Mundo Obrero Chile

PRECARIZACIÓN LABORAL

Empresa de aseo del GAM quiere imponer condiciones inhumanas a trabajadoras migrantes

En el GAM, uno de los centros culturales más importantes del país, mientras la empresa dice promover la inclusión, hace la vista gorda a condiciones totalmente miserables. Quiere imponer jornadas flexibles, no pagar las horas de colación o entregar un bono que no cumple de maternidad ni los derechos de las mujeres trabajadoras.

Jueves 1ro de agosto

El sindicato del GAM, que se ha hecho conocido por solidarizar con importantes luchas como el paro de profes o el derecho al aborto legal, emite declaración junto a sus compañeros y compañeras del aseo, dada la estrecha relación que comparten cotidianamente, contra los abusos de la empresa contratista, exigiendo que no se retroceda en los derechos y que la administración del GAM se haga cargo de hacer cumplir y fiscalizar el cumplimiento de todos los derechos de las y los trabajadores.

El fin al subcontrato y el paso a planta de tod@s l@s trabajadores ha sido una lucha que el sindicato ha levantado históricamente.

A continuación, reproducimos ahora la declaración del sindicato

En el GAM existe, al igual que en muchos empresas del país, la subcontratación de servicios, modalidad de precarización laboral, que se caracteriza por trabajos inestables, de baja seguridad laboral, jornadas de trabajo irregulares y sueldos invivibles. Hoy en día sabemos también que una gran parte de la población migrante trabaja en estas condiciones.

Denunciamos las irregularidades y abusos mantenidas por parte de la empresa de aseo INGEMASTER, la cual lleva años adjudicándose las licitaciones en el GAM, las cuales hoy obliga a nuestras compañeras y compañeros de trabajo a aceptar:

Reducir los día de descanso bajando al mínimo absoluto de 1 día de descanso por 6 de trabajo, juntando en sus turnos hasta 12 días corridos de trabajo. Esto significa reducir 2 días de descanso al mes.
No pago de la hora de colación obligatoria (media hora).
Obligación de trabajar en días de descanso, bajo amenaza de descuento de días.
No pago del mínimo legal para efectos de sala cuna. Actualmente paga un “bono” por $70.000 imponible, correspondiendo un valor de 3 veces lo que se está pagando actualmente.

Los trabajadores afectados son en su mayoría mujeres, madres y migrantes haitianas, que se ven sometidas a estos abusos día día, y que se encuentran con la peor cara de trabajar en el Centro Cultural más importante de Chile, el cual usa como discurso defender los derechos de las mujeres, la inclusión, la diversidad y promover los derechos de las personas, pero que en la práctica es responsable de estos abusos en tanto no cumple con su obligación de fiscalizar, ni de proporcionar condiciones mínimas de trabajo, develando que su misión y visión aplica solo para una población reducida y en su mayoría elitizada. Esta responsabilidad se expresa en los hechos como trato racista y discriminador, generando trabajadores de distintas categorías y condiciones laborales.

Para las y los trabajadores del sindicato del GAM, las y los trabajadores de aseo, mucho más allá de las restricciones legales, son para todos los efectos, nuestras compañeras y compañeros. Esto nos define: luchamos codo a codo junto a las y los profesores, por los derechos de las mujeres y contra cualquier abuso que vaya dirigido a nuestra clase.

Es de una necesidad vital, de total urgencia, acabar con el subcontrato. Aun cuando ni siquiera se ha votado la reforma laboral, ya hay empresas que buscan implementar modalidades impuestas de forma unilateral, con jornadas en extremo extenuantes, bajo tópicos tramposos como la “flexibilidad laboral”.

Exigimos que la empresa INGEMASTER de un paso atrás con las modificaciones, y que a su vez, termine con el abuso: jornadas con días de descanso acordes a los actuales, pago de la media hora de colación y bono de sala cuna como exige la ley, las y los trabajadores están reclamando dignidad y lo que es suyo por derecho.

Como sindicato, creemos firmemente en el fin a la subcontratación y en el paso a planta de todos nuestros compañeras y compañeros, no aceptamos que padres y madres de familia sigan viviendo de esta manera.No es coincidencia que haya espacio para que estos abusos sean posibles, cuando el gobierno de Piñera, en su xenofobia, expulsa inmigrantes y garantiza que todo esto siga ocurriendo.

La única solución es que como compañeros quienes hacemos posible este centro cultural, compartamos nuestras condiciones y podamos organizarnos en conjunto para elevar nuestras expectativas, y ser un ejemplo para todo el país.
Llamamos a sindicatos, artistas, jóvenes y estudiantes a solidarizar con las y los trabajadores del aseo del GAM, para que no permitamos que sigan ocurriendo estos abusos.






Temas relacionados

Mundo Obrero Chile   /   subcontrato   /   Centro Cultural - GAM   /   Inmigrantes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO