Internacional

FALLO DE HAYA

La "declaración de Arica" encabezada por el Partido Liberal

Martes 2 de octubre

En medio de la conmoción por el fallo de la HAYA donde se le negó la demanda de soberanía al mar para Bolivia, el municipio de Arica encabezado por el Partido Liberal, encabezó junto con algunos concejales la instancia abierta de lectura de una declaración hecha desde el municipio, algunos ‘sectores sociales’ y el diputado Vlado Mirosevik.

La lectura se efectuó en el Parque Ibáñez y marcó principalmente ejes contra el ‘centralismo’ y por la ‘integración’, sin embargo, los mismos autores de la declaración entonaron el himno de Arica dentro de las instalaciones del mismo municipio y con una transmisión en vivo que supera las 300 reacciones.

La declaración de Arica, no es ‘de Arica’

En este sentido tenemos que poner énfasis en que la declaración encabezada por el municipio de Gerardo Espíndola y Vlado Mirosevik, ambos del Partido Liberal, no representa en realidad las problemáticas de la región en cuanto al tema marítimo y las relaciones con los países frontera Perú y Bolivia, por otra parte, no fue escrita en base a las visiones del conjunto de la población. Es por esto que la ‘Declaración de Arica’ es más bien una auto-proclamación del Partido Liberal desde una visión más bien regionalista pero que no se antepone a la contaminación del empresariado en las aguas de la región, a la subcontratación y precarización laboral de migrantes por parte de empresas principalmente en el sector Valle de Azapa y Lluta.

En la declaración destacamos la referencia a los discursos de Evo Morales que van a tono de ‘la Unidad nacional’ pero no hace referencia al discurso, del mismo corte, de Sebastián Piñera.

“Una vez más somos testigos sobre cómo los intereses personales del presidente Evo Morales, que aspira a reelegirse por tercera vez consecutiva, desconociendo el pronunciamiento del pueblo boliviano que rechazó su reelección, en referéndum de 2016, viene realizando ataques permanentes y sistemáticos, las que afectan las naturales y buenas relaciones que tenemos en esta zona fronteriza entre ambos pueblos, demostrando con ello que las supuestas enemistades entre nuestros países son más bien de carácter político electoral y se disfrazan como disputas territoriales” (Declaración "de Arica")

A pesar que es real que la posición del discurso de unidad nacional de Evo influye en las relaciones que se establezcan entre ambos países, la posición del gobierno de Sebastián Piñera (con quien Vlado Mirosevik hizo campaña años atrás), no es diferente, incluso, se aferra al discurso patriótico de ‘ni un centímetro de mar a bolivia’, cuando en realidad acompaña dicho discurso con las seguidas concesiones a empresas privadas no solo en cuanto al recurso marítimo, sino a los distintos recursos naturales de chile que pasan a las manos de empresarios inescrupulosos.

Contra el centralismo, pero no contra el empresariado

El discurso del Partido Liberal se enfoca principalmente en la denuncia al centralismo chileno, exigiendo una mayor cantidad de recursos y anteponiéndose ante la decisión de la HAYA pidiendo que sea cual sea el fallo este no dejara por debajo de la mesa la situación de las regiones extremas.

Sin embargo, el problema ambiental que aqueja a Chile pasa precisamente por las manos del empresariado. Arica no es excepción de esta situación, las empresas como Corpesca en más de una ocasión se han visto involucradas en la contaminación de balnearios y playas ariqueñas, como también la muerte de la flora y fauna por residuos plásticos que no son meramente responsabilidad de la ciudadanía, sino parten por las grandes emanaciones de tóxicos y deshechos producidos por las mismas empresas administradas por las familias más poderosas del país.

Esto es lo que desvía la ‘declaración de Arica’ que en realidad es la declaración del Partido Liberal. El comunicado desvía la atención a un problema de ‘administración centralista’ y no al problema de la administración y explotación del mar, que a diferencia de lo que pretende instalar la derecha y el municipio de la región de Arica diciendo ‘el mar es de todos los ariqueños/as’ ‘el mar es de chile’ o ‘con esto ganó el pueblo chileno’, es en realidad un recurso altamente explotado por las familias más ricas, contaminado a destajo por dicha administración y cuya solución no se reduce al problema entre gobiernos nacionales sino a que efectivamente pase a manos de todos y todas, administrado por las y los trabajadores, los pueblos y la juventud.

Finalmente, el problema de la administración y en manos de quienes están nuestros recursos pasan también por la pregunta de ‘quienes legislan para quienes’. El Partido Liberal deposita su confianza en el empresariado y con ellos está su bandera, no así con los problemas de subcontratación o precariedad laboral en la región.

Te puede interesar:
Declaración ante el rechazo de La Haya a la demanda de Bolivia






Temas relacionados

Corte Internacional de Justicia de la Haya   /   La Haya   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO