de los discursos que señaló Mañalich durante esta mañana, mientras que el gobierno de Piñera declara un toque de queda absurdo sin ninguna medida preventiva más que provocar mayor aglomeración de trabajadores en el transporte público.

Ante la catástrofe sanitaria y social que arrastra el contagio de coronavirus a nivel mundial es necesario que los ingresos de los jubilados sean igual o superior a los $500 mil pesos. A Necesitamos test masivos y gratuitos para toda la población que lo requiera junto con mascarillas preventivas y alcohol gel en los puestos de trabajo, además de la reconversión de la producción para prevenir el contagio de COVID-19 .

Te puede interesar: Coronavirus: Por un plan de emergencia en beneficio de las y los trabajadores






Temas relacionados

AFP   /   Mundo Obrero Chile   /   NO + AFP

Comentarios

DEJAR COMENTARIO