Política Chile

CRISIS DE GOBIERNO

Hacienda y Economía: salen dos neoliberales, entran dos neoliberales

Una nueva dupla de neoliberales. Nicolás Eyzaguirre (PPD), ex asesor del FMI y figura clave de Bachelet, a Hacienda. Jorge Rodríguez Rossi (DC), un hombre de AES Gener y Luksic, “fanático de los empresarios”, a Economía. Doble discurso del "progresismo".

Pablo Torres

Director La Izquierda Diario Chile / Partido de Trabajadores Revolucionarios

Viernes 1ro de septiembre de 2017

Decíamos aquí, que la renuncia del equipo económico del Gobierno a tan solo seis meses de terminar su mandato y motivado por el rechazo al proyecto Dominga, significaba una crisis del fracaso de Bachelet de armonizar o alinear los intereses del gran capital (“crecimiento") con los de la sociedad, en este caso el medioambiente, abriendo una nueva crisis política en el gobierno.

Una división en el gobierno (y de la Nueva Mayoría), entre las necesidades del empresariado de imponer una agenda que no ponga límites a las inversiones, de los cuales fueron voceros los ministros de Hacienda y Economía en defensa del proyecto Dominga de capitales extranjeros (Andes Iron), y el intento de Bachelet de mostrar un relato “progresista” hacia el fin de su gobierno, como expresó antes del cambio de gabinete: “Yo no concibo el desarrollo a espaldas de las personas, no me imagino un país donde solo importan los números".

De allí que sea Piñera quien expresa hoy más claramente la agenda de ese gran capital, que pide un “cambio de gobierno”. Y del viejo concertacionismo, que salió a apoyar a Valdés, a cuestionar a Bachelet y poner el foco en el crecimiento, pues fuera de él “todo es música” como bien dijo Lagos.

Pero pareciera que el golpe de timón de Bachelet, “enfrentando” a los economistas, para asentar la autoridad de un relato “progresista” y con épica de una pobre batalla cultural, no tiene mucho brío. Entre el “relato” y la “realidad” hay un abismo de doble discurso (entre el dicho y el hecho mucho trecho).

Lo cierto es que salen dos neoliberales que cuestionaron el discurso de Bachelet, pero entran dos neoliberales, derrumbando el discurso “progresista” que piensa que Bachelet dio un paso adelante. O de los ambiguos oportunistas del Frente Amplio, que en palabras de Tomás Hirsch señaló que “la presidenta Bachelet tiene mucha razón cuando dice que no todo es crecimiento económico, que éste no puede ser a costa de la destrucción del medio ambiente, tampoco a costa de la calidad de vida de las familias chilenas”.

En una voltereta, si bien se fue Valdés (PPD) y Céspedes (DC), entran al gabinete económico otros dos neoliberales reconocidos. Por una parte moviendo al ex asesor FMI Nicolás Eyzaguirre del PPD, ex ministro de Educación y luego ministro de la Secretaría General de la Presidencia, al ministerio de Hacienda. Una jugada de Bachelet con su hombre de confianza y a la vez con vínculos con el mercado quienes, sin embargo, lo ven con más desconfianza que Valdés. Y vino a asegurar, que mientras Bachelet instala un relato, en los hechos es otra cosa, como señaló: “no es el momento de desbordes fiscales de ninguna naturaleza, por el contrario. Hay que asegurarle a los mercados que las condiciones de las finanzas públicas dan garantías". Y se viene la negociación del presupuesto 2018 y el reajuste del sector público.

Peor es el perfil de Jorge Rodríguez Rossi, DC, nuevo titular de Economía. Un hombre de confianza y representante de los intereses del grupo imperialista AES Gener, del grupo Luksic y otros más. Es un “fanático de los empresarios”, director de sociedades, de los hombres clásicos que sirve al gran capital y de una gran fluidez entre la administración pública, desde cargos gubernamentales y empresas públicas hacia el mundo de los negocios y empresarios.

Un viejo concertacionista DC que como representantes de AES Gener y Luksic, fue presidente ejecutivo de la central hidroeléctrica Alto Maipo, de ambos grupos económicos, y cuestionada por la población y comunidades de la zona. Ya en 1997, fue gerente general de Guacolda, y pasó de las oficinas de las empresas energéticas a ser triministro de Economía, Minería y Energía de Ricardo Lagos. Piñera lo nombró director del Banco Estado, y tras la salida de Guillermo Larraín asumió la presidencia de éste hasta ahora.

Es un neoliberal de tomo y lomo. Políticamente, se dice que es cercano a Gutemberg Martínez y se ha señalado contrario a cualquier cosa parecida a una Asamblea Constituyente.

No sólo surge con más fuerza el discurso neoliberal “duro” ahora respaldado en la figura de Piñera, probable próximo presidente, sino que el propio peso de la realidad derrumba todo el falso relato progresista de un gobierno que respetando y renovando las reglas del juego del empresariado, son quienes fortalecen la vuelta de Piñera.

Enfrentar esos intereses del gran capital y de Piñera, que quiere poner su agenda de crecimiento, de ajuste y ataques, no vendrá de “relatos” culturales para renovar ilusiones en un futuro gobierno “progresista”, sino de una fuerza viva y en la lucha de masas del pueblo trabajador y forjando su política independiente, sin confiar en estos agotados dobles discursos, y sin ninguna ambigüedad hacia un falso "progresismo" empresarial.






Temas relacionados

Crisis política   /   Política Chile   /   Gabinete    /   Ministro de Economía   /   Nueva Mayoría   /   Michelle Bachelet

Comentarios

DEJAR COMENTARIO