Política Venezuela

EL ANUNCIO LO HIZO EL VICEPRESIDENTE ARISTÓBULO ISTÚRIZ

El gobierno de Maduro asoma aumento salarial vía bono alimentación

Durante una reunión del Consejo Económico, el Vicepresidente Aristóbulo Istúriz comenzó a esbozar la “inédita” manera por las que podría venir un aumento “salarial” del gobierno

Milton D'León

Caracas @MiltonDLeon

Jueves 4 de agosto de 2016

Fotografía: Aristóbulo Istúriz presidiendo reunión del Consejo Económico Productivo

Parece increíble, pero es cierto. El Vicepresidente Ejecutivo de la República, Aristóbulo Istúriz, anunció el martes por la noche que de un momento a otro puede llegar un posible aumento salarial, solo que no tuvo ningún empacho en decir que sería a través del bono alimentación.

Y para hacer pose de defensor del salario, en su anuncio del martes, mientras encabezaba una reunión del Consejo Económico afirmaba que: “En la medida en que vamos siendo golpeados por la inflación. Que nadie se sorprenda si viene otro aumento, podría ocurrir”.

Lo que ha asomado Aristóbulo Istúriz podría alegrar a cualquiera, pero no es nada más que una propuesta para embaucar incautos. Es de saber que en el país existe para los empleados fijos o contratados, una ayuda mensual de alimentación, conocida popularmente como “cestaticket”. Este bono siempre constituyó un complemento como “bono de alimentación” al que están obligados aquellos “empleadores del sector público y del sector privado que tengan a su cargo veinte o más trabajadores”, que “otorgarán el beneficio de una comida balanceada durante la jornada de trabajo…”.

Dicho de otro modo, el bono alimentación, la ayuda, es para que el trabajador se pueda garantizar la comida durante su jornada laboral diaria. Es esta “ayuda” en la comida diaria la que propone aumentar Aristóbulo, y a lo que llama con el mayor de los cinismos “aumento salarial”.

Actualmente y desde mayo, el salario mínimo en el país es de 15.051 bolívares, desde esa misma fecha, y por anuncio presidencial, el bono de alimentación se elevó también a Bs. 18.585. Si partimos del concepto que el “bono alimentación” es una ayuda para “complementar” la comida diaria, tenemos la “novedad” que con respecto al actual salario mínimo se abrió una fuerte brecha de más de 3.000 bolívares entre dicho salario mínimo y la ayuda por alimentación. Es decir, tenemos el parangón inédito en la historia salarial que ¡Es más el “complemento” que el propio salario!

Para darle la vuelta a esto, el gobierno de Maduro se inventó el concepto de “ingreso integral” del trabajador, incorporando en tal concepto el bono alimentación más el salario. La realidad es que tenemos que lo fuerte en el ingreso laboral no es el salario sino el montante por “ayuda alimentación”, cuando debería ser al revés.

Claro que con la suma de ambos, el ingreso integral del trabajador se ubica en Bs. 33.636, pero hay que hacer notar que el 56% de este ingreso no se toma en cuenta al momento de calcular las liquidaciones, las utilidades (aguinaldos), las vacaciones, sobre el salario normal, el salario promedio, el salario integral y la incidencia sobre los días domingos y feriados trabajados, así como en las horas extras.

Y esta brecha es la que pretende acrecentar aún más el Vicepresidente, anunciando que se viene un aumento vía bono alimentación, pero dejando en el piso el salario mínimo. Por eso es que hemos venido sosteniendo que la medida más antiobrera de todas las que ha venido ejecutando el gobierno de Maduro es la salarial, aunque se jacte de lo contrario.

Como ya explicamos en un reciente artículo, mientras a los capitales transnacionales y nacionales se le dan “incentivos”, “subsidios” y otra cantidad de beneficios, la política salarial del gobierno ha sido la más devastadora por los ingresos de los asalariados y del pueblo pobre. La tijera entre el salario y los precios de los productos a adquirir se ido abriendo de una manera vertiginosa, lo que significa una profunda caída del salario real.

Si ya la inflación lanza al piso el salario, el gobierno se encarga de que se quede allí, paralizando por ejemplo la discusión de los contratos colectivos en todas las empresas, tanto públicas como privadas que siguen el ejemplo. Los pequeños aumentos en el salario mínimo que el gobierno ha venido anunciando, en verdad no sirven ni como amortiguadores en la caída de los ingresos de las familias trabajadoras. Ahora se vienen con el descaro que un nuevo aumento vendrá vía el bono alimentación, ademas de la desfachatez de Maduro de afirmar que su gobierno es obrerista.






Temas relacionados

Aristóbulo Istúriz   /   Política Venezuela   /   Nicolás Maduro   /   Salarios   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO