Internacional

Pedofilia en la Iglesia Católica

El hermano de Benedicto XVI fue vinculado con más de 500 casos de abuso

El día de ayer se conoció el informe final sobre los más de 500 casos de abusos a los niños cantores de la catedral de Ratisbona, Alemania, que era dirigida por Georg Ratzinger, hermano del Papa Benedicto XVI.

Sábado 18 de agosto de 2018

La catedral de Ratisbona, en la provincia de Baviera, Alemania, es famosa por su coro de niños cantores conocidos como “Regensburg Domspatzen” (Los Gorriones de la Catedral de Ratisbona), que tiene más de 1000 años de antigüedad. Pero en el año 2010 los ojos se posaron sobre la catedral con otra mirada, debido a la ola de denuncias de abusos sufridos por quienes formaban parte del coro.

El día de ayer se presentó el informe final, realizado por el abogado Ulrich Weber, en el que acusa a Georg Ratzinger de encubrir los abusos físicos y sexuales que sufrieron los niños. Este informe ve la luz solo días después de que se conociera el escandaloso manual con el que la iglesia de Pensilvania encubrió a los 300 sacerdotes que abusaron de más de 1000 menores de edad.

Weber señaló que "Los afectados describieron sus años escolares como una prisión, como un infierno y como un campo de concentración. Muchos se referían a esos años como la peor época de su vida, caracterizada por el miedo, la violencia y el desamparo", agregando que los abusos más graves se dieron durante la gestión del hermano del Papa Benedicto XVI, que estuvo en funciones entre 1964 y 1994.

Georg Ratzinger, de 94 años, pidió perdón a las víctimas en una entrevista en el año 2010 y dijo que hubiera hecho algo de haber conocido los “excesos de violencia”. Sobre esto Weber señaló en reiteradas oportunidades que Ratzinger tenía que conocer alguno de los casos, cuestión que ha sido negada por el sacerdote.

Los casos denunciados, como tantos otros de lo que parece una red internacional de pedofilia dentro de la Iglesia Católica, son demasiado viejos para ser juzgados según confirmó el mismo abogado, a lo que agregó que nadie irá preso. Como es su costrumbre, luego de haber encubierto los abusos durante años, la jerarquía eclesiástica se apuró a señalar a dos curas ya fallecidos, Johan Meier y Gerhard Ludwig Mueller, como los principales responsables y ofreció a las víctimas entre 5000 y 20000 euros de indemnización.






Temas relacionados

Iglesia   /   Abusos sexuales   /   Pedofilia   /   Vaticano   /   Iglesia Católica   /   Alemania   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO