Mundo Obrero Chile

TRABAJADORES

El mutismo del Colegio de profesores y la Reforma Laboral que se avecina

Todos los integrantes del Directorio Nacional están en absoluto silencio frente a la reforma laboral con la flexibilización de la jornada, olvidan a los colegas de subvencionados muchos de ellos igualmente colegiados.

Patricia Romo

Docente Liceo B-13. Presidenta Colegio de Profesores Comunal Antofagasta

María Isabel Martínez

Dirigente del Colegio de Profesores, Comunal Lo Espejo y militante de Nuestra Clase

Martes 7 de mayo | 09:09

En el Colegio de Profesores, todos los integrantes del Directorio Nacional están en absoluto silencio, ni un atisbo de insinuar una unidad con el conjunto de los trabajadores para hacer frente a las reformas de Piñera, en cuanto a la reforma laboral con la flexibilización de la jornada, muchos dirán “no nos afecta, porque tenemos estatuto propio”, ¡olvidan a los colegas de subvencionados! muchos de ellos igualmente colegiados.

Si el gobierno dijera: "Hemos encontrado una fórmula para asegurar el aumento de la producción de las empresas, así sus ganancias". Lo primero que surgiría es la duda “¿En que nos van a perjudicar ahora?”, entonces se les hace necesario presentar su proyecto de reforma laboral como algo beneficioso para los trabajadores, aludiendo a una nueva flexibilización laboral, la jornada de trabajo flexible, acompañada tal vez una miserable disminución de tan solo 4 horas semanales, eso cuando en el mundo la jornada tiende a reducirse bastante más.

Al gobierno se le hace necesario dar algunas muestras de “modernidad” y para eso cuentan con todo el aparataje comunicacional a su disposición para hacer parecer como bueno algo que no lo es, cosa muy habitual ya, pero los trabajadores ya no caemos como incautos en las redes de sus maniobras para asegurar sus intereses en desmedro de los nuestros.

Lo que ha presentado el gobierno de Piñera en representación de la Derecha empresarial, es una reforma laboral a la medida de los empresarios, producción 24/7 es lo que se quiere asegurar para las empresas y la gran mayoría de los políticos del régimen, no alzan la voz, en forma categórica porque de hecho la mayoría de ellos poseen intereses empresariales o ligados a las prebendas que reciben de ellos, lamentablemente lo mismo ocurre incluso con sectores de dirigentes sindicales, que si bien plantean la crítica no hacen nada por organizar e impulsar un plan de lucha nacional que enfrente este ataque.

Te puede interesar: Proyecto de “modernización laboral” se transforma en flanco de críticas

El Colegio de Profesores, es el organismo que conversa con el gobierno a nombre de todos los profesores de Chile, así que es un gran despropósito que Mario Aguilar no manifieste preocupación por este sector, incluso en su reciente video en donde sale a exponer “la posición del CdP” frente a la inminente no respuesta del Mineduc el día martes 07, allí solamente hace alusión a temas gremiales del sector municipal, dejando en el más completo olvido y abandono a los profesores del sector subvencionado y las implicancias que podrían generarse con la reforma laboral en general y con la flexibilización de la jornada laboral en particular, incluso implicancias en la educación en general.

Las direcciones nacionales del Colegio de Profesores, no han avanzado un ápice en la resolución de Asamblea Nacional de generar unidad con el conjunto de los trabajadores de la educación, ¡fue mandato de asamblea! y transcurrido bastante tiempo ya de la actual conducción y nada nuevo al respecto, ¡como no hace la pega!...

¿O es que creen que, con algunos logros, unos cuantos encuentros y haciendo circular fotos de reuniones en el ministerio y el parlamento es suficiente? Es necesario que entiendan y asuman su responsabilidad de cumplir el mandato de buscar la unidad de todos los trabajadores de la educación, haciendo las gestiones para impulsar asambleas de bases con todos los sectores, asambleas comunales de trabajadores de la educación municipales y subvencionados, y esto requiere de un ferviente llamado a paro nacional de la educación (pendiente desde principios del año pasado) para generar los espacios de reunión necesarios, sin esos tiempos que genera solamente el paro es imposible avanzar.

Razones para paralizar las hay y de sobra, tanto en el ámbito educativo como en el nacional, pero Aguilar busca argucias para impedirlo, entre ellos ratificar una y otra vez con implementación de consultas a las bases, transformando así lo que debiera ser un mecanismo democrático en uno dilatador y un obstáculo para la movilización, ya la gran mayoría del profesorado se ha dado cuenta de lo absurdo de su maniobra anti movilización y de la misma forma de su adhesión frenteamplista a la “oposición responsable” que no es más que oposición sin lucha.

Nuestra exigencia a las direcciones frenteamplistas del Colegio de Profesores, así como también al PC es que se proceda ya al paro nacional, contemplando un Plan de Lucha, detallado diseñado junto a las bases, pasando de los lienzos y fotos a la acción para que podamos realmente participar todos en asambleas tomando un rol en el curso de las movilizaciones y decisiones, Aguilar sabe muy bien que un paro lleva a esto y en su afán de manejarlo todo desde la política y decisiones del frente amplio, ha venido obstruyendo el desarrollo de la movilización y participación del profesorado.

Te puede interesar: Coquimbo realiza paro contra Servicio Local y Aguilar "promete" un paro sin un plan






Comentarios

DEJAR COMENTARIO