Deportes

DEPORTES

El Livorno proletario y la Lazio fascista

Uno de los partidos más extremos del fútbol de Italia se vive cuando se enfrenta el Livorno frente a la Lazio, estos dos equipos tienen a las hinchadas más politizadas del calcio italiano. El último partido disputado entre estos dos clubes fue el 27 de abril de 2014, donde la Lazio gano 2-0; actualmente Livorno juega en la serie B del fútbol italiano.

Miércoles 17 de febrero de 2016 | 11:08

Por Franco Altamirano, presidente de Club deportivo Newen Obrero

La historia del Livorno

La ciudad de Livorno nació como un pequeño puerto de pescadores, y hoy es uno de los puertos más importantes del Mediterráneo. Ciudad obrera y cuna del Partido Comunista Italiano, se dice que en Italia ser del Livorno significa ser de izquierda. El A.S Livorno fue fundado en 1915, por los trabajadores de la zona.

El máximo ídolo de la institución es Cristiano Lucarelli, hijo de un cargador del puerto de Livorno afiliado al sindicato y militante del partido comunista. Debutó en la serie A en el Perugia. El 2003 vuelve al club que lo vio nacer, Livorno, y lo conduce nuevamente a la primera división, y en el 2007 se retira del fútbol profesional.

La hinchada del club, llamada Brigadas Autónomas Livornesas, está abiertamente vinculada a la ideología comunista, mientras que los seguidores enmarcan las tribunas del estadio con el color rojo y banderas con la hoz y el martillo (símbolos comunistas). Los cánticos de apoyo al equipo se alternan con himnos como “Bella Ciao” o el “Bandiera rossa”.

La historia de la Lazio

Creada en 1900 por nueve jóvenes romanos, entre ellos el suboficial Luis Vigiarelli, estos eligen los colores blanco y celeste, además del águila en el escudo en homenaje al pasado imperial de la antigua Roma.

Benito Mussolini al llegar al poder hizo suyo al equipo romano debido a la gran popularidad que tenía este en ese entonces, desde ahí que la Lazio posee grupos de ultra derecha que se disputan el poder en las gradas. Actualmente, Irriducibili Lazio es el grupo que se encarga de levantar la mano y gritar consignas en honor a Mussolini, su lienzo con la esvástica y la cruz celta destacan en los partidos, además de los gritos racistas hacia los jugadores de raza negra.

Uno de los ídolos de los ultras de la Lazio es el ex jugador Di Canio, el cual se hizo famoso por realizar un gesto de saludo nazi a la hinchada en 2005. El futbolista se acercó a la cámara de televisión más cercana, celebró su gol y la victoria de su equipo levantando su brazo y extendiendo su mano en un gesto que no deja lugar a dudas sobre su ideología. Di Canio realizó este saludo varias veces para rematar su actuación levantando tres dedos de su mano, otro tipo de símbolo nazi menos conocido.

No es anónima la admiración por el dictador italiano Mussolini, al que califican como uno de los grandes de la historia y “mal tratado” por la mayoría de los historiadores. Por si eso no fuera suficiente, Di Canio también es conocido porque desde niño ha militado en el grupo los Irriducibili.

Ambos equipos diferenciados por una cuna e ideología marcada, por un lado Livorno, de inicios humildes, fundado por trabajadores y predominantemente comunista. Y por otro lado, Lazio, marcado por una historia militar y fascista. No solo se trata de fútbol, se trata de la expresión de una polarización social y de historia materializada en dos equipos.






Temas relacionados

Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO