Política Chile

PUEBLO MAPUCHE

Kast en defensa de los asesinos de Catrillanca

José Antonio Kast, en el marco del asesinato a Camilo Catrillanca, llegó hasta la Araucanía a iniciar una serie de reuniones, planteando que la muerte del weichafe fue un “accidente” y que son necesarias más medidas de “seguridad” en la zona.

Suely Arancibia

Estudiante de Pedagogía en Historia y Geografía, ex Pedagógico. Militante de Pan y Rosas.

Jueves 6 de diciembre

El ex candidato presidencial y líder de Acción Republicana, en su visita a Temuco llamada “La Gira por la Convicción” se reunió con “las víctimas” de la violencia rural en la región, también con la Multigremial de La Araucanía y con alrededor de 50 jóvenes adherentes a su ideología ultraderechista.

Como no es de extrañar, Kast, en un intento hipócrita de defender lo indefendible, planteó no ensuciar la imagen de los policías imputados, ya que los hechos fueron un “accidente”. Según el diario La Tercera, el ultraderechista señaló “Nadie puede pensar que un carabinero se despierta en la mañana con intención de asesinar a alguien. Las circunstancias produjeron este hecho lamentable. Pero no quiere decir que haya que quitarle el respaldo a Carabineros de Chile”.

Al mismo tiempo, el líder de acción republicana continuando con las políticas represivas hacia la comunidad mapuche que se han impulsado desde los gobiernos de la ex Nueva Mayoría hasta hoy, exigió más medidas de “seguridad” en la zona, como si no fuera suficiente con la militarización constante de la Araucanía. “Yo quiero que vuelva la seguridad, la integridad física de las personas, el resguardo de los bienes de las personas y hoy no lo logramos (…). Por qué no podemos tener un punto de control a la entrada de Temucuicui, Policial o militar. Aquí lo que tenemos que recuperar es la seguridad ciudadana”, agregó el ultraderechista según La Tercera.

El Estado y los empresarios son los responsables de la muerte de Catrillanca

Las “circunstancias” de las que habla Kast que produjeron la muerte de Camilo, no son al azar ni tampoco un “accidente”, lo que representa es la defensa de los intereses empresariales y capitalistas por parte del Estado burgués de la mano con sus brazos armados como los policías y militares.

El conflicto mapuche arrastra consigo un problema mayor, en el cual los intereses capitalistas están en juego, ya que las tierras ancestrales que le pertenecen a la comunidad mapuche, hoy sus dueños son los Matte, los Angelini y las grandes forestales que se apropian de los recursos naturales para seguir con sus negocios a costa de la explotación de miles de trabajadores y la muerte de quienes pelean por sus tierras, donde el Estado lo que hace es proteger esos intereses y potenciar las ganancias empresariales a través de sus leyes y reformas.

Es por esto, que no es casual la militarización de la Araucanía, la formación del comando jungla y que Kast exija medidas más duras para la zona. Lo que hay de fondo es seguir perpetuando sus negocios y defender sus intereses.

Por eso, no basta con sólo exigir la renuncia de Chadwick o apostar a la interpelación parlamentaria como lo viene haciendo el Frente Amplio junto al Partido Comunista, si bien desde ya es una demanda sentida por el pueblo mapuche la cual se debe exigir, no es suficiente ni tampoco la vía parlamentaria para conseguirla. Al mismo tiempo hay que exigir la desmilitarización de la Araucanía, la disolución del comando jungla y el derecho a la autodeterminación del pueblo mapuche, no basta tan solo con un recambio de caras para acabar con la represión al pueblo mapuche y conquistar sus demandas.

Las grandes manifestaciones en Francia mostraron que sí es posible frenar los ataques de la derecha y muestra la necesidad de la organización para conseguirlo, a través de combates en las calles, ya que esa es la única forma para enfrentar sus ataques y arrancar los derechos de explotados y oprimidos.

La vía parlamentaria ya ha demostrado ser infértil, si no es con enfrentamientos y organización, el Estado no cederá sus intereses. Además, esa misma vía parlamentaria, es la que ha llevado a la desmovilización, frenando las luchas que se desarrollan para llevarlas al terreno parlamentario y pactar allí los desenlaces, no apostando por ellas ni fortaleciéndolas.

Para conquistar la desmilitarización de la Araucanía, la disolución del comando jungla y acabar con la represión del Gobierno y los asesinatos, es necesaria la unidad del pueblo mapuche con la clase trabajadora y los diferentes sectores oprimidos de la sociedad, que se organicen y en las calles exijan sus demandas, y que al mismo tiempo la CONFECH, las federaciones estudiantiles, el movimiento de mujeres y los organismos sindicales como la CUT y el Colegio de Profesores convoquen desde sus tribunas para que en las calles sean miles.






Temas relacionados

Comando Jungla   /   Camilo Catrillanca   /   José Antonio Kast   /   Araucanía   /   Política Chile   /   Derecho a la autodeterminación   /   Pueblo Mapuche   /   Extrema derecha   /   Represión policial   /   Pueblos originarios   /   Opinión

Comentarios

DEJAR COMENTARIO