Sociedad

IMPUNIDAD CLERICAL

La flexibilidad de la Tolerancia Cero

El papa Francisco y su política de “tolerancia cero” ante los abusos sexuales y la corrupción en la Iglesia no aplican para el caso de Juan Barros Madrid. Éste es uno de los principales encubridores del caso Karadima y recientemente fue rectificado como obispo de Osorno. La “tolerancia cero” tampoco aplica para Gerardo Joannon, protagonista de adopciones irregulares en los años 80.

Pamela Contreras

Valparaíso, Chile

Jueves 19 de marzo de 2015 | 18:12

A las críticas realizadas por víctimas del caso Karadima, como es Cruzat y la molestia de la comunidad local, se le suma la petición de renuncia al obispo por parte de la Congregación de los Sagrados Corazones (CSC) por no ir con la nueva sintonía de “tolerancia cero” que ha intentado instalar la iglesia desde la asunción del papa Francisco.

Pese a que el Vaticano maneja la información del caso Karadima y la implicación de Juan Barros como cómplice de aquellos abusos a menores, el Papa rectifico su decisión. Una nueva señal de impunidad que hace cuestionar aún más la institución. A su vez la Conferencia Episcopal sostiene en primer término “nuestra adhesión, en espíritu de fe y obediencia, al Papa Francisco quien ha nominado a monseñor Barros como obispo de la diócesis de Osorno”.

La CSC sale enérgicamente pidiendo la renuncia de Juan Barros, mientras calla el caso de Gerardo Joannon, cura implicado en caso de adopciones irregulares en la década del 80’. Las sanciones aplicadas por la congregación católica han sido el traslado de residencia a una comunidad en Argentina. La amonestación corresponde con el resultado de la investigación interna de la congregación, donde se establece la participación del cura en la entrega irregular de dos recién nacidos, hijas de María Alicia Haussler y María Carolina Celedón. No se ha hablado de excomulgar

A dos días de las nupcias de Juan Barros como nuevo obispo de Osorno, los hechos desmienten la nueva política clerical de “Tolerancia Cero”




Temas relacionados

Iglesia Católica   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO