Política Chile

VALPARAISO

Esa fuerte represión que se vive en Valparaíso

Los casos de golpizas por parte de Carabineros hacia los sectores movilizadoss, y las amenazas hacia dirigentes sindicales y activistas, alertan del complejo clima que se vive al interior de la ciudad.

Miércoles 9 de enero

Un clima bastante denso se ha venido extendiendo por las calles de Valparaíso. La fuerte criminalización de la protesta, sumado a la fuerte represión hacia trabajadores, pobladores, y especialmente hacia la juventud ha quedado de manifiesto, tomándose más de una vez los medios locales.

Por su parte el gobierno de Sebastián PIñera ha recrudecido aun más la violencia policial, con la que la policía tanto a nivel nacional como a nivel local, viene atacando a todo aquel que se oponga a la agenda legislativa que comparten en complicidad junto con los empresarios. Basta recordar la brutal golpiza que recibe el portuario Gustavo Olmos a quien buscan perseguir judicialmente por agredir un policía “¿con un destornillador?”, o la brutal golpiza a un joven estudiante de 13 años de edad por parte de carabineros.

Pero si aún no bastase eso, han aparecido una serie de amenazas hacia dirigentes, y activistas de la zona, como la agresión al joven activista del Hip Hop, Jean Pierre Paiva, el dirigente del sindicato Starbucks, Antonio Páez, empujado mientras realizaba su jornada laboral, o el reciente caso del activista de la Coordinadora Quintero-Puchuncaví, Cristobal Sepúlveda. Esto, sin mncionar la reciente alerta de bomba en la Municipalidad de Valparaíso, donde se desarrollaba una actividad enmarcada en los 60 años de la Revolución Cubana.

Si bien aún se desconoce a los responsables de estos hechos, lo que queda claro es que la polarización desarrollada en la ciudad, sumado a la coordinación entre distintos sectores, viene estando en la retina de los empresarios, el gobierno y la policía, quienes ven en sectores que conjuntamente se movilizan por sus derechos y reivindicaciones, un peligro para sus intereses políticos y económicos.

En el caso de la alcaldía ciudadana de Jorge Sharp, ha hecho vista gorda de este clima adverso que se cierne sobre los sectores más organizados y combativos, donde la gobernación y la intendencia porteña a manos de la derecha, no ha titubeado en reprimir las luchas. Ya bastante ejemplificador se ha mostrado aquella jornada de protesta portuaria, en la que Fuerzas Especiales (FF.EE) de Carabineros, ingresan al sindicato n°1 de Estibadores, con el único objetivo de destruir el recinto y detener a los trabajadores, quienes terminan resistiendo en el techo, siendo apoyados por amplios sectores de la comunidad porteña.

Ante esta situación, el día 4 de Enero se realiza la primera coordinación contra las amenazas y agresiones a dirigentes y activistas sociales, en la Federación de Estudiantes de la Universidad de Valparaíso (FEUV), junto a distintos referentes y organizaciones políticas y sociales del sector como la abogada de la Defensoría Popular, María Rivera, la presidenta de la ANEF Valparaíso, Mabel Zúñiga, Comisión de DD.HH, y el dirigente de Starbucks Coffe Chile, Antonio Páez, entre otros, donde se acuerdan una serie de iniciativas entre ellas un punto de prensa que se desarrollará el día de hoy a las 12:00, en los Tribunales de Justicia, ubicados en Calle Tomás Ramos, donde se interpondrá la querella por amenazas y agresiones.

La organización se vuelve esencial, como también la participación de todos aquellos organismos y organizaciones políticas y sociales, el alcalde Jorge Sharp, la bancada frenteamplista en la región costa, el diputado Jorge Brito, y el senador Juan Ignacio Latorre, se hagan parte de estas iniciativas defensivas, con el objetivo de que ciudades como Valparaíso, no se vuelvan zonas liberadas para grupos reaccionarios y de ultraderecha organizados contra los movimientos sociales y los sectores más combativos de la sociedad.






Temas relacionados

Carabineros de Chile   /   Política Chile   /   Valparaíso   /   Puerto de Valparaíso   /   Represión policial

Comentarios

DEJAR COMENTARIO