Deportes

DEPORTES

El "lavado" Sampaoli - Jadue

Jorge Sampaoli se siente a disgusto en Chile, aunque hace 60 días había firmado un turbio anexo de contrato, donde él y la ANFP se comprometían a indemnizaciones mutuas de US$6,3 millones en caso de un divorcio unilateral.

Cristian Bustos

Periodista @bustoc

Jueves 14 de enero de 2016 | 20:19

Cuando el fascineroso Sergio Jadue suscribió ese contrato, entre gallos y medianoche, sabía hace mucho rato que sus días en la presidencia de la ANFP estaban contados y faltaban horas para que se entregara al FBI en Estados Unidos.

El contrato que Sampaoli que firmó con Jadue es bastante singular –más allá de sus ilegalidades-, que le permitían eludir tributos al modificar la naturaleza del mismo a través de una pillería de “derechos de imagen”, donde mutaba el grueso de sus ingresos por las cuales no pagaría impuestos. Estos tributos recién se pagaron por parte de la ANFP, luego que el SII solicitara los detalles del contrato. De lo contario Sampaoli y empleador se habrían quedado muy callados.

El anexo de contrato que Sampaoli firmó a puertas cerradas con Jadue, aumentó insólita e injustificadamente los premios para Jorge Sampaoli y sus colaboradores de US$800 mil dólares a US$ 6 millones, es decir, más de $4 mil millones de pesos y fue el 30 de septiembre, tres meses después de haber conseguido el título de la Copa América.
Monto que ni siquiera recibió el entrenador de la selección de Alemania, Joachim Löw, cuando fue campeón mundial de fútbol en Brasil 2014.

¿Qué podría justificar, premios tan desproporcionados para un entrenador que si bien entró en la élite tras su triunfo en Copa América, en ningún caso es lo que se paga a nivel mundial? Solamente que no todos los dineros que se depositaron en su cuenta en las Islas Vírgenes, no fueran exclusivamente suyos.

El escasamente crítico periodismo deportivo chileno – con las excepciones de Guarello y unos pocos más-, no ha reparado que tras el desorden en la rendición de gastos de la Copa América, hay varios millones de dólares que se esfumaron y esa plata debe estar en alguna parte.

Como Jadue ya sabía que los dineros de las cuentas a su nombre en las mismas Islas Vírgenes, recibidos por sus coimas en la CONMEBOL, le serían incautados por la justicia estadounidense, tenían que hacer su última y desesperada “movida”, cuando toda la estantería se venía abajo.

Nada mejor que pactar entonces con el propio seleccionador, “lavar” estos dineros que luego parte de ellos fueron triangulados a alguna cuenta, en otro paraíso fiscal, que con toda seguridad, Jadue tenía abierta hace mucho rato, y que hasta hoy le permiten pasearse con toda tranquilidad por las calles de Miami, pese a las pataletas de Sampaoli.






Temas relacionados

Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO