Mundo Obrero Chile

DESPIDOS

500 despidos en Enap y Anglo American: " los tiempos mejores" de Piñera

El día martes más de 500 trabajadores de la empresa ENAP y Anglo American fueron despedidos, en el marco de un plan de despidos a nivel nacional.

Joseffe Cáceres

Auxiliar de aseo. Dirigenta sindical, Asociación de Funcionarios ANFUMCE ( Ex-Pedagógico). Pan y Rosas.

Jueves 31 de enero

Los tiempos peores aumentan

Los despidos de los y las trabajadoras de Enap y Anglo American se desarrollan en un contexto de aumento de cierres de fábricas y términos de contrato. Decenas de trabajadores de Anglo American se enteraban de sus despidos estando en plenas vacaciones, buscando descansar de las pesadas jornadas laborales, cayéndoles como un balde de agua fría.

En junio del 2018 ya vimos que la mano del gobierno de Piñera comenzaba a sentirse sobre los trabajadores, el cierre de la fábrica de contenedores Maersk o el de la empresa constructora Cial en Temuco, el cierre de Pastas Suazo en Curicó y el de Iansa en Linares, los despidos en Canal 13 y los anuncios de despidos en TVN o Chilevisión se tradujeron en casi 3.000 nuevos cesantes, el índice de despidos ya supera el 7,5 %.

En el norte de Chile, en la región de Calama más de 1.600 despidos ya se han anunciado, desde la planta de Chuquicamata, la mina a tajo abierta más grande del mundo se pretende desarrollar un ajuste en contra de los y las trabajadoras en miras del 2026, mas de 300 despidos a nivel nacional, se desarrollaron a final del 2018, contra los y las profesoras. Desde Correos de Chile se anuncian por si fuera poco, como pate de un plan estuctural de la empresa, una cifra de despidos que supera los 1000 mil trabajadores para dejar sin su fuente laboral, lo que significa la reducción entre el 10% y 15% a nivel nacional principalmente de operadores postales y carteros.

Todos estos ataques realizados, y los que que se pretenden llevar a cabo, son parte de los ajustes contra los y las trabajadoras, de una vía y un camino que se comienza a desarrollar, y es que desde el gobierno empresarial de Piñera, se busca con fuerza concretar la reforma laboral antiobrera, como un caballo de batalla que hoy se ha convertido en una jerarquia de la derecha hoy en Chile.

¿Que nos queda hacer a los y las trabajadoras?

Los y las trabajadoras de manera firme debemos buscar oponernos las reformas estructurales del gobierno de manera unificada, desde el sector público y privado, y es que permitir estos ataques, es profundizar la precarización de nuestra vidas, hacer natural que la única manera de mantener nuestros puestos de trabajo es mantener el silencio, porque nos despertaremos al dia siguiente y ya no tendremos para mantener la casa, la olla, las deudas y nuestras familias.

Rechazar con fuerza la reforma laboral de Piñera, requiere que también busquemos enfrentar la reforma previsional que deja intacto el sistema de AFP y nos golpea doblemente a las mujeres trabajadoras, conquistar un sistema jubilatorio de reparto, solidario y gestionado por trabajadores. Pues ya conocemos, el actual sistema de pensiones instalado por Jose Piñera, hermano de Sebastián Piñera, nos muestra como nuestros abuelos, colegas mayores, al finalizar su vida laboral, sufren ante el temor de no poder sostenerse económicamente, de siquiera saber si se podrán comprar sus medicamentos en situaciones de enfermedad. Rechazar la reforma laboral antiobra de Piñera es poder poder exigir y terminar con la brecha salarial entre nosotras las mujeres y nuestros colegas varones, poder por el mismo trabajo obtener un igual salario, es romper con el subcontrato que hoy tiene rostro de mujer.

¿Quienes tenemos una responsabilidad como dirigentes de nuestros lugares de trabajo, las grandes federaciones y organizaciones sindicales, que nos corresponde realizar?

Lo que es innegable, es que si buscamos empalmar desde nuestros sindicatos, federaciones, asociaciones de trabajadores y trabajadoras, con el movimiento de mujeres, los estudiantes y el pueblo mapuche, con mayor fuerza contaríamos para poder enfrentar los ataques de Piñera, y es que este 8 de marzo, cuando saldremos a las calles en el marco del día internacional de las mujer trabajadora podamos hacer sonar con fuerza el rechazo contra estos ataques. Porque aunque muchas veces nos cuesta verlo con nuestros propios ojos, los y las trabajadoras podemos ir por más, el paro de los portuarios de Vaparaiso efectuado en diciembre, la lucha del Ferrocarril en Antofagasta contra el magnate de Luksic , la lucha del GAM realizada hace no mas de dos semanas, donde las mujeres trabajadoras gritaron con fuerza con nuestra mamas No! nos invitan a mirar la potencia y la necesidad de confiar en nuestra fuerzas.

Saber y darnos cuenta todos los días que nuestras jornadas laborales son extenuantes y nuestros sueldos para sostener la vida son una miseria, ver que llegar para terminar el mes significa desarrollar una travesía y hacer un montón de malabares, tener los manos en los bolsillos pelados, consiguiendonos dinero con amigos o familiares para llegar a costear las deudas, arriendo, el pago de las cuentas, los materiales del colegio de nuestros hijos e hijas y así un sin fin de cosas mas, nos invitan a pensar decididamente que el ritmo de vida en el que estamos expuestos a trabajar todos los días se hace invivible y que algo necesitamos realizar para poder cambiar esta realidad que nos aqueja.

Imaginémonos.... ¿si pudiéramos trabajar 6 horas por solo 5 días a la semana? tiempo libre nos quedaría para compartir con los nuestros, poder recrearnos, aprender nuevas cosas, incluso de seguro para muchos, seria una opción estudiar.
¿Si pudiéramos poder trabajar esas horas, y más aún sin rebaja de nuestros sueldos, con un sueldo que garantice la canasta básica familiar, que corresponde a 450 mil pesos al mes? incluso quienes hoy no tienen trabajo podrían estar desarollandose en un espacio laboral.

Son cosas necesarias de pensar, porque para incluso hacerlas realizables, necesariamente tendríamos que buscar afectar las ganancias de quienes hoy hacen negocio con nuestras vidas y fuerza de trabajo -quienes piensan que sus ganancias valen mas que nuestra vidas- y muy por el contrario son nuestras vidas las que valen mas que sus ganancias, pues ellos nos necesitan, sino no podrían existir. Esta ideas, nos invitan a pensar en otra sociedad incluso, una sociedad socialista, donde exista tiempo libre para desarrollar todas nuestras capacidades humanas.

Es por eso, que estas importantes jornadas que se avecinan se hace una necesidad central que las federaciones y organismos sindicales como la CUT, el CDP que dirige el Frente Amplio, organice y levante asambleas hacia la huelga efectiva del 8 de marzo y el 11 de Abril, pues desde ya comienzan a plegarse al llamado de la coordinadora 8 de Marzo haca el paro para ese día, que es un avance, pero lo que requerimos es poder utilizar esta convocatoria para discutir desde las bases el paro, y es ahí donde radica nuestra responsabilidad, como hacer que de esta situación nacional donde miles se han visto afectados con despidos poder comenzar a organizarnos, aunque incluso nosotros aun mantengamos nuestros puestos de trabajo.

Se trata de la solidaridad de clase, de la unidad de las filas de clase obrera, de entender que los organismos de los y las trabajadoras, son para romper una pasividad que se nos impone no solo desde el gobierno a través de amedrentarnos con despidos, sino de la misma pasividad que dirigentes anquilosados, desde las burocracias sindicales, aquellos que representan los intereses de los partidos políticos corruptos, que desde la Nueva Mayoría, la Concertacion en su momento y hasta la Derecha han buscado realizar.






Temas relacionados

Reforma Tributaria   /   Tiempos difíciles   /   Anglo American   /   Mundo Obrero Chile   /   Sebastián Piñera   /   Trabajadores   /   Despidos

Comentarios

DEJAR COMENTARIO