Política Chile

21 DE MAYO

El hipócrita saludo de Piñera hacia los trabajadores de la salud en el discurso del 21 de mayo

Con un hipócrita discurso hacia el heroísmo de los trabajadores de la salud, Piñera intenta establecer un discurso de unidad nacional mientras protestas por el hambre, comida y trabajo se mantienen.

Teresa Melipal

Santiago de Chile

Jueves 21 de mayo | 14:04

Foto : Andres Perez

Esta mañana, Sebastián Piñera hizo un corto saludo a los 142 años de la conmemoración a la batalla naval de la Guerra del Pacífico, la cual benefició la penetración del capital imperialista en la región e impuso el sentimiento patriotero a los sectores populares y obreros.

Te puede interesar:Bolivia y la Guerra Pacífico: Consolidación de la burguesía y embestida capitalista

Como cada año, el saludo presidencial a las "glorias navales" se transmite en la región de Valparaíso con un desfile de la Armada, este año fue diferente producto de la pandemia de covid-19, donde Piñera realizó un saludo telemático desde La Moneda.

Hoy nuevamente nuestro pueblo, nuestra patria, enfrenta grandes adversidades y desafíos, y también una contienda desigual. Por una parte, la pandemia sanitaria del coronavirus; y por otra, la pandemia social de la recesión. Hoy tampoco son tiempos para arriar nuestras banderas, hoy también es tiempo de heroísmo y grandeza”, expresó Piñera.

Con un hipócrita saludo a los trabajadores de la salud y a los trabajadores de los sectores esenciales, Piñera los comparó a la primera línea de combate contra la pandemia como un "Ejército de invisibles manos", aludiendo al sacrificio de las y los trabajadores. Sin embargo, este sacrificio no es gratuito, debido a la desmantelación de la salud pública y la desidia del Estado frente a la falta de insumos, equipos e infraestructura que han denunciado los funcionarios de la salud.

"Que el espíritu de Arturo Prat nos ilumine, dejando atrás este otoño de invierno", llamó Piñera con un discurso de unidad nacional ante la grave situación sanitaria que contempla la falta de camas críticas y el colapso del uso hospitalario a nivel nacional, junto con el millón de trabajadores desocupados a raíz de despidos y suspensiones laborales.

Mientras miles de familias de trabajadores y sectores populares exigen comida, salud y trabajo, como las familias de los trabajadores despedidos de LATAM, y de sectores populares como los vecinos que se han manifestado en las comunas de El Bosque y La Pintana en Santiago, el gobierno responde con migajas con cajas de alimentos para 15 días y bonos de hambre.

Te puede interesar:Despedidos de LATAM exigen reincorporación: “no pedimos más, solo poder seguir trabajando”

El gobierno es responsable de nuestra miseria y hambre, es por esto que es urgente levantar un programa de emergencia el cual contemple el impuesto extraordinario a las grandes fortunas, un sueldo mínimo acorde a la canasta familiar de 500 mil pesos y licencias laborales masivas para los trabajadores de los sectores no esenciales con pago íntegro del salario. Esto junto con el paro de sectores productivos no esenciales, para imponer un plan de de emergencia y enfrentar a este gobierno criminal.






Temas relacionados

Covid-19   /   Pandemia   /   Coronavirus   /   Política Chile   /   Sebastián Piñera

Comentarios

DEJAR COMENTARIO