Juventud

EDUCACIÓN

Historiadores reclaman al CRUCH por suspensión de la PSU de Historia

A través de un comunicado la Asociación Chilena de Historiadores expreso su preocupación, decepción y rechazo por la decisión del Consejo de Rectores de Chile de no aplicar la PSU de Historia, Geografía y Cs. Sociales.

Sábado 11 de enero

Mediante un comunicado la Asociación Chilena de Historiadores cuestionó la decisión del Consejo de Rectores de Universidades Chilenas (CRUCH) de no aplicar la Prueba de Selección Universitaria (PSU) de Historia, Geografía y Ciencias Sociales.

En el comunicado expresan su preocupación por la implicancia de esta medida en un contexto donde instituciones y autoridades han relativizado la importancia de las asignaturas de Historia, Geografía y CS. Sociales:

“Esta decisión constituye un nuevo y lamentable hito en la naturalización de la idea de que la Historia, la Geografía y las Ciencias Sociales son saberes prescindibles en la formación de nuestros estudiantes; asimismo, refuerza la lógica cortoplacista y tecnocrática que llevó a la ministra de Educación, Marcela Cubillos, a respaldar la propuesta del Consejo Nacional de Educación de eliminar la obligatoriedad de estos contenidos para los estudiantes de 3ero y 4to medio.”

Agregan que el CRUCH con esta medida se suma a la lista de instituciones que han aportado a la precarización de la educación pública:

“Con esta medida, el CRUCH lamentablemente se inscribe en el elenco de instituciones y autoridades que en años recientes han contribuido a la precarización de la educación pública, ya no solo en lo que refiere a su financiamiento, sino también en lo que respecta a los saberes que nuestro sistema educacional debe cubrir.”

Expresan además su decepción por la indolencia con que las autoridades tratan a aquellas personas que rechazan la exclusión de estos saberes:

“(…) resulta decepcionante constatar la indiferencia con que las autoridades responden a las interpelaciones de profesores, didactas, investigadores, estudiantes y apoderados, quienes en diversas ocasiones y por distintos medios han acusado la miopía del Ministerio de Educación al desestimar saberes que resultan indispensables para que los jóvenes desarrollen un pensamiento espacial e históricamente situado, atento a un entorno que cambia vertiginosamente, y receptivo de los desafíos que supone la vida en sociedad.”

Finalizan su comunicado haciendo un llamado a revisar el sistema de ingreso a la educación superior, a recuperar un mínimo de sensatez pedagógica, a rechazar este proceso de empobrecimiento intelectual, debido a que sería una irresponsabilidad renunciar al aporte de estas disciplinas:

“Sumándonos a los llamados a revisar los instrumentos que hoy definen el ingreso a la educación superior, que en la práctica no hacen sino acusar las desigualdades estructurales que hoy fracturan nuestra educación, invitamos a las autoridades correspondientes y a la ciudadanía en general a recuperar un mínimo de sensatez pedagógica y a expresar su rechazo frente a este proceso de empobrecimiento intelectual. En momentos de aguda descomposición política y social constituye una irresponsabilidad mayúscula renunciar al aporte de estas disciplinas.”

La suspensión de la PSU de Historia, Geografía y Cs. Sociales expone la necesidad de modificar el sistema educativo en su conjunto incluyendo el mecanismo de ingreso a la educación superior. Mientras que a la clase político empresarial le interesa un modelo educativo deficiente, quienes trabajamos en educación creemos en la necesidad de un currículum rico en disciplinas donde todas las áreas necesarias para el desarrollo de una persona estén integradas, que la educación vuelva al estado y se gestione mediante consejos escolares democráticos y resolutivos integrado por la comunidad. Por eso la defensa de la educación publica y la creencia de que el acceso a ella debe ser absoluto para todos sus niveles.

El grupo etario que ha buscado romper con ese modelo ha sido la juventud, por eso el Gobierno de Sebastián Piñera ha puesto énfasis en “contenerlo” punitivamente, solo así se explican la aplicación de la ley de Seguridad Interior del Estado a 34 dirigentes de la ACES, la prisión preventiva de jóvenes en distintas ciudades de Chile, los montajes sobre ellos, la no autorización a votar en el proceso constituyente. La intención es anularlo como sujeto político y que mejor manera de continuar que impidiendo el contacto con disciplinas esenciales para el análisis de sus contextos y de su vida en comunidad.






Temas relacionados

Consejo de Rectores CRUCH   /   PSU   /   Educación   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO