Política Chile

FCAB

Gran golpe a Luksic: La máquina fraudulenta del multirut en FCAB es derrotada

Después de haber dejado familias ferroviarias en la calle, despedido dirigentes sindicales y haber negado hasta la última instancia la existencia del multirut, se destapa y comprueba cómo Luksic ha sido parte del engranaje privilegiado de las herencias que dejó la dictadura en el país.

Sábado 8 de febrero | 08:15

Como agrupación de trabajadores del transporte 6 de febrero, fue una gran noticia saber que después de casi dos años de haber demandado desde el Sindicato Interempresa FCAB al magnate más poderoso de los grupos empresariales del país como lo es Luksic, se haya demostrado cómo este en el FCAB hizo y deshizo con las familias ferroviarias a través de un método tan fraudulento como lo es el multirut.

Este es un mecanismo de “negocio” que ha jugado un rol adverso para las condiciones laborales, previsionales y sindicales contra las y los trabajadores durante estos últimos 30 años de administración de la herencia de Pinochet por parte de los Gobiernos de la vieja concertación, ex Nueva Mayoría y la derecha, dividiendo brutalmente la fuerza de la clase obrera, y en este caso el de los ferroviarios.
Atrás quedó el discurso de gerentes, jefes y supervisores de que nuestros compañeros eran colaboradores de la que supuestamente era la empresa principal del FCAB, como es FCAB Ferrocarril. Esta política de la gerencia llegó a tanto, que ahora los miles de ferroviarios pueden dar cuenta el sentido que tenían las campañas del terror por parte de la empresa contra el único sindicato que combatió contra los despidos, como contra los mecanismos turbios de Luksic.

Desde un principio quienes somos parte de la agrupación y que fuimos representantes sindicales de un sector de ferroviarios, vimos cómo operaba la maquinaria fraudulenta de hacer dinero del ferrocarril, no sólo con el fin de crear empresas ficticias para eludir impuestos no contando el total de las ganancias del grupo, sino que con el fin más importante que ha buscado durante décadas la empresa que es dividir a los casi dos mil ferroviarios. Y es que sabemos que Luksic para generar sus grandes riquezas ha buscado debilitar la organización de las y los trabajadores, para asegurar sus jugosas ganancias queriendo domesticar a la clase trabajadora sobre todo en los lugares estratégicos del enclave minero en la región de Antofagasta. No es una sorpresa que estos mismos mecanismos acompañados del brutal subcontrato sean los que operan en sus minas de Antofagasta Minerals y el mismo puerto ATI.

Te puede interesar: Finalmente Luksic es derrotado en la Corte Suprema: se ratifica la existencia del Multirut en FCAB

Es probable que muchas de las y los compañeros de trabajo se estén preguntando en qué podría mejorar la calidad de vida y trabajo después de haberse comprobado el mecanismo que hace funcionar como una mafia a Luksic en el FCAB. Por eso le decimos a las familias ferroviarias, que cada vez que alguna de las empresas de fantasías que creo Luksic desde FCAB Ferrocarril a FCAB Shippers utilizaba la excusa de la falta de utilidades para mejorar beneficios de salud, para que el conjunto de las y los trabajadores tuviesen derecho a los lugares de esparcimiento de la empresa desde el complejo deportivo hasta el complejo en Mejillones, el derecho a la colación o el bono de colación en todas las áreas sin discriminar o el mínimo derecho a sala cuna por cantidad de trabajadores, fueron sólo excusas y un engaño que perpetró el grupo económico durante décadas incluso con la complicidad de algunos dirigentes sindicales de relaciones más estrechas con la gerencia.

Es así que el 13 de enero se hizo efectiva la sentencia con la siguiente resolución que ratifica la inexistencia de colaboradores en todas las empresas de FCAB con distintos apellidos: “Que se acoge la demanda entablada por SINDICATO INTEREMPRESA FCAB, contra de FCAB EMBARCADORES, SERVICIOS DE TRANSPORTES INTEGRADOS TRAIN LTDA., FCAB INGENIERÍA Y SERVICIOS LTDA., y en contra de FERROCARRIL ANTOFAGASTA BOLIVIA o FCAB, sólo en cuanto se declara que estas empresas constituyen un solo empleador para efectos laborales y previsionales.”

Como planteamos anteriormente el grupo Luksic pasó por encima de la libertad sindical, buscó que esta noticia no saliera a la luz pública apelando en dos instancias el fallo que iba en su contra, posteriormente quiso que el Sindicato Interempresa FCAB le pagase una suma nada más ni nada menos que de $100 millones para reconocer provisionalmente la existencia del multirut, además liquidó un área completa como lo era FCAB Shippers, subcontratando el servicio dejando a familias en la calle para defender con uñas y dientes su gran negociado.

Por eso para quienes fuimos parte de una gran batalla contra el más poderoso de Chile, lo que costó despidos antisindicales como el de nuestro compañero Nicolás Bustamante y las decenas de familias ferroviarias que lucharon contra los despidos durante más de siete meses el año 2018. Le decimos a nuestras compañeras y compañeros ferroviarios, que este es sólo un primer paso que desnuda lo tramposo y el desprecio de Luksic contra las familias trabajadoras, que aún falta por develar aún más el entramado fraudulento de cómo ha llenado sus arcas con nuestras vidas y trabajo.

Esto es un paso para buscar las vías de combatir por la unidad del conjunto de las y los trabajadores, para quienes ven la necesidad de levantar un sindicato único que organice al conjunto de los ferroviarios, para quienes buscan poder mejorar el poder de negociación con las reales ganancias del grupo y no la segmentación entre sus empresas de fantasías, pero sobre todo para aquellas trabajadoras y trabajadores que vean en este paso la necesidad de organización de la clase trabajadora en su conjunto, de que esta pequeña conquista se transforme en un ejemplo para buscar recomponer al movimiento obrero en la región y el país, en la perspectiva de pasar de la lucha sindical a la lucha política, terminar con todos los mecanismos heredados de la dictadura que tienen el objetivo de atomizar nuestras fuerzas como también lo es el subcontrato, porque Chile despertó las y los trabajadores despertamos para conquistar el destino de las vidas de nuestras familias.






Temas relacionados

Multirut   /   Luksic   /   Desde la fábrica   /   Política Chile   /   Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO