Géneros y Sexualidades

DIVERSIDAD SEXUAL

ONU pide la prohibición de las terapias de “reconversión de la homosexualidad” en el mundo

Las terapias de "reconversión" o "reordenamiento sexual" nacieron en entre los años 50 y 60, como un método reaccionario de las instituciones psiquiátricas, avalado por los Estados e instituciones de la salud, para condenar a las diversidades sexuales a traumáticas terapias de castración química, electro shock, medicación forzada, entre otros métodos. Hoy, estas terapias siguen vigentes, a pesar de que ya han pasado 30 años desde que la homosexualidad dejó de considerarse como una enfermedad.

Sábado 11 de julio | 07:52

Víctor Madrigal Borloz, consejero de la ONU, señaló que “estas prácticas constituyen una violación flagrante de los derechos a la integridad física, a la salud y a la libre expresión de la orientación sexual y a la identidad de género de una persona”.

“Cuando se hacen por la fuerza, representan una violación de la prohibición de la tortura y de los malos tratos”, dijo el experto, luego de recopilar diferentes testimonios en decenas de países.

Estas terapias, en su mayoría, se hacen en contra de la voluntad de las personas de la diversidad sexual, en particular de la juventud, a la cual sus tutores obligaban a tomarlas sin derecho a réplica, a pesar de que el 17 de mayo de 1990, la asamblea general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) eliminó la homosexualidad de su lista de enfermedades psiquiátricas.

Una de las terapias más clásicas que se ocupan es la de electroshock, en la que, mientras se muestran imágenes o videos de actos homosexuales se liberan descargas al cuerpo de la persona para que, a un largo plazo, les generen rechazo.

Otra de las terapias más polémicas es la castración química, que incluso era una de las sanciones legislativas en diferentes países de Europa, cuando comparaban la homosexualidad con la pedofilia y sus condenas se tomaban por igual. Uno de los casos históricos fue Alan Turing, el padre de la computación, castrado por ser gay a pesar de su rol en la Segunda Guerra Mundial.

Hasta la fecha, más de 60 países condenan la homosexualidad y 8 de ellos tienen penas de muerte. Por estas razones, es que el consejero de la ONU planteó la necesidad de prohibir las terapias de conversión de la homosexualidad, las cuales atentar con la comunidad LGBTIQ+.

Un informe pionero publicado hoy por ILGA World ha puesto de manifiesto cómo, gracias a la incansable incidencia de activistas, supervivientes y organizaciones en el terreno, los Estados y les profesionales de la salud de todo el mundo se están pronunciando en contra de las llamadas "terapias de conversión".






Temas relacionados

LGBTI   /   Psiquiatría   /   LGBTTI   /   Lesbianas   /   Gays   /   Homofobia   /   Discriminación   /   LGTBI   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO