Mundo Obrero Chile

Iquique

Incendio en Alto Hospicio: La precariedad en la tercera edad

Dos personas lesionadas es el resultado de un voraz incendio en la comuna de Alto Hospicio

Viernes 23 de noviembre de 2018 | 10:56

La noche del miércoles se registró un incendio en Alto Hospicio que dejó como resultado a dos personas lesionadas, con heridas de diversa gravedad. Las víctimas son dos ancianos que se encontraban dentro de la vivienda cuando se propagaron las llamas por el recalentamiento de un horno eléctrico. Uno de los dos ancianos se encuentra en un estado más grave, ya que presenta quemaduras de consideración teniendo que ser trasladada al hospital regional.

Incendios que cada vez se vuelven un escenario constante, donde principalmente las víctimas son ancianos que hoy son arrojados a vivir en las condiciones más precarias. Cada vez pareciera ser más aceptado el hecho de que la tercera edad tenga que vivir expuesta a bajas condiciones de vida, quedando más expuestos frente a situaciones cotidianas.

Esto no es una sorpresa, si nos ponemos a pensar que valor se le ha dado a este sector específico de la población. Que queda expresado en un sistema de pensiones que no da abasto y que cada vez entrega pensiones más limitadas, que condicionan la vida de los pensionados a situaciones de vulnerabilidad, donde la mayoría de las veces terminan viviendo en el abandono y con lo justo a fin de mes. Abriendo constantemente el debate sobre la tercera edad y la condición a la que son empujados.

Este último tiempo, se vienen discutiendo la reforma previsional que intenta impulsar Piñera, en la que no les basta con el sistema usurero que ya precariza la vida de la tercera edad, sino quieren seguir perpetuando, a través de sus modificaciones, las precarias condiciones de vida de los pensionados y de los trabajadores.

Estas modificaciones, que son disfrazadas de elementos que vienen a mejorar la calidad de vida de los pensionados, no son más que ejes que dejan demostrado lo contrario. El aumento del pilar solidario, la elevación de la cotización obligatoria, que introduce una mayor competencia en el sistema, empujando a que no sólo se aumente el porcentaje de cotización, sino también la edad de jubilación, haciendo que aumente la participación de los adultos mayores en el mercado laboral.

Ya no bastan las condiciones a las que son expuestos los trabajadores a lo largo de su vida, sino ahora también, deben seguir trabajando hasta quedar totalmente inhabilitados llegando a la vejez.

Es por eso que debemos apostar por levantar un sistema de pensiones de reparto estatal, solidario y tripartito. Gestionado por trabajadores y pensionados. Así mismo, se hace necesario que esta propuesta sea impuesta en las calles a través de un plan de lucha que busque unificar las necesidades y demandas de los trabajadores, el movimiento de mujeres y diversidad sexual y el movimiento estudiantil. Y que se proponga acabar de raíz con el problema de la precarización de la vida de los trabajadores y pensionados que son arrojados día a día a estas condiciones.






Temas relacionados

Mundo Obrero Chile   /   Política Chile   /   Derecho a la vivienda   /   Vivienda   /   Urbanismo

Comentarios

DEJAR COMENTARIO